La Tienda Republicana

Fuerzas políticas y sociales que apuestan por dejar atrás la Constitución de 1978

Dentro de solo unas horas la Constitución del 78 cumplirá cuarenta años y está agotada. Eso es lo que piensan diversos movimientos políticos y sociales del ámbito de la izquierda política. Como respuesta abogan por un proceso constituyente que culmine con una nueva constitución.

Uno de los principales actores de los consensos de la Transición fue el Partido Comunista de España, una organización política que luchó contra el franquismo y llegó a la Transición en una posición fuerte que perdió tras su apoyo a la Constitución del 78 y a los símbolos que hasta entonces habían sido representantes del franquismo (como la bandera rojigualda) bajo la teoría del eurocomunismo. Unos 30 años es el tiempo que tardó el PCE -representado en sociedad por Izquierda Unida, que integra junto a otros aliados- en renegar de aquellas decisiones. Fue durante 2008, comienzo de la crisis y del liderazgo de Cayo Lara, en esos momentos representante de los sectores más revolucionarios y rupturistas de IU, cuando la izquierda parlamentaria española comenzó a hablar de proceso constituyente al considerar agotado el Régimen del 78, inlcuídas todas sus instituciones: bipartidismo, Constitución de 1978, la Audiencia Nacional, el senado...

La derecha, más o menos radical, más o menos representada como tal en la sociedad por los medios de comunicación que dominan la información desde la Transición y salvaguardan la estabilidad del Régimen del 78, cerró filas en un primer momento, defendiendo la Constitución de 1978. Tardó unos años en entender que la sociedad española, en su mayoría, espera sino una nueva constitución, sí una reforma produnda de la del 78 para que responda a los nuevos retos sociales, políticos y económicos que no existían a finales de los 70 cuando fue redactada. Una vez sabiendo eso, la derecha representada por el Partido Popular (PP), Ciudadanos (Cs) y Partido Socialista Obrero Español (PSOE) ha comenzado a planificar una segunda transición, para llevar adelante un proceso constituyente desde las élites, que permita hacer cambios para mantener el actual status quo.

La izquierda, al contrario, insiste en su idea original, un proceso constituyente que configure una república plurinacional basada en el derecho de autodeterminación de las diferentes naciones del estado, que recupere los recursos e industria de las manos privadas y que sepa otorgar y garantizar derechos. La propuesta parte de que este proceso debe hacerse desde abajo, es decir, de manera participativa con todos los sectores de la sociedad. ¿Quiénes son los movimientos más importantes de este movimiento constituyente?

Unidos Podemos es una coalición electoral de diversos partidos políticos progresistas. Es la tercera fuerza política española en votos que casi iguala en las elecciones generales de 2016 al PSOE. Podemos, Izquierda Unida y Equo son las principales fuerzas que componen esta alianza. Las tres apuestan por el inicio de un proceso constituyente aunque tienen algunas diferencias a la hora de pensar en los aspectos económicos, políticos y sociales que serían el contenido de la nueva constitución.

Los tres coinciden en la necesidad de avanzar hacia un estado federal que respete el derecho de autodeterminación de los pueblos, en someter a referéndum la cuestión monarquía/repúbica, en profundizar la reparación de las víctimas del franquismo, en avanzar hacia un estado laico, en apostar por una mayor protección del medio ambiente y en resolver los conflictos internacionales mediante el diálogo. También coinciden en poner un freno a las políticas neoliberales aunque no de la misma manera e intensidad. Por ejemplo Podemos propone mantener en manos privadas los sectores estratégicos pero poner fuertes restricciones por parte del Estado para garantizar los servicios básicos como la luz y el agua a parados. Mientras tanto Izquierda Unida aboga por nacionalizar los sectores estratégicos.

La Coordinadora 25S es un movimiento social que surgió en 2012 llamando a rodear el Congreso de los Diputados como una forma de protesta contra la mayoría de la clase política española. A día de hoy esta organización sigue muy activa, movilizándose en las calles por un proceso constituyente que culmine en república. Además de estas organizaciones, otras como Izquierda Castellana, En Marea, Catalunya en Comú, Junta Estatal Republicana, Izquierda Republicana, Ecologistas en Acción, ATTAC y la Marea Verde entre otras muchos movimientos apoyan el proceso constituyente que deje atrás el Régimen del 78 y sus límites jurídicos establecidos en la Constitución de 1978.

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.