La Tienda Republicana

Los sindicatos CGT, CNT, SAT y USTEA alertan sobre los servicios mínimos abusivos que impone la Junta de Andalucía

21/06/2018

Actualmente, están interpuestas demandas por los servicios mínimos de las huelgas de profesorado interino en la Educación pública no universitaria en Andalucía y de Profesorado Ayudante Doctor y Contratado Doctor interino en educación universitaria en las universidades de Granada, Málaga y Sevilla.

En el día de hoy, jueves 21 de Junio de 2018, las organizaciones sindicales Confederación General del Trabajo en Andalucía (CGT-A), Confederación Nacional del Trabajo de Andalucía (CNT Andalucía), Sindicato Andaluz de Trabajadores/as (SAT) y la Unión de Sindicatos de Trabajadoras y Trabajadores en Andalucía (USTEA) han denunciado públicamente en rueda de prensa los servicios mínimos abusivos impuestos tanto por la Consejería de Educación como por la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio de la Junta de Andalucía en las huelgas que vienen desarrollándose en servicios públicos.

Estos servicios mínimos son del 100% para todo tipo de evaluaciones (incluyendo exámenes) en la educación universitaria, mientras que en el caso de las enseñanzas no universitarias abarcan la totalidad de las actuaciones relacionadas con la calificación de todas las materias en todas las enseñanzas. Se trata de servicios mínimos abusivos que conculcan el derecho constitucional a huelga y que intentan desactivarlo, afirman estos sindicatos.

En esta línea, los sindicatos aportan como pruebas evidentes de este ataque directo al derecho a huelga por parte de la Junta de Andalucía varias sentencias recientes en las que la Junta de Andalucía ha sido condenada en el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA)  por vulnerar el derecho a huelga. Por ejemplo, el pasado mes de febrero de 2018, el TSJA dio la razón al Comité de Empresa de la Universidad de Sevilla, estimando que los servicios mínimos planteados por el Rector y la Junta de Andalucía fueron desproporcionados y no justificados. Este abuso de autoridad, que atenta contra el derecho a huelga, queda aún más en evidencia cuando, de cara a otras convocatorias de huelga, no se impusieron servicios mínimos en la Universidad Hispalense. De forma parecida, en la huelga de la Educación no universitaria que comenzó el 12 de marzo, a la Consejería le pareció suficiente con un miembro del equipo directivo por centro. Por el contrario, en la presente huelga se establece como servicios mínimos todo el personal necesario para las evaluaciones. “A la Junta, en el fondo, solo le preocupa que evaluemos”, señalan desde CNT Andalucía: “no les importan las clases ni las condiciones de precariedad de buena parte del profesorado”. En la misma línea, el TSJA anuló este mes de junio los servicios mínimos impuestos por la Junta de Andalucía para la sanidad pública durante la huelga feminista del pasado 8 de Marzo, en respuesta a una demanda de CGT-A. Igualmente, en mayo de este mismo año, el TSJA declaró ilegales los servicios mínimos impuestos por la Consejería de Empleo en el mantenimiento del servicio público de emergencias 112.

Actualmente, están interpuestas demandas por los servicios mínimos de las huelgas de profesorado interino en la Educación pública no universitaria en Andalucía y de Profesorado Ayudante Doctor y Contratado Doctor interino en educación universitaria en las universidades de Granada, Málaga y Sevilla.

Los sindicatos también han anunciado, que de seguir la Junta de Andalucía en la misma línea de vulneración de derechos fundamentales, se plantean acudir a la Defensoría del Pueblo Andaluz y a cuantas instancias fuese procedente.

CGT-A, CNT, SAT y USTEA.