Almudena Alba •  Actualidad •  03/03/2020

El jugador del ​Athletic Club de Bilbao, Iñaki Williams, advierte que abandonará el campo de fútbol junto a sus compañeros si vuelve a recibir insultos racistas

  • Iñaki Williams (Athletic Club de Bilbao) asegura que si vuelven a ser objeto de insultos racistas, los jugadores del Athletic han decidido que abandonarán el campo.
  • «Si nos dan el partido por perdido nos daría exactamente igual porque sería un puñetazo contra el racismo».
El jugador del ​Athletic Club de Bilbao, Iñaki Williams, advierte que abandonará el campo de fútbol junto a sus compañeros si vuelve a recibir insultos racistas

Algunos equipos de fútbol, entrenadores y jugadores de fútbol comienzan a plantar cara al racismo generalizado que se propaga desde gradas acupadas por aficionados neofascistas en los estadios de fútbol. El caso más reciente y sonado en España fue el del jugador del Athletic Club de Bilbao Iñaki Williams en Cornellá, cuando recibió insultos racistas desde la grada local, correspondiente a la jornada 21 de La Liga.

Ante este problema, el propio jugador recibió el apoyo de la grada del Tenerife en el partido de Copa del Rey que jugaron los dos equipos. Williams agradeció el apoyo, pero ahora va un paso más allá, como manifestó en una entrevista reciente en el programa Universo Valdano.

En ella, el delantero vasco afirma que abandonará el campo la próxima vez que vuelva a haber insultos racistas, y con él, sus compañeros: «Sé que mis compañeros hubieran salido del campo conmigo porque lo hemos hablado. Somos conscientes de que si nos pasase nos iríamos del campo y si nos dan el partido por perdido, nos daría exactamente igual porque sería un puñetazo al racismo«.

En el extracto de la entrevista, además, Williams dio su opinión sobre la discriminación en el fútbol: «En el siglo XXI no se debe permitir. Da igual el color de piel, la raza, el sexo. Cualquier tipo de vejación no se debe permitir en el fútbol». Y señaló que, del mismo modo que hay racistas, también hay gente y aficionados que no lo son: «Ojalá no vuelva a repetirse, pero sé que contaría con el apoyo de muchísima gente como me pasó en Tenerife o como me llovieron mil mensajes en redes sociales».

El caso más reciente de xenofobia en el fútbol lo protagonizó el delantero maliense Moussa Marega, quien durante el partido entre Vitória de Guimaraes y el Oporto, en la Liga de Portugal, a mediados de febrero, abandonó  el terreno tras recibir insultos, ofensas, gritos racistas e incluso objetos lanzados desde las gradas. El abandono del estadio tuvo lugar tras la amonestación de un árbitro blanco, quien lejos de contribuir a aplacar los ánimos, le aplicó a Marega una tarjeta amarilla de penalización. También los intentos de varios compañeros de su equipo, quienes en lugar de aplaudir su decisión, trataron de retenerlo en el campo.


Athletic Club de Bilbao /  fútbol /  Iñaki Williams /  Moussa Marega /  racismo /  xenofobia /