La Tienda Republicana

Más de 100 jóvenes trans de Andalucía se han dado cita en Sevilla para abordar temas relacionados con la salud, la educación y el acceso al mercado laboral

25/11/2018

En Sevilla, los días 23 y 24 de Noviembre han tenido lugar las IV Jornadas Trans Andaluzas, celebradas en el Albergue Inturjóven y Facultad de Física de la Universidad de Sevilla.

El encuentro, organizado por la Asociación de Transexuales de Andalucía Sylvia Rivera, con la colaboración de Instituto Andaluz de la Juventud, ha reunido a más de 100 jóvenes trans andaluces, familiares y profesionales de diversos sectores.

Fotografía del final de las jornadas en Sevilla / ATA

Un año más,  con el objetivo de promover valores democráticos de solidaridad, inclusión y una cultura de respeto a la identidad sexual y expresión de género, se han tratado diversos temas de interés entre los que destacamos los relacionados con el ámbito de la salud, condiciones laborales y educación.

Del debate de estas jornadas,  el colectivo trans  exige al nuevo gobierno saliente de  las urnas el día 2 de diciembre, que cumplan urgentemente con la PNL aprobada por unanimidad del Pleno del Parlamento Andaluz, referente a que las cirugías de las personas trans, entren dentro del Decreto de Garantía, ya que estas no son una cuestión cosmética ni estética. El objetivo es acabar con el sufrimiento que supone estar en una lista de espera que no tiene fin, donde 8 de cada 10 intervenciones terminan realizándose la sanidad privada, perjudicando la precaria situación económica de las familias a las que no les queda otra opción.

En el ámbito laboral, se señala que después de cuatro años de la aprobación de la Ley Trans, es hora de llevar a cabo políticas activas de empleo que luchen contra la precariedad y exclusión laboral de las personas trans. Como medida, se propone que el colectivo de personas trans andaluzas sea incluido en el grupo de riesgo de exclusión social y laboral. De esta forma el sector empresarial se puede beneficiar de los incentivos de contratación existentes. Del mismo modo, y siguiendo el ejemplo de Aragón, se propone la reserva del 1% de la oferta de empleo público en la Administración y de las empresas subcontratadas de la misma, para las personas trans.

Respecto a educación, aunque actualmente el colectivo trans andaluz goza del respeto que se merece, se considera necesario revisar el currículum académico para que las identidades trans formen parte del mismo, y se suprima cualquier definición o mención que contemple las identidades trans como una  patología o se difunda mensajes que perpetúen la no naturalidad de la condición  trans.

Por otra parte, desde Andalucía, se insta al inminente trámite parlamentario de la Ley Trans Estatal, una herramienta que se hace imprescindible para la reparación y la protección jurídica del derecho a la libre determinación de la identidad sexual y expresión de género de las personas trans.