ACNUR / Achilleas Zavallis •  Redacción •  Actualidad • 18/04/2020

Las agencias de la ONU celebran el primer traslado de menores no acompañados desde Grecia

Las agencias instan a otros Estados miembros de la UE a que den seguimiento a sus compromisos sobre reubicaciones.

Las agencias de la ONU celebran el primer traslado de menores no acompañados desde Grecia

ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, la OIM, la Organización Internacional para las Migraciones, y UNICEF, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, celebran hoy la reubicación de 12 niños y niñas no acompañados solicitantes de asilo desde Grecia a Luxemburgo. Los menores, que llevaban meses viviendo en centros de recepción e identificación masificados en las islas griegas de Lesbos, Samos y Quíos, llegaron a Luxemburgo en buenas condiciones esta tarde. Alemania se encuentra en el proceso de reubicar a otro grupo de niños y niñas no acompañados que se espera que lleguen durante el fin de semana.

Se trata de las primeras reubicaciones que se producen en el marco de una iniciativa de la Unión Europea para trasladar a 1.600 niños y niñas no acompañados y a la que han sumado diez Estados miembros.

Para las tres agencias de la ONU, este traslado supone el comienzo esperanzador de un esfuerzo más amplio para reubicar a niños y niñas que se encuentran en Grecia en situación de vulnerabilidad durante las próximas semanas. Las agencias también han señalado que estos avances en la reubicación de menores no acompañados por parte de Grecia, Luxemburgo y Alemania están teniendo en cuenta el interés superior de estos niños y niñas, sus necesidades de protección y sus vínculos familiares.

Las iniciativas de reubicación son una demostración concreta y humana de la solidaridad europea. El papel de coordinación asumido por la Comisión Europea también ha resultado crucial para contribuir a encontrar soluciones duraderas a nivel regional para estos niños y niñas particularmente vulnerables. Las Agencias de la ONU han puntualizado que, para conseguir un impacto a largo plazo, es necesario pasar de realizar iniciativas de reubicación puntuales a establecer mecanismos más predecibles para la reubicación dentro de la UE.

Teniendo en cuenta los desafíos a los que nos enfrentamos todos en estos momentos por el COVID-19, la importancia de esta iniciativa tan relevante es todavía mayor. La reubicación de niños y niñas en situación de vulnerabilidad, especialmente en momentos de gran dificultad, envía un mensaje firme en términos de solidaridad europea, y esperamos ver pronto cómo se amplía”, declaró Ola Henrikson, Director Regional de IOM para la UE, la Zona Económica Europea y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

El traslado de una menor y once chicos, dos de ellos sirios y diez afganos, todos entre 11 y 15 años, ha estado liderado por los gobiernos de Grecia y de Luxemburgo, con el apoyo de la Comisión Europa, ACNUR y OIM. 

ACNUR, en colaboración con la Oficina Europea de Apoyo al Asilo (EASO) y las ONGs socias griegas Metadrasi y Praksis, ha prestado apoyo a las autoridades griegas en la identificación de los menores no acompañados de cara a su reubicación y en la determinación de su interés superior, en estrecha coordinación con la Secretaria Especial para la Protección de Menores no Acompañados del Ministerio de Migraciones y Asilo, Eirini Agapidaki. También se realizó la determinación del interés superior para un grupo de menores no acompañados que llegaron a Atenas desde las islas durante la mañana de hoy y que viajarán hacia Alemania el próximo sábado.

Doce niños vislumbran hoy un futuro más esperanzador en nuevo país”, declaró Philippe Leclerc, Representante de ACNUR en Grecia. “ACNUR ha trabajado sin descanso junto con Grecia, EASO y las ONGs para garantizar que el interés superior de los niños y niñas sea tenido plenamente en consideración. Los países europeos deben trabajar juntos para compartir la responsabilidad con Grecia y asegurar que todos los niños y niños no acompañados están a salvo y cuidados”.

Antes de su salida desde Grecia, los menores fueron trasladados desde las islas hasta un centro gestionado por la OIM en Atenas, donde esta organización les realizó unos exámenes médicos y evaluaciones sanitarias básicas. Asimismo, se realizó el test del COVID-19 a cada uno de los menores, y todos dieron resultado negativo.

La OIM organizó los vuelos y unas “sesiones de orientación previas a la salida” para cada uno de los menores, quienes recibieron información sobre qué esperar durante su viaje y a su llegada a Luxemburgo. Además, un equipo de la OIM acompañó a los niños y niñas durante el viaje en avión desde Grecia y se aseguró de que fueran recibidos sanos y salvos por parte de las autoridades y contrapartes competentes en Luxemburgo.

Tras su llegada, los niños y niñas deben contar con un alojamiento seguro, en el que cuenten con acompañamiento y apoyo comunitario, para facilitar su integración social, también durante la cuarentena obligatoria. Los niños y niñas no deben ser alojados en grandes albergues o centros, y necesitarán poder acceder con rapidez a la atención sanitaria, apoyo psicosocial, educación y otros servicios esenciales.

Espero que esta reubicación exitosa de hoy anime a otros Estados de la UE que se han comprometido con esta iniciativa para que aceleren sus acciones siguiendo este ejemplo”, declaró Afshan Khan, Directora Regional de UNICEF para Europa y Asia Central y Coordinadora especial para la ayuda a los refugiados y los migrantes en Europa. “Esta iniciativa es vital, porque los niños y niñas identificados para ser reubicados son los más vulnerables y los que necesitan mayor de protección. También es una forma tangible de apoyar los esfuerzos de las autoridades griegas para atender a los miles de niños y niñas refugiados y migrantes que seguirán bajo su cuidado”.

UNICEF, ACNUR y la OIM han trabajado en estrecha colaboración para establecer unos estándares para la identificación de niños y niñas y su priorización para ser reubicados. El documento conjunto de las tres agencias “Estándares mínimos de protección de menores para la identificación de niños y niñas no acompañados y separados para ser reubicados desde Grecia a otros países en la Unión Europea” afirma que dichos estándares deben estar fundamentados en los marcos jurídicos internacionales relativos a los derechos de la infancia, incluyendo la Convención sobre los Derechos del Niño y la Convención de 1951 sobre el Estatuto de los Refugiados, donde se recogen las consideraciones sobre las que se deben establecer las necesidades en materia de protección internacional.

Además de las necesidades de protección internacional, otros principios deben guiar la priorización y los criterios de selección, que deben ser tan flexibles y abiertos como sea posible, de forma que se permita incluir más categorías de personas vulnerables de cara a su reubicación. En todos los casos, tal y como afirman las tres organizaciones, siempre deberá realizarse una evaluación del interés superior para considerar soluciones que se adapten a las circunstancias personales de cada niño y su interés superior.

A principios de abril, en Grecia había más de 5.200 menores no acompañados o separados que necesitaban de manera urgente soluciones duraderas, entre ellas un registro acelerado, la reunificación familiar y la reubicación. Entre ellos, más de 1.600 se encuentran expuestos a riesgos graves, como sufrir situaciones de explotación y violencia, y viven en condiciones precarias en centros de recepción y de identificación masificados en las islas del mar Egeo. El apoyo de la UE y de los Estados miembros es crucial para asegurar su protección inmediata en Grecia, así como su salud y bienestar a más largo plazo, entre otras medidas a través de su reubicación.


ACNUR /  Grecia /  OIM /  ONU /  UNICEF /