La Tienda Republicana

Colectivos feministas, plataformas y partidos califican el incremento del presupuesto para violencia de género como insuficiente

El incremento hasta los 130 millones de euros de la partida presupuestaria dista mucho aún de los 200 millones prometidos por la ministra de Igualdad Dolors Montserrat para ejecutar medidas concretas para atajar la violencia machista. Organizaciones y plataformas feministas califican el incremento de “mero maquillaje” y “electoralismo”, al tiempo que denuncian la falta de compromiso real del gobierno.

Movilización del 16 de mayo en Barcelona / @PortalAnticap

El Partido Popular pactó ayer con otros seis grupos parlamentarios (Ciudadanos, PNV, UPN, Foro Asturias, Coalición Canaria y Nueva Canarias) un incremento de 50 millones a la partida para tomar medidas contra la violencia de género en el marco del Pacto de Estado contra la Violencia de Género. Con este incremento, el presupuesto destinado a esta materia alcanza los 130 millones de euros, aún muy lejos de los 200 millones prometidos por el gobierno desde que se firmó el Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

Para los colectivos y organizaciones feministas, el acuerdo parlamentario no solo es insuficiente, sino que demuestra una falta de compromiso real por parte del gobierno y las fuerzas políticas que alcanzado el acuerdo absolutamente fuera de lugar. En este sentido, la Plataforma 7 ha denunciado en un comunicado que el acuerdo “vulnera el Pacto de Estado contra la Violencia de Género y es ni más ni menos que un ejercicio de electoralismo barato”.

El anunciado acuerdo de incremento llega después de las multitudinarias movilizaciones que tuvieron lugar el miércoles pasado en todo el estado para protestar contra el incumplimiento de las promesas presupuestarias. Según Nora García Nieves, Coordinadora del área de mujer de IU Madrid, es esta presión del movimiento feminista la que “ha logrado arrancar una dotación mayor, aunque absolutamente insuficiente”. La responsable del área de mujer de la coalición electoral sostiene además que “este no debería ser el trabajo del movimiento feminista y pone en evidencia la falta de seriedad y compromiso por parte del gobierno” frente a la violencia machista.

En el mismo sentido, desde la Plataforma 7N, denuncian que no es suficiente y que tan solo pretende lavar la cara del gobierno sin alcanzar los compromisos adquiridos en la materia. “No vamos a tolerar tomaduras de pelo como la que nos han presentado”, concluye en este sentido su comunicado.

La Fundación Mujeres también ha manifestado su rechazo al acuerdo que considera un acuerdo entre grupos políticos para incumplir los propios acuerdos del Pacto de Estado. “Los partidos que están pactando los presupuestos están colaborando con el Gobierno en el incumpliendo la dotación presupuestaria del Pacto de Estado, tanto para éste como para futuros ejercicios”, sostienen desde la Fundación. “Para el Congreso, actor principal del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, ningún acuerdo que minore los 200 millones anuales comprometidos (1.000 millones de euros en 5 años), debería ser válido”, añaden.

Presupuesto destinado a los municipios y autonomías

El Pacto de Estado contra la Violencia de Género alcanzado en septiembre contemplaba la dotación de 80 millones de euros para la administración general del estado y otros 120 millones destinados a las autonomías y los municipios. El incremento acordado por las fuerzas de derecha y centro-derecha del arco parlamentario supone un incremento de 50 millones en la dotación directa, pasando de 80 a 130 millones de euros, pero sigue sin dotar de presupuestos para las autonomías y administraciones locales. De esta forma se deja “sin dotación económica aquellas medidas relacionadas con temas tan importantes como la educación, la salud o las unidades de apoyo de ámbito local”, según la Plataforma 7N.

Desde Izquierda Unida, por su parte, señalan que resulta sorprendente la velocidad a la que han aparecido recursos para incrementar la partida presupuestaria, aunque consideran la misma como exigua. “200 millones de euros supone un acuerdo de mínimos”, indica Nora García. “La dotación de esos recursos comprometidos es el mínimo por el que empezar, el Pacto de Estado no cuenta con un calendario ni una planificación de la distribución de esos recursos y se necesita establecer un plan de acción claro”, añade. Un plan que especifique a nivel presupuestario cual va a ser la partida específica destinada a la aplicación de cada una de las 214 medidas del Pacto de Estado, así como un calendario de ejecución de cada una.

Con la escenificación del acuerdo con otras fuerzas políticas en el Congreso, el gobierno parece haber tratado de acallar las críticas y protestas por su total incumplimiento de un Pacto de Estado en una materia de tanta relevancia como la violencia de género. Por el momento, no parece estar dándole resultado.