La Tienda Republicana

Willy Toledo en libertad provisional a la espera de la decisión del juzgado de instrucción

13/09/2018

El actor ha salido esta mañana en libertad provisional sin fianza tras la vista oral en el juzgado de instrucción número 11 de Madrid. El juez instructor tendrá que decidir, escuchadas las partes si admite la querella presentada por la Asociación de Abogados Cristianos, la entidad ultramontana que presentó una querella criminal contra él por sus publicaciones a favor de las manifestantes de la “procesión del Coño Insumiso”.

Guillermo Toledo a la salida de los juzgados / CZM

Acompañado por la policía tras la orden de detención dictaminada por el tribunal, el actor Willy Toledo ha comparecido ante juzgado de instrucción número 11 de Madrid en la vista previa oral por la querella criminal presentada por la Asociación de Abogados Cristianos. El juez instructor ha dictaminado su libertad condicional sin fianza tras recibir la declaración de la abogada de Toledo solicitando la archivación del caso.

Toledo ha salido de los juzgados tranquilo, manifestando a los medios de comunicación que va a persistir en su línea de desobediencia civil ante lo que considera “un absurdo y un atentado contra la libertad de expresión”, como es la presencia de los artículos que permiten su enjuiciamiento por ofensa a los sentimientos religiosos. El actor ha indicado es la única forma por la cual realmente se puede luchar contra una injusticia.

“La historia ha demostrado en incontables ocasiones que la única manera de derribar una injusticia es mediante la desobediencia”, ha afirmado de forma contundente a la salida de los juzgados. Toledo ha aprovechado la ocasión para reiterar su apoyo a las chicas procesadas por la manifestación del Coño Insumiso y a los condenados por el caso Altsasu. Según ha manifestado, confía en que este gesto sirva para reabrir el debate público sobre la libertad de expresión y que de una vez por todas se supriman los articulados penales que permiten perseguir y encarcelar a la gente por la manifestación pública de sus opiniones.

“He recibido llamadas de medios de comunicación de buena parte de Europa y del Mundo y, he de deciros, no caben su asombro con lo que está sucediendo en este país, en general”, alertaba.

El actor, en una situación inaudita, se ha visto obligado a pasar más de 20 horas en un calabozo a la espera de su personación ante el tribunal tras haber sido detenido en su domicilio ayer por la tarde. Durante los días previos había comunicado públicamente su localización, con lo que no existía el más mínimo riesgo de fuga, habiendo convocado incluso un “acto de vigilia” en el Teatro del Barrio en Lavapiés. Acto que, a pesar de la ausencia de Toledo, ya detenido, continuó celebrándose con la asistencia de cientos de personas que abarrotaron el local en apoyo a la libertad de expresión.

Ayer por la tarde, su abogado, Endika Zulueta, denunciaba a través de las redes sociales que la policía le había impedido reunirse con su cliente. También de forma inaudita, el juez se declaró “inhábil” para especificar si el letrado tenía derecho a reunirse en las instalaciones policiales antes de acudir a los juzgados de Plaza de Castilla.

Escuchadas las partes, el juzgado de instrucción número 11 de Madrid deberá decidir ahora si prospera la demanda de la ultramontana Asociación de Abogados Cristianos y procesa a Willy Toledo por un delito de “ofensas a los sentimientos religiosos”.

Teatro del Barrio / C. Ruiz