La Tienda Republicana

San Blas-Canillejas muestra su repulsa ante la utilización de reivindicaciones vecinales por parte de grupos neonazis

19/09/2018

Más de veinte asociaciones, colectivos y partidos políticos se han sumado hasta el momento a un comunicado de repulsa contra la manifestación convocada a través de redes sociales para el próximo 29 de septiembre en el barrio de Canillejas (Madrid).

Movilización de extrema derecha en Madrid, imagen ilustrativa / Archivo

El movimiento vecinal y el tejido asociativo del distrito madrileño de San Blas-Canillejas están en pie de guerra. El motivo no es otro que la utilización de una serie de reivindicaciones vecinales por parte de uno de los grupos de extrema derecha más violentos de la ciudad, las autoproclamadas ‘Juventudes Canillejas’, para salir a la calle a mostrar sus ideas xenófobas y fascistas mediante la convocatoria de una manifestación el próximo 29 de septiembre.

Fue justamente a través de las redes como las asociaciones y colectivos descubrieron que uno de los principales convocantes de la movilización ultraderechista es Alberto Ayala Cantalicio, líder histórico de la formación ultra, que supuestamente, junto a Antonio Menéndez (alias “El Niño) alcanzó el liderazgo de Ultras Sur del Real Madrid tras un conflicto interno entre los denominados “veteranos” y los “jóvenes ultras” que ellos lideraban. Entre 1995 y 2003 Ayala fue detenido en ocho ocasiones por atentados, lesiones, daños, delitos contra las personas y los derechos fundamentales, delitos de odio, o agresiones a los agentes de la autoridad, en una muestra de su historial delictivo.

Los activistas y colectivos del distrito lo identifican como “extremadamente violento”, y apuntan a un historial de agresiones con arma blanca. También señalan que estuvo al frente de Combat España, considerado en su día el grupo neonazi más peligroso de la ciudad, y figuró como cabeza de lista de ‘La Falange´ para las elecciones autonómicas de Madrid en 2007.

Actualmente, apuntan, se le vincula con las ‘Juventudes Canillejas’ (pese a contar ya con cuarenta y cinco años de edad) y al colectivo ‘Hogar Social Madrid’ (HSM), la formación de ultraderecha más activa dentro de la capital en la actualidad.

Dado el historial delictivo de los cabecillas de la convocatoria, los colectivos vecinales apuntan que “es más que chocante que en los comunicados a los que hemos tenido acceso sean los miembros de esta organización ilegal los que protesten por ‘la inseguridad’ que según los convocantes se vive en el barrio”. Un grado de inseguridad que, según los firmantes del comunicado de repulsa frente a esta movilización, de darse, debería ser atribuido a sus prácticas callejeras que llevan atemorizando al barrio durante años.

“Aprovechando lo que en un principio iba a ser una protesta vecinal y tratando de llevársela a su terreno, se están repartiendo pasquines en los que se habla de una supuesta ‘prioridad de los ciudadanos extranjeros a las ayudas públicas’, sembrando así parte de su discurso xenófobo bajo una acusación sin pruebas y que únicamente busca el enfrentamiento racial y atenta contra la convivencia”, denuncian los colectivos vecinales.

También señalan a la instrumentalización que vienen realizando los grupos ultraderechistas en sus comunicados de los problemas ocasionados en el distrito por el traslado del Atlético de Madrid al estadio Wanda Metropolitano.  Según apuntan, en numerosos pasquines repartidos por los ultras, se señala a una “discriminación hacia los vecinos respecto al Wanda Metropolitano” lo que podría tener que ver con la vinculación de los grupos fascistas con los grupos ultras de fútbol.

Las asociaciones y colectivos del distrito han emitido un comunicado en rechazo a la convocatoria y están tratando por todos los medios hacer llegar a las vecinas y vecinos de Canillejas la realidad de quién está detrás de esta protesta. Una tarea no facilitada por los medios de comunicación mayoritarios, según indican, poniendo como ejemplo la falaz y benévola imagen proyectada de la convocatoria ultra por el diario ultramontano ABC en un artículo titulado Los vecinos de Canillejas se rebelan contra la suciedad, publicado el pasado 4 de septiembre.

Especialmente preocupados por la cobertura mediática que desde el periódico ‘ABC’ se ha dado a la movilización en un artículo titulado Los vecinos de Canillejas se rebelan contra la suciedad. Los colectivos del distrito denuncian que detrás de esta noticia no existe ningún tipo de investigación periodística para esclarecer quienes son los convocantes reales de la movilización y con qué intención.

Convencidos de que su distrito no puede ser el escenario para la difusión de las ideas de odio, el racismo, la homofobia, y el fascismo, la inmensa mayoría de asociaciones y colectivos con presencia en el barrio han decidido unirse para mostrar su repulsa ante esta situación, animando a las vecinas y vecinos que de buena fe quieren plantear legítimas reivindicaciones democráticas, a no dejarse utilizar por los grupos de ultraderecha que operan en el barrio.

El comunicado suscrito por los colectivos del distrito