La Tienda Republicana

Princelandia: el negocio del machismo infantil

09/10/2017

Desde la Secretaría de Feminismos, Igualdad y LGTBI de Podemos Andalucía denunciamos que el Ayuntamiento de Tomares (Sevilla), gobernado por el PP, es colaborador y anunciador del musical “Princelandia” que llegará a Tomares el día 21 de octubre, precisamente a los Jardines del Conde, un espacio del mismo Ayuntamiento.

Imagen de una de las salas de la franquicia

Princelandia es una franquicia donde se recrea un mundo de princesas para las niñas entre 4 y 12 años, un negocio que se alimenta de promocionar el machismo infantil. Rosa son el logo, las paredes, los sillones, el maquillaje y el suelo. El nego- cio se basa en que otras mujeres adultas, vestidas como bailarinas con peluca y tutú rosa, maquillan, peinan y hacen la pedicura a niñas que, enfiladas en poltro- nas frente a espejos, “deciden” el color de la pintura de sus uñas o simulan que leen revistas del corazón (algunas por la edad ni saben leer aún). Anunciándose como el primer spa infantil de Europa, las niñas son masajeadas mientras sostie- nen rebanadas de pepinos en los ojos. Finalmente, una vez vestidas para la oca- sión, desfilan por una pasarela.

Consideramos que es inaceptable que las instituciones públicas promocionen negocios privados que se lucran profundizando roles abiertamente sexistas y donde las menores aprenden una forma de ser mujer adulta propia de otros tiem- pos, anclada a la mujer valorada por su apariencia física, al consumo compulsivo rosa y al mito de la búsqueda del príncipe azul. Estos elementos son antipegadó- gicos, segregacionistas y refuerzan los estereotipos de mujeres objetos, sumi- sas y pasivas que sostienen todas las formas de violencias contra las mujeres.

De hecho, según el art 57.1 de la Ley según el artículo 57.1 de la Ley 12/2007 de Promoción de la igualdad de género en Andalucía, los poderes públicos andalu- ces deben promover “la transmisión de una imagen igualitaria, plural y no este-

reotipada de los hombres y de las mujeres en todos los medios de información y comunicación…”. En una sociedad atravesada por gravísimos problemas de vio- lencias machistas tenemos la responsabilidad ciudadana y política de denun- ciar los eventos y espacios que fomenten la desigualdad y el sexismo, espe- cialmente cuando dichos eventos son apoyados por las instituciones públicas.

Como indica el artículo 57.2 de la misma ley, son ilícitos “los anuncios que presen- ten a las mujeres de forma vejatoria, bien utilizando particular y directamente su cuerpo o partes del mismo como mero objeto desvinculado del producto que se pretende promocionar, su imagen asociada a comportamientos estereotipados que vulneren los fundamentos de nuestro ordenamiento, coadyuvando a gene- nar la violencia a que se refiere la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género”.

Aunque las movilizaciones feministas no tardaron en aparecer cuando hace ahora algunos años Princelandia se estrenaba en Mairena del Aljarafe, a día de hoy la franquicia ya funciona en EE.UU, México, Portugal y España, y estos días es la movilización ciudadana local de Tomares la que denuncia “Princelandia, no en nuestro pueblo”, solicitando al Ayuntamiento que no acoja el evento por fomen- tar roles sexistas y la desigualdad entre niños y niñas.

Por todo ello, desde la Secretaría de Feminismos, Igualdad y LGTBI de Pode- mos Andalucía nos sumamos a las demandas de la movilización ciudadana en la localidad de Tomares ciudadana, y exigimos al gobierno local que se retire como colaborador/anunciador del evento y no ponga a disposición del mismo los espacios públicos.

Secretaría de Feminismos, Igualdad y LGTBI

Podemos Andalucía 09 de Octubre 2017

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.