La Tienda Republicana

Boro: "estos señores han mentido, no hubo ninguna agresión por mi parte, y lo más probable es que dichas lesiones, en caso de ser reales, fueran causadas por ellos mismos mientras apaleaban al grupo de periodistas"

  • En el juicio de ayer la Fiscalía rebajó de 6 a 2 años de cárcel y 4.860€ de multa la petición de condena al periodista de La Haine.
  • La policía identifica a cinco ciudadanos por pedir libertad de expresión frente a los juzgados con una pancarta.
  • Boro LH: "Identificado por ir a mi propio juicio. Todo muy democrático y tal..."

La Fiscalía redujo su petición contra el periodista Jorge Correa 'Boro' a dos años de prisión y una multa en la vista oral celebrada ayer en el juzgado número 6 de Madrid. El periodista lo había dejado bien claro poco antes: "Me han acusado de atentado a la autoridad pero lo que hubo fue un atentado a la prensa". La fiscal ha pedido en el juicio dos años de prisión para el periodista del medio contrainformativo La Haine Jorge Correa ‘Boro’, acusado de «atentado a la autoridad» durante la protesta conocida como «Jaque al rey» celebrada el 29 de marzo de 2014 en Madrid. También está acusado de dos delitos de lesiones, por los que ahora se le pide una multa de 4.860 euros, en vez de los cuatro años de prisión que se solicitaban en sus conclusiones previas.

El abogado de Boro, Erlantz Ibarrondo, ha pedido la libre absolución del periodista y ha señalado las contradicciones en las declaraciones de los policías, a los que acusa de mentir. Y las contradicciones son manifiestas: el en atestado de marzo de 2014, los agentes hablaban de "puñetazos" pero en sus recientes declaraciones se refieren a "patadas". Uno de los policías ha negado ahora haber recibido agresión alguna y declara que su empaste dental se rompió al caer al suelo cuando redujo al periodista. Para colmo, tres de ellos no reconocen a Boro como la persona que les agredió, y ninguno de los policías llevaba su identificación reglamentaria el día de la detención.

En su alegato, Boro ha repetido que la policia miente, y ha solicitado su libre absolución: "estos señores han mentido, no hubo ninguna agresión por mi parte, y lo más probable es que dichas lesiones, en caso de ser reales, fueran causadas por ellos mismos mientras apaleaban al grupo de periodistas [...] Lo hacen porque necesitan un cabeza de turco para justificar su salvaje actuación de aquel día [...].

En la ultima semana, las muestras de solidaridad con Boro LH se han multiplicado en Euskal Herria y en diferentes puntos del Estado español. Por contra, el Colectivo Editorial de La Haine ha denunciado reiteradamente como los medios propiedad de grandes grupos de comunicación mencionaron en su día agresiones a la prensa “mientras se realizaba una detención”, pero todos ellos (con la única y honrosa excepción del diario Público) omitían el hecho de que la persona detenida se encontraba en la manifestación realizando un trabajo periodístico para La Haine. Y lo omitieron a pesar de que estas imágenes, en las que Boro gritaba ante las cámaras su condición de periodista, fueron ampliamente difundidas en las redes sociales. Parece haber un consenso entre los citados medios en omitir este dato. Después, el caso se ha silenciado en la mayor parte de ellos.