La Tienda Republicana

El Parlamento andaluz da luz verdad a la creación de un observatorio público para la calidad del aire a petición de Podemos

22/05/2018

El PSOE, único partido que se opone a realizar un seguimiento exhaustivo de la contaminación atmosféricas en zonas industrializadas de Andalucía.

Contaminación de la industria en Huelva

La Comisión de Salud del Parlamento de Andalucía ha aprobado una iniciativa de Podemos a través de la cual se insta al Gobierno autonómico a crear el Sistema Andaluz de Vigilancia Epidemiológica para el control y contención de la contaminación atmosférica. La propuesta ha sido respaldada en su totalidad y ha contado con el apoyo de todas las fuerzas políticas salvo en aquellos puntos en los que se solicitan medidas de seguimiento específico en zonas de alta concentración contaminante como los polos industriales de Cádiz, Huelva o las capitales de provincia, medidas a las que sólo PSOE-A se ha mostrado contrario.

La proposición no de ley recoge medidas de gran calado solicitadas por la comunidad científica como la evaluación de los niveles contaminantes y la exposición de la población andaluza a los mismos de forma continua y en tiempo real, así como la monitorización continuada de las enfermedades agudas y crónicas vinculadas a la contaminación en las zonas industrializadas y las capitales de provincia.

Asimismo, la iniciativa de Podemos incluye medidas de prevención para grupos poblacionales vulnerables ante los niveles de alta contaminación atmosférica, la creación de planes de alerta para protección de la salud, así como introducir en los diferentes planes y programas del Gobierno la valoración de su impacto sobre la salud pública y garantizar el acceso de la ciudadanía, medios de comunicación e investigadores a la información relevante y al estado de la contaminación atmosférica en Andalucía y sus efectos sobre la salud.

Según ha explicado el portavoz de Salud de Podemos Andalucía, Juan Antonio Gil, la contaminación atmosférica se ha convertido en uno de los factores ambientales que mayor impacto puede tener sobre la mortalidad y morbilidad en las sociedades occidentales. En este sentido, ha argumentado que las partículas aéreas son el principal “gatillo” que dispara el proceso de infarto de miocardio, aumenta la incidencia de la hipertensión, de accidente cerebrovascular, y de otras enfermedades cardiovasculares. Además, se asocian a enfermedades respiratorias, como el asma o la EPOC.

En esta línea, la Agencia Internacional para la investigación del Cáncer (IARC), el principal organismo científico mundial para el cáncer ha declarado a la contaminación atmosférica y específicamente a las partículas, como agentes cancerígenos para las personas, considerándolas causa probada de cáncer de pulmón.

Contaminación ambiental en Andalucía

Según los últimos estudios conocidos de calidad del aire en la comunidad autónoma, las ciudades andaluzas están seriamente afectadas por la contaminación atmosférica. Algunas capitales, con frecuencia, superan los niveles establecidos por las directivas europeas y, con mucha frecuencia, los niveles guía de la Organización Mundial de la Salud sobre calidad del aire para la protección de la salud humana. De hecho, algunas áreas de Andalucía tendrían que reducir sus niveles de partículas en magnitudes alrededor del 40% para garantizar una calidad del aire sin riesgos para la salud de la población.

La principal fuente de contaminación atmosférica en Andalucía es el tráfico, si bien los sistemas de calefacción son también una fuente de exposición a la contaminación atmosférica. La industria, por su parte, tiene un peso menor que en otras comunidades dado el bajo índice de industrialización de Andalucía, sin embargo, su elevada concentración en puntos concretos las convierte en fuentes de contaminación atmosférica de alto impacto en la salud. Estas zonas son principalmente la Ría de Huelva, el Campo de Gibraltar y, en menor medida, algunas zonas de las provincias de Jaén, Sevilla, Granada o Almería.