La Tienda Republicana

Las trabajadoras domésticas reclaman sus derechos en el Senado

12/06/2018

La ley estableció en 2012 que en el próximo ejercicio de 2019 los empleadores de trabajadoras domésticas cotizarían por su remuneración mensual total y que se tendrían en cuenta las bases de cotización establecidas para cada año.

La enmienda 6.777, introducida en los Presupuestos Generales del Estado por el Partido Popular, con el apoyo de Ciudadanos, PNV, Nueva Canarias, Foro Asturias y Unión del Pueblo Navarro, impedirá que las empleadas domésticas coticen en el Régimen General de la Seguridad Social hasta 2024.

Representantes de las trabajadoras domésticas han reclamado hoy en el Senado su inclusión en el Régimen General de la Seguridad Social. FOTO: Irene Lingua

Representantes del Grupo Turín, del Observatorio 'Jeanneth Beltrán' y de otros colectivos de trabajadoras del hogar han reclamado en el Senado que se retire la enmienda 6.777 del debate de los Presupuestos Generales del Estado. Esta enmienda, que retrasa 5 años la equiparación de las cotizaciones en la Seguridad Social para las trabajadoras de hogar, fue introducida en los Presupuestos Generales por el Partido Popular con el apoyo de Ciudadanos, PNV, Unión del Pueblo Navarro, Nueva Canarias y Foro Asturias. La enmienda, además, pasa por encima del Real Decreto 1620/2011, por el que se regula la relación laboral de carácter especial del servicio del hogar familiar y que preveía que el 1 de enero de 2019 las empleadas domésticas cotizaran en el Régimen General de la Seguridad Social, tal y como hacen todos los trabajadores y trabajadoras.

Tras efectuar declaraciones a la prensa, las representantes de las trabajadoras domésticas se han reunido con Óscar Guardingo, portavoz de Empleo de Unidos Podemos en el Senado, y con Maria Freixanet, senadora de En Comú Podem y portavoz de Igualdad. En el encuentro, en el que han participado integrantes de otras fuerzas parlamentarias, han estado también presentes Alberto Rodríguez, Ana Marcello y Aina Vidal, diputado y diputadas de Unidos Podemos en el Congreso. Durante el encuentro los representantes políticos han escuchado las demandas del colectivo y han trazado una estrategia común para conseguir que la enmienda 6.777 sea finalmente retirada de los PGE.

Rafaela Pimentel, representante del Grupo Turín, ha definido la actitud del Partido Popular como "una puñalada para las trabajadoras del hogar, que esperábamos entrar en el Régimen General de la Seguridad Social en 2019 como el resto de trabajadores y trabajadoras". Pimentel ha denunciado además que "No tenemos derechos y a nuestro sector no se le reconoce".

Donatilda Gamarra, portavoz del Observatorio 'Jeanneth Beltrán', ha exigido "coherencia a las autoridades y al PSOE" para exigir no "ser engañadas como lo hemos sido con el anterior Gobierno". Maria Freixanet, portavoz de Igualdad de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea en el Senado, ha recalcado que "es inaceptable que las trabajadoras del hogar no tengan los mismos derechos que el resto de trabajadores y trabajadoras", apuntando que "se mantienen con  esta enmienda en un régimen de transitoriedad que no llega a equipararse al resto de trabajos".

 

En abril, Mariano Rajoy se reunía con el colectivo de empleadas del hogar. Los medios titulaban: Rajoy escucha las reivindicaciones laborales de las "kellys"