La Tienda Republicana

Garzón valora la deriva del PSOE y tacha de “fraude democrático” los últimos movimientos en su cúpula que evidencian “la crisis de régimen que vivimos”

29/09/2016

El coordinador federal de Izquierda Unida sube un texto a su perfil de Facebook titulado ‘El motín de la oligarquía”, donde analiza que “capitaneados por el ideólogo Felipe González, quienes buscan tumbar a Pedro Sánchez sólo aspiran a una salida de la crisis por la derecha”

El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha expresado esta tarde su opinión sobre los últimos acontecimientos en los que ha desembocado la grave crisis interna del PSOE en un texto subido a su perfil de Facebook con el ilustrativo título de ‘El motín de la oligarquía”.

Garzón abre su reflexión indicando de forma tajante que “el fraude democrático que está teniendo lugar en este momento en el Partido Socialista es sin duda expresión de la crisis de régimen que vivimos”.

En una breve retrospectiva sobre los hechos acaecidos en los últimos meses, el máximo responsable de IU recuerda que “el nuevo panorama político que se ha plasmado en el Parlamento tras las elecciones del 20 de diciembre y del 26 de junio refleja un país plural y muy heterogéneo. En esas circunstancias, es evidente que el PSOE tenía que decidirse por una política de alianzas muy distinta a la que había estado ejerciendo en las últimas décadas, en el reducido marco del bipartidismo”.

“A saber -detalla-, el PSOE tenía que optar entre llegar a acuerdos parlamentarios por la derecha, con PP y Ciudadanos, o hacerlo por la izquierda, con Izquierda Unida, Podemos, las confluencias y otros partidos. Desde hace meses el PSOE es incapaz de resolver esa contradicción, y hasta el momento lo único que ha hecho ha sido huir hacia delante sin proponer ninguna propuesta creíble”.

Ante la trascendencia para el conjunto de la política nacional que representan los últimos movimientos en las altas esferas socialistas conocidos esta tarde, Garzón analiza que “el golpe de timón que ha puesto en marcha el llamado sector crítico del PSOE es, sin lugar a dudas, un intento de impedir cualquier alternativa al Gobierno de Mariano Rajoy. Un Gobierno alternativo que no tenemos muy claro que Pedro Sánchez tuviera disposición de intentar pero que, en todo caso, ha sido razón suficiente para este motín oligárquico”.

Analiza que “capitaneados por el ideólogo Felipe González, quienes buscan tumbar a Pedro Sánchez sólo aspiran a la restauración del régimen, es decir, a una salida de la crisis por la derecha. El papel de Susana Díaz en esta operación es paradigmático, no sólo porque se la presente como alternativa, sino porque ya participó de un claro giro a la derecha en la Junta de Andalucía tras expulsar a IU del Gobierno y establecer una alianza con Ciudadanos”.

“Hablamos, insistimos, de una operación de restauración para evitar cualquier posibilidad de hipotético cambio. Por boca de Felipe González y de sus tropas está hablando la oligarquía de este país, la que se siente cómoda con un Gobierno ladrón, corrupto y neoliberal como el del PP”, apostilla.

El coordinador federal de Izquierda Unida expresa la opinión de esta organización al señalar que “lamentamos sentirnos reforzados en nuestras tesis sobre el papel del PSOE en esta crisis de régimen. Siempre hemos denunciado que el PSOE ha sido sostén necesario de las políticas neoliberales que están aplastando a la clase trabajadora. Ahora, con este intento de cortocircuitar cualquier influencia que pudiera tener la izquierda en el país, se pone de relieve cuán de oscuros son los intereses que se ocultan tras renombradas figuras del ‘socialismo’ español”.

Alberto Garzón analiza que “en nuestro país, durante muchos años, han gobernado aquellos que no se presentan a las elecciones, es decir, las elites económicas que financian ilegalmente a los partidos políticos y que se benefician de indemnizaciones multimillonarias concedidas por los gobiernos de turno, sean del PP o PSOE. Ya es hora de que eso cambie, aunque seamos plenamente conscientes de que el reto de enfrentarse a tamaña mafia es enorme. Pero si el pueblo trabajador se une en la lucha, haya votado a quien haya votado en las últimas elecciones, hay esperanza y futuro”.

A partir de ahí, Garzón resume la hoja de ruta que tiene definida esta organización y señala que “desde Izquierda Unida manifestamos nuestro convencimiento de la necesidad de reforzar una alternativa de izquierdas en este país. Una alternativa rigurosa y seria que proporcione soluciones concretas a los problemas de la clase trabajadora. Pues somos los trabajadores y las trabajadoras los que estamos pagando esta monumental estafa llamada crisis, y quienes nos sumimos en la precariedad, el desempleo, la inestabilidad y la flexibilidad vital”.

“Ante eso -expone con claridad-, organización, unidad y lucha. Nosotros y nosotras no nos vamos a rendir. Aún queda mucho tiempo para que esta crisis de régimen se resuelva, de una u otra forma, y la clase trabajadora tiene la llave para que lo que venga después sea una sociedad de justicia social y no el cortijo corrupto de los oligarcas”.

 

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.