Jornada histórica de protesta en defensa de las pensiones públicas en todo el país

Se estima que más de 20 mil personas protestan en Madrid, más de 30 mil en Bilbao y más de 14 mil en Barcelona toman las calles para defender el sistema público de pensiones más allá de la miserable subida del 0,25% de estos últimos años. Se ha desbordado la movilización convocada por la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones en más de 80 ciudades y municipios "contra las pensiones de miseria".

Foto: @yayoflautas

Decenas de miles de pensionistas se movilizan hoy en todo el país y animan a la ciudadanía a manifestarse en defensa de las pensiones públicas y específicamente contra la subida del 0,25% que ha aprobado el Gobierno Rajoy. Se han echado a la calle en contra de la escasa revalorización frente al IPC de enero (2,1%) y para defender la sostenibilidad del sistema que se ha derrumbado tras sufrir los efectos de las reformas laborales neoliberales y austericidas aprobadas por el gobierno del PSOE en junio 2010 y por el del PP en febrero 2012. Ambas reformas devaluaron los salarios y -por tanto- las cotizaciones a la seguridad social que sostenían las pensiones públicas, dilapidando un Fondo de Reserva que superaba los 60 mil millones antes de la llegada del PP al Gobierno. Precariedad laboral y sostenimiento de las pensiones públicas son dos luchas íntimamente relacionadas, de ahí que muchas de las movilizaciones hayan contado con grupos de gente joven concienciada con la alarmante situación económica y social.

Los manifestantes denuncian que el Gobierno quiere fomentar los planes de pensiones privados mientras recorta las pensiones públicas. La convocatoria ha desbordado las previsiones. Miles de pensionistas se han concentrado en las puertas del Congreso, bloqueando la entrada principal, a escasos tres metros de la puerta y desafiando la ley mordaza, que multa con 30.000 euros este tipo de movilizaciones. La Policía Nacional ha improvisado un cordón policial para acordonar la Carrera de San Jerónimo y controlar la manifestación, pero este cordóm ha sido atravesado.

La coordinadora ha leído un manifiesto al pie de los leones de la escalinata del Congreso llamando a romper y lanzar al cielo a carta del Ministerio de de Empleo. Numerosos diputados de Unidos Podemos y de diversas organizaciones sociales han acompañado a los manifestantes, como Alberto Garzón, Rafael Mayoral, Yolanda Díaz, Iñigo Errejón o Josep Vendrell.

A pesar de la inesperada y masiva afluencia, los periódicos propiedad de grandes grupos de comunicación no le han concedido relevancia alguna, ocultando breves notas de prensa en espacios marginales de sus webs (El País) o enfocando la movilización de la peor manera: Miles de jubilados indignados bloquean la entrada del Congreso exigiendo "pensiones dignas" (El Mundo); Miles de jubilados cortan el acceso al Congreso en una protesta por las pensiones (ABC); Miles de jubilados cortan el acceso al Congreso para reclamar pensiones dignas (La Razón).

Además de esta gran manifestación, en las principales ciudades españolas los pensionistas han convocado concentraciones los días 1 y 15 de marzo.

Madrid

Bilbao