La multinacional Vestas anuncia el “cierre total” de su fábrica en León

La empresa industrial centrada en la manufactura de aerogeneradores trasladará su producción a China y la India, dejando en la calle a sus 362 trabajadores a pesar de haber recibido 16 millones de euros en ayudas del erario público.

Una de las concentraciones de la plantilla de Vestas este verano / CGT

La multinacional danesa Vestas ha anunciado definitivamente la clausura total de su planta en Villadangos del Páramo, que según ha puesto en comunicación de sus empleados, se ejecutará en los próximos treinta días.

Según parece, la compañía tiene intención de deslocalizar la producción, trasladando las líneas a países como China y la India con el objetivo de abaratar al máximo los costes de manufactura.

La empresa venía anunciando su intención de cerrar la mayor parte de la planta desde hace meses, lo que suscitó una serie de movilizaciones por parte de la plantilla, con la convocatoria de huelgas y manifestaciones, tanto en la capital leonesa como en Madrid. Desde el Comité de Empresa se exponía la total oposición a esta política de deslocalización cuando la compañía ha facturado beneficios por un valor de 236 millones de euros solo en el primer semestre de 2018.

La compañía, además, había recibido millonarias subvenciones destinadas a investigación, empleo e I+D. A partir del mes de junio, justo con la conclusión del plazo de reclamación de 12,5 millones de euros en ayudas ligadas al mantenimiento del empleo en la factoría de la provincia de León para evidenciar que no contaba con absolutamente ningún plan industrial para las instalaciones.

La decisión ha tomado por sorpresa por su unilateralidad tanto al comité de empresa como a los representantes gubernamentales. Las organizaciones sindicales mantenían la convocatoria de huelgas hasta el día 31, mientras el Comité de Empresa tenía previsto reunirse hoy mismo con la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, y el de empleo, Carlos Fernández Carriedo.

Desde la Junta de Castilla y León denuncian también la actitud de la compañía, que se negó a mantener una reunión con los delegados y consejeros hasta el momento en que decidió anunciar el cierre total de las instalaciones.

Reunión de emergencia en Dinamarca

Según han anunciado fuentes oficiales, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y la Junta de Castilla y León están tratando de concertar una cita en Dinamarca con el consejo de administración de Vestas para intentar que retire el anunciado ERE extintivo de toda la plantilla, a cambio de las ayudas que ambas administraciones ofrecen para el caso de que la firma danesa presente un plan industrial.