Redacción •  Actualidad •  09/07/2019

Patricia Reyes (Cs) no pudo contener una sonrisa tras decir que «nunca ha visto tantas caras de odio juntas», pero Cs llevará a la Fiscalía el «acoso sufrido»

  • Según el informe policial,  “no hay constancia” de que se produjeran “agresiones físicas” a ningún miembro de Ciudadanos. La policía asegura que solo hubo insultos y lanzamiento de agua. También identifica el lanzamiento “aislado” de algún objeto “no peligroso”, en referencia a una botella de plástico vacía.
  • Patricia Reyes: "Esto ha sido, está siendo lamentable, yo nunca he visto tantas caras de odio juntas con esta.. esto que han creado, que han generado... espera que..." [esboza una sonrisa].
  • "Los fascistas que hoy nos han intentado agredir no se van a salir con la suya", advertía Inés Arrimadas.
  • Aunque antes de la manifestación del Orgullo se habían llevado a cabo varias convocatorias para dar la espalda silenciosa a Ciudadanos, algunos manifestantes optaron por mostrar su rabia a través de insultos o pistolas de agua.
Patricia Reyes (Cs) no pudo contener una sonrisa tras decir que «nunca ha visto tantas caras de odio juntas», pero Cs llevará a la Fiscalía el «acoso sufrido»

#ArrimadasDimision» es hoy TT en la red social Twitter, y lo más retuiteado es el vídeo en directo que le grabaron a Patricia Reyes, diputada y responsable de las áreas de Mujer/LGTBI en Ciudadanos, que comienza a expresar su «indignación» mientras la graban en directo, para, en un momento dado, esbozar una sonrisa ante un cámara que -estupefacto- la saca enseguida de plano. La diputada había declarado en su cuenta de twitter «doy fe de la magnífica labor que hicieron estos seis policías. Si no hubiera sido por ellos, nos linchan. Un sindicato policial denuncia la agresión a seis agentes que escoltaban a Cs en el Orgullo». Igualmente, declaró que se arrojaron objetos contra ellos -«vivimos momentos complicados. Un grupo de violentos nos increpó escupiéndonos y tirándonos objetos. Podría haber ocurrido algo más grave y la organización no hizo nada- extremo desmentido por el informe policial.

Según dicho informe, un inspector se desplazó junto a “varios policías” con los dirigentes de Ciudadanos durante la marcha para así tener información inmediata de cómo se desarrollaba. Fue este mando policial el que, al percatarse de que un grupo de diez manifestantes intentaba boicotear al grupo de ciudadanos con una marcha lenta, les planteó la posibilidad de sortearlo desviándose a un lateral de la calle, algo a lo que estos se negaron.

El informe describe cómo después de las nueve de la noche un grupo de manifestantes se sentó en el suelo e impidió continuar al grupo de ciudadanos. El bloqueo duró aproximadamente una hora y media, se incrementaron “los gritos e insultos” y se lanzase agua con pistolas de juguete “y alguna botella de plástico vacía que no impactó con nadie.

La Policía Municipal recibió instrucción de su máximo responsable para entrar “a formar un cordón de protección” tras haber recibido un “requerimiento” de algunos concejales de Ciudadanos participantes en la manifestación.

Siempre según el informe, para entonces, la Policía Nacional ya tenía desplegados en torno al grupo a una veintena de policías no uniformados para actuar ante cualquier intento de agresión “directa” que no se produjo. En las inmediaciones también había listos efectivos de las Unidades de Intervención Policial “preparados para una evacuación si fuera necesario”.

El texto concluye que la protección que se dio por parte de la Policía Nacional a los dirigentes de Ciudadanos fue “suficiente y adecuada para garantizar la seguridad”. Y destaca que el servicio de seguridad de los organizadores de la marcha “arropó constantemente” al partido de Rivera.

Al vídeo protagonizado por Reyes, se suma otra grabación que cuestiona el decoro de Ciudadanos durante la marcha. En él se aprecia cómo Inés Arrimadas hace ostensibles gestos a los congregados que les gritaban que se marcharan del desfile. Un usuario denunció la forma de proceder de la dirigente naranja en Twitter, haciendo que el documento se volviera viral y acumulara un sinfín de reproducciones. «Inés Arrimadas tenía razón. En este vídeo se ve como ella fue al Orgullo a defender los derechos de una minoría y que, de ninguna forma, estaba ahí provocando, recochineandose ni pavoneándose de haber asistido a un lugar donde no había sido invitada», sentenciaba el usuario de forma irónica.

A pesar del contenido del informe policial, Albert Rivera ha anunciado esta misma mañana en rueda de prensa en el Congreso de los Diputados que su partido llevará a la Fiscalía el «acoso sufrido en la manifestación del Orgullo Gay». Inés Arrimadas, Patricia Reyes y el resto de la comitiva de Ciudadanos (Cs) tuvieron que abandonar la marcha reivindicativa al filo de las 22.30 horas del pasado sábado, después de una hora y media de bloqueo por una sentada que protestaba por la presencia de los políticos neoliberales. El grupo parlamentario de Cs, además, ha registrado la solicitud de comparecencia del ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, «ante los ataques sufridos por varios representantes de Cs durante la manifestación del Orgullo y sus declaraciones de odio contra la formación liberal».

En otras protestas frente a Ciudadanos a diferencia de lo observado en la manifestación del Orgullo, comienza a imponerse dar al espalda a las provocaciones del partido naranja. Así, en el municipio Dolors Bassa, en las elecciones de 2016, varios vecinos les gritaban «fuera fascistas de nuestros barrios» mientras otros se giraban a su paso. Más ejemplar la actuación de los vecinos de Ugao-Miraballes, pueblo al que Cs acudió sin que aún se conozcan motivos más allá de aquello de lo que se ha acusado al partido naranja en múltiples ocasiones: la búsqueda de una respuesta violenta para inflamar los ánimos y victimizarse nuevamente. Allí, Ciudadanos fue el sexto partido con el 1,47% de los votos (37 votos), extremo que choca con su visita el pasado mes de mayo.

 


Ciudadanos /  Patricia Reyes /  victimismo /