Almudena Alba •  Actualidad •  12/11/2020

Open Arms: «Escuchad el sonido del naufragio que vivimos ayer»

  • «El grito desesperado de una madre en busca de su bebé de 6 meses de vida, en medio del caos. Le recuperamos del mar en parada respiratoria, remontó, pero horas más tarde su pequeño cuerpo no resistió. Ella es la madre de Joseph».
  • Oscar Camps, fundador de Open Arms: «Siempre ha existido el flujo migratorio. En unos momentos lo sufre más un país y en otros otro, pero es el resultado de las políticas europeas».
Open Arms: «Escuchad el sonido del naufragio que vivimos ayer»

Joseph, un niño de seis meses había sobrevivido a última hora de la mañana del miércoles en un primer momento a un naufragio en el Mediterráneo, tras rescate por parte de la organización no gubernamental Open Arms. Horas después murió a bordo. Joseph había sido reanimado por los médicos a bordo y estaba esperando una evacuación urgente con otras cuatro personas, entre ellas dos menores y una mujer embarazada, pero no llegó a tiempo y sufrió una parada cardíaca. El bebé era originario de Guinea, y atravesaba el Mediterráneo en una precaria embarcación en la que viajaba con más de cien migrantes frente a la costa de Libia. Al menos otros cinco solicitantes de asilo murieron como resultado del naufragio.

»A pesar del enorme compromiso de nuestro equipo médico, un bebé de seis meses acaba de morir. Pedimos una evacuación urgente para él y otras personas en condiciones graves, pero no lo hizo. ¡Cuánto dolor y dolor!» Escribió en Twitter Open Arms.

El bote partió de Sabratha, Libia, y parecía que todo iba bien hasta que comenzó a desinflarse después de unas horas. Después de que un avión patrulla de la agencia europea Frontex levantara la alarma, el barco Open Arms intervino rápidamente. «Cuando nuestros rescatistas llegaron, se encontraron frente a una escena dramática», dijo Riccardo Gatti, presidente de Open Arms en Italia. «El barco prácticamente había implosionado y cientos de personas se encontraban en el agua, en mar abierto, algunos eran niños».

Según cifras de la OIM, desde principios de octubre, al menos 30 migrantes han muerto en el mar mientras intentaban llegar a Italia. Desde principios de 2020, unas 575 personas han muerto en el Mediterráneo central, pero se estima que el número real es considerablemente mayor, según la OIM.

Open Arms es actualmente el único barco de rescate de una ONG que opera en el Mediterráneo Central. Muchos otros barcos de rescate están bloqueados en los puertos italianos porque los funcionarios se niegan a autorizar su salida. «¿Está viendo la Unión Europea?», escribió Médicos Sin Fronteras (MSF), en Twitter. «Sube la capacidad de búsqueda y rescate, o vamos a salvar vidas».

“Dejaron de colaborar cuando Matteo Salvini, exministro del Interior y líder de la Liga, entró en el Gobierno italiano, era la primera vez desde entonces”, ha dicho en Rac1 el fundador de la organización, Oscar Camps. “Era el segundo naufragio en veinte horas y les daba vergüenza que murieran cien personas mas, porque hubiesen muerto si no hubiésemos llegado”. El anterior es otro naufragio que tuvo lugar el martes, en el que murieron otras trece personas, de ellas tres mujeres y un menor. Huían de la guerra de Libia, cuyo origen se sitúa en el bombardeo del país por parte de la OTAN y el derrocamiento y asesinato de Muamar el Gadafi, que trajo el caos y la guerra permanente al pais.


“Open Arms” /