El PCA pide a la Junta que proteja a las temporeras de la fresa y se asegure de que no vuelven a repetirse los abusos

07/06/2018

El Partido Comunista de Andalucía (PCA) ha reclamado en el día de hoy que la Junta de Andalucía “asegure en todo momento que las mujeres de la actual campaña de la fresa tengan acceso a la red de servicios públicos, la red de protección social y a los acompañamientos recogidos en las leyes distintas leyes orgánicas y andaluzas”.

Tras la denuncia, recogida en varios medios de comunicación, de las condiciones de explotación laboral y acoso sexual en las que se desarrolla el trabajo de las mujeres migrantes en dicha campaña, la responsable del área feminista del PCA, Elena Cortés, ha asegurado que el PCA seguirá “trabajando para asegurar que estas condiciones no vuelven a producirse en las campañas del próximo año”. En este sentido, Cortés ha apuntado que “es necesario blindar la agricultura andaluza de situaciones de violencia laboral y de género, asegurar la generación de empleo estable y de calidad e incrementar las inspecciones para que a las trabajadoras migrantes no se les pague por debajo del convenio”.

Cortés ha recordado que la diputada de IU en el Congreso de los Diputados, Isabel Salud, preguntó al Gobierno central sobre la explotación laboral de las mujeres y la violencia patriarcal hacia las mujeres migrantes. De hecho, la propia Cortés hizó lo propio con el Gobierno andaluz en sesión plenaria, a raíz de lo cual Cortés ha apuntado que “esta realidad ha pasado por encima a la Junta, que no ha sido capaz ni de detectar ni de atender a estas trabajadoras”.

La responsable del área feminista del PCA ha asegurado que “se ha mostrado la ineficacia de sus políticas públicas para la detección, atención y erradicación de la violencia de género, también en colectivos de mujeres vulnerables”.

Ante ello, la diputada andaluza exige al nuevo Gobierno central que “se preocupe por revisar las condiciones de los contingentes de trabajadoras en origen, por asegurar que la inspección de trabajo funciona y que en ningún caso se paga por debaje del convenio colectivo”.

En última instancia, Cortés ha llamado “al conjunto de la sociedad onubense y andaluza, a las organizaciones sociales, sindicales y feministas a seguir siendo parte activa de la lucha de las trabajadoras y trabajadores por unas condiciones dignas de vida y de trabajo en el campo andaluz, libre de explotación laboral y libre de violencia de género”.