La Tienda Republicana

El juez cierra la instrucción del accidente ferroviario de Santiago con un auto de mínimos en el que obvia las responsabilidades de Renfe

07/01/2019
  • Amplía las responsabilidades al Adif e invalida la investigación llevada a cabo por el gobierno (CIAF), pero obvia las responsabilidades de Renfe.
  • El maquinista y el director de Seguridad son los únicos acusados.

Las víctimas y familiares de la tragedia ferroviaria más grave de la democracia española, ocurrida en Santiago el 24 de julio de 2013, con 80 fallecidos y 144 heridos, hemos denunciado reiteradamente que el fallo humano del maquinista no era la única causa del accidente de Alta Velocidad, sino la consecuencia de un comportamiento negligente e irresponsable que incluía a cargos de Adif, Renfe y Ministerio de Fomento.

Las víctimas y familiares estamos satisfechos porque el juez haga responsable, no sólo al maquinista sino también al director de Seguridad de Adif, Andrés Cortabitarte, pero consideramos que es insuficiente y lo recurriremos.

El auto, deja meridianamente claro que por parte de Adif no se realizó el análisis de riesgos que era preceptivo en dos ocasiones:

  • Hubo modificaciones importantes del proyecto original, cuando era ministro de Fomento José Blanco, “cuya repercusión en la seguridad resulta obvia sin que conste que previamente se hubiere evaluado el riesgo que dichos cambios pudieran comportar para la seguridad”.

  • En un segundo momento, con Ana Pastor al frente de Fomento, cuando se produjo la desconexión del sistema de seguridad ERTMS, porque este generaba retrasos, “sin previamente realizar una evaluación del riesgo que tal desconexión pudiera comportar para la seguridad en la circulación”.

Recurriremos el auto, ya que entendemos que existen más responsabilidades penales por parte de Renfe, ya que tenía constancia por escrito de un aviso de un jefe de maquinistas sobre la peligrosidad de la curva de Angrois y, sin embargo, no actuó en consecuencia, tal y como obliga la Directiva de seguridad ferroviaria 2004/49, para controlar los riesgos y prestar un servicio de manera segura. Incluso Renfe debía de contar con procedimientos para detectar los riesgos relacionados con la definición de puestos y carga de trabajo, incluida la comunicación por teléfono que fue la desencadenante del despiste del maquinista.

Además, tras este auto exigimos nuevamente al ministro de Fomento, el Sr. Ábalos:

  1. El cese inmediato de Andrés Cortabitarte, que aún ocupa un puesto de libre designación en Adif.

  1. Y el cese de los miembros de la Comisión de Investigación de Accidente Ferroviarios (CIAF) para que se realice una Investigación técnica independiente, ya que la que hizo por encargo del Gobierno queda nuevamente invalidada, como ya ocurrió con el demoledor informe de la UE.

Hace dos meses solicitamos una reunión al ministro y aún no tenemos respuesta, que esperamos llegue después de este auto.

Plataforma Víctimas Alvia 04155

4 de diciembre de 2018