Teresa Rodríguez responde a Díaz y la reta a debatir sobre Navantia en RTVE

25/10/2018

La candidata de Adelante Andalucía señala que la presidenta tiene miedo a un cara a cara en televisión porque carece de proyecto para la comunidad autónoma.

Teresa Rodríguez, junto a Antonio Maíllo en un encuentro con 'las Kellys', el colectivo de camareras de piso de hotel, esta mañana

La candidata a la Presidencia de la Junta por Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, ha retado hoy a la candidata del PSOE-A, Susana Díaz, a aceptar el cara a cara propuesto por RTVE y debatir públicamente sobre la situación de Navantia y el abandono industrial al que PSOE y PP han sometido a la Bahía de Cádiz en los últimos 30 años.

Estas declaraciones se producen tras los ataques de Díaz a Podemos en el día de ayer “aprovechando una vez más sus viajes oficiales como presidenta para hacer campaña electoral”. Así, la candidata de Adelante Andalucía ha afirmado que Díaz “carece de credibilidad” para hablar de los trabajadores del metal de la bahía cuando “ha traicionado sistemáticamente” todos los compromisos que adquirió con las familias de Delphi, de Santana o de los Astilleros de Huelva.

Para la coordinadora de Podemos Andalucía, el PSOE tiene que pedir perdón antes de hablar de la bahía de Cádiz, toda vez que no paga las deudas pendientes con los ayuntamientos y ha votado contra todas las enmiendas presentadas al presupuesto para los planes específicos de empleo para la provincia. “PP y PSOE desmantelaron el sector naval y dejaron la plantilla bajo mínimos generando precariedad y explotación”, ha alegado Rodríguez, que cree que Susana Díaz debe “pedir perdón por esta traición” y “dar la cara públicamente” para confrontar en un debate en RTVE las propuestas para garantizar el empleo y reindustrializar la comarca.

“Susana Díaz tiene miedo a debatir porque no tiene proyecto que ofrecer a los andaluces”, ha indicado Rodríguez, que ha pedido a la presidenta que deje de esconderse en el papel institucional para interpelar a líderes nacionales y asuma que los militantes del PSOE le dieron la espalda en las primarias. “Aunque no le guste, ahora su sitio está en Andalucía y tiene la obligación democrática de debatir con los lideres andaluces”, ha sentenciado.