La Tienda Republicana

ATTAC inicia una campaña contra la aprobación del JEFTA

09/12/2018

Sin apenas eco mediático, el próximo miércoles 12 de diciembre el Parlamento Europeo votará sobre el tratado comercial de la Unión Europea con Japón JEFTA, negociado a lo largo de los últimos dos años.

El JEFTA, acuerdo de libre comercio con Japón, será votado en el Parlamento Europeo el próximo 12 de diciembre / Wikimedia

La Asociación por la Tasación de las Transacciones financieras y por la Acción Ciudadana, ATTAC, ha iniciado una campaña para protestar contra la inminente aprobación en el Parlamento Europeo del JEFTA, el acuerdo de libre comercio entre Japón y la Unión Europea que se votará en el Parlamento Europeo el miércoles 12 de diciembre a espaldas de la atención mediática.

El acuerdo, en la misma línea del malogrado TTIP con los Estados Unidos y el CETA con Canadá, establece clausulas vinculantes para los estados miembros de la Unión Europea que serán supervisados por tribunales de arbitraje con jurisdicciones ajenas al ordenamiento legal de cada uno de los países. Su planteamiento comenzó a principios del pasado año y, según denuncia ATTAC, “se ha negociado en secreto, sin consultar a los grupos de interés y sin haber realizado informes de evaluación que permitan valorar de manera informada sobre los riesgos y beneficios del tratado”.

La falta de transparencia y de fiscalización por parte de la opinión pública a los detalles del acuerdo figuran entre las principales protestas de ATTAC, que denuncia un retroceso en mecanismos democráticos frente a las corporaciones transnacionales, principales beneficiarias del acuerdo.

Además, advierten de las importantes consecuencias para las economías nacionales de la suscripción del acuerdo, que establece clausulas de liberalización de servicios y empresas públicas. “La gestión pública de hospitales, escuelas, agua o transporte público está amenazada”, advierte ATTAC.

Así mismo, también advierte sobre los elemento de intervención de las compañías en las regulaciones nacionales, a través del capítulo dedicado a la “cooperación reguladora”, que supone según la asociación un ataque a la democracia en pos de los intereses de la grandes corporaciones.

En el ámbito local, advierte que una apertura a las compañías japonesas “pone en riesgo sectores clave de la economía española”.

De cara a informar públicamente, la asociación ha invitado a la población a enviar una carta a los europarlamentarios españoles, exponiendo la preocupación por el contenido del acuerdo e instándoles a votar en contra de su ratificación.

“El tratado es un ejemplo paradigmático de las malas políticas que se negocian en la UE”, sostiene ATTAC en la carta dirigida a los europarlamentarios españoles que ha instado a enviar a toda la población concienciada. “Hoy es más urgente que nunca que el Parlamento Europeo adopte una nueva política comercial, cuya lógica se base en el cumplimiento de los derechos humanos y en la regulación estricta de las prácticas de las empresas transnacionales”, añade.