FeSP •  Actualidad • 20/07/2016

La ciudadanía suspende a los medios de comunicación en su papel de sostén de la democracia española, según un estudio del CIS

Los autores concluyen que el papel de los medios de comunicación se queda “por debajo del aprobado (0,48), aunque logran una buena puntuación como mecanismos de control al Gobierno (0,61) y casi aprueban cuando se examina su pluralidad informativa (0,49). La valoración de su imparcialidad es, en cambio, bastante más negativa, si bien la nota cambia en función de si nos referimos a la televisión pública nacional (0,43) o a las autonómicas (0,39).

La ciudadanía suspende a los medios de comunicación en su papel de sostén de la democracia española, según un estudio del CIS

La ciudadanía española valora en el 0,48 -en escala de 0 a 1- el desempeño de los medios de comunicación en el sostén de la democracia española. Así lo expone el estudio “Los españoles y la calidad de la democracia”, realizado por la politóloga Irene Palacios para el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Para este estudio se han realizado dos encuestas en 2007 y 2009, respectivamente, y se han hecho a los encuestados las siguientes preguntas:

– ¿En qué medida cree Ud. que los medios de comunicación reflejan la pluralidad de opiniones que hay en la sociedad?

– ¿En qué medida cree Ud. que los medios de comunicación tienen capacidad para frenar un posible abuso de poder del Gobierno: mucha, bastante, alguna, poca o ninguna?

– ¿Cree Ud. que la televisión pública española (TVE1 y TVE2) proporciona información muy imparcial, bastante, algo, poco o nada imparcial sobre la política?

-¿Y el canal autonómico público de su C.A.? Muy imparcial, bastante, poco o nada imparcial.

Los encuestados han valorado en 0,49 la pluralidad de los medios; aprueban con el 0,61 la capacidad de los medios ante el poder, y califican con un 0,43 y un 0,39 la imparcialidad de la televisión nacional y los canales autonómicos, respectivamente. Se da la circunstancia de que en la encuesta de 2007 también se preguntaba por la capacidad de los medios frente al Gobierno, y la valoración era idéntica, 0,61.

Los autores concluyen que el papel de los medios de comunicación se queda “por debajo del aprobado (0,48), aunque logran una buena puntuación como mecanismos de control al Gobierno (0,61) y casi aprueban cuando se examina su pluralidad informativa (0,49). La valoración de su imparcialidad es, en cambio, bastante más negativa, si bien la nota cambia en función de si nos referimos a la televisión pública nacional (0,43) o a las autonómicas (0,39).

Por último, los españoles tampoco están del todo satisfechos con el funcionamiento de las instancias de gobierno más cercanas a ellos. Ni el Gobierno municipal (0,48) ni el autonómico (0,46) son eficaces en el desempeño de sus funciones, y este último además adolece de una carencia clara de transparencia y rendición de cuentas ante sus ciudadanos (0,35).

Si atendemos a los resultados por comunidad autónoma, podemos comprobar que los ciudadanos del País Vasco aportan de nuevo una visión diferenciada del resto de los españoles acerca del funcionamiento de este pilar de la democracia.

En primer lugar, destaca su visión mucho más negativa del papel de los medios de comunicación (0,43), especialmente en lo que se refiere a su función como mecanismos de control al Gobierno (0,54, frente a 0,61 de la media) y a la imparcialidad de la televisión pública nacional (0,37, frente a 0,43 de la media).


CIS /  democracia /  Medios de Comunicación /