La Tienda Republicana

CGT condena la falsa separación de poderes en un Estado “democrático” que obedece a quien le paga

07/11/2018

Desde el 2010 a la actualidad, las leyes han permitido que las clases asalariadas pierdan miles de millones de euros que han sido entregados, sin ningún pudor, a la Banca.

Escrache frente al Supremo, esta mañana

La Confederación General del Trabajo (CGT) y ante la decisión del Tribunal Supremo consistente en dar la razón a los bancos y fallando que sean las usuarias las que paguen el impuesto de las hipotecas, ha emitido un comunicado denunciando la falta de separación de poderes en el Estado español.

CGT ha señalado que los diferentes gobiernos vienen asegurando los beneficios de la Banca, a través de la puesta en marcha de una legislación contraria a la mayoría social, y que solo repercute en unos pocos con la desposesión de derechos fundamentales y los servicios públicos de toda la ciudadanía. Según la organización anarcosindicalista, el Estado siempre va a preservar los intereses de quienes pagan aunque esto signifique cambiar las reglas del “juego democrático”.

Desde el 2010 a la actualidad se han expoliado miles de millones de euros públicos para destinarlos a “salvar” a la Banca. La clase política de turno sirve a los intereses financieros en contra de la mayoría social a la que dice representar.

CGT considera aberrante que el Estado, a través de todos sus poderes (Legislativo, Ejecutivo y Judicial) haya avalado y creado leyes con el único propósito de proteger y asegurar el buen funcionamiento del mercado, mientras miles de personas han sido desahuciadas de sus viviendas, despedidas de sus empleos y limitadas en otros muchos derechos esenciales para el desarrollo de una vida digna.

CGT ha recordado, una vez más, que la única lucha para revertir todo este daño está en la organización de las clases populares en la calle y desde la calle, poniendo el énfasis no solo en combatir al capitalismo sino también sobre quienes ejercen de “árbitros” del sistema.