www.tercerainformacion.es

Ucrania, Chamberlain y el árbol de parra

Artículos de Opinión | Tamer Sarkis Fernández | 27-02-2014 | facebook yahoo twitter Versión para imprimir de este documento

Lo de Ucrania es un Golpe de Estado con complicidad militar: los uniformes han hecho mutis por el foro. De los cuerpos estatales, solamente la policía ha resistido, codo a codo con parte de “la sociedad civil” y con los comunistas, cuyas sedes y viviendas han sido sujetas a flamígera razzia.

Y es un golpe de estado facha, desde luego. Tan facha como las bandas ochenteras venezolanas (no musicales precisamente) a siniestro servicio del socialdemócrata Pérez y de sus amigos tejanos. Más facha aún han sido Mursi, “la revolución siria”, la libia o los talibanes. Quien se ruborice de europeidad viendo la palmadita a la espalda dada por la UE a los paracos ucranios, acaba de caerse de la parra. ¿Quién les ha dado de mamar y les ha llevado entrenadores?: el Senador McCain se ha dejado caer últimamente por alguna plaza de Ucrania, igual que el israelita Bernard Henry-Lévi. Y luego, desde Estrasburgo, aseptizados Comisarios de corbata tienen la cara de alertar a los PIGS frente al “peligro del populismo”. Timoshenko, nada víctima de dictador alguno y sí condenada por desviación de fondos, sale de prisión tal vez para cumplir el romántico papel de “la mujer-Mursi”.

No caigamos ahora de la parra, que es lo de siempre: cuando Hitler se anexionó Austria, los asépticos encorbatados de aquel entonces dijeron n’est pas notre question, don’t worry be happy. Cuando la anexión de los Sudettes checos, idem de idem. Se fumaron un puro y celebraron juntos la Conferencia de Munich, con buenas maneras y sintonía. “Pase usted, señor Torcuato, señor enano. Pero, sobre todo, no se olvide del Gigante ruso”. Hasta con el asunto polaco estuvieron con la mano izquierda empujando a los alemanes, mientras, con la mano derecha, hacían ademanes a Pilsudski a reprimir a las minorías germanas y lo armaban. “Tranquila, Polonia, que te apoyamos”. Caldearon, provocaron, aconsejaron expulsiones. Y, al final, poco antes de septiembre del 39, declaraba Chamberlain tener “la impresión de que Hitler no es un auténtico gentleman”. Aquellos años, estos años.

El alcance del Hegemonismo anglo-sionista es global y su ofensiva global también, empleando a la carta neonazis o al social-imperialismo pintado de “izquierda anticapitalista”. Si alguien obvia el hilo de continuidad entre el fracaso anti-sirio y el éxito anti-ucraniano, está muy pez. A Rusia, hay que reconocerlo, se la han metido doblada esta vez. Me salva el estómago y la compostura el hecho de ver a Putin un poco como a ese elegante villano de serie B, quien en la noche se divierte jugando a dejar creer a la teen protagonista, que se ha librado de él. Y luego envía a los tanques. Cuando los tanques que debieran defender los intereses reales de un pueblo permanecen en el stock por venal traición militar, mandar tanques es pura solidaridad internacionalista. Un compromiso “por encima de fronteras”, según la expresión clásica de nuestra clase. Meter a Ucrania en la UE o en tratados comerciales “preferenciales” es vender a los ucranianos en el mercado de esclavos. ¡Que nos lo digan a nosotros!. Y a fortiori ahora: ¿a nadie le suena la propuesta Obama en pro de desarrollar una “OTAN económica” con Europa articuladora de un TLC euro-estadounidense?.

Los genuinos anti-imperialistas estamos a la espera. Sobre todo después de vomitar viendo en las plazas de Kiev ondear banderas de “la revolución siria” y más de un entrenador marcial israelí instruyendo “defensa personal”. Las banderas de las ratas anti-sirias no tenían aspecto precisamente casual casero. Las rojas estrellas de los bantustanes segregacionistas proyectados cumplían total simetría de formas. No sé si algún espectador habrá creído que los ucranianos guardan banderas de éstas en el cajón, y que las han sacado en el fragor de su propia efervescencia “revolucionaria”. A mí me da que a esas banderas las han traído de fuera.

¿Los medios?: tan poco novedosos como su propio guión. “Violencia”, “dos bandos”, “dictadura”, “democracia”, “reclamaciones populares”, “guerra civil”. Territorios comunes de una mentira repetida tantas veces que incluso toma cuerpo en la motivación, la perspectiva y la acción de algunos –y quizás de no pocos ucranianos, después de todo-, acabando por devenir “la única verdad posible”. Esperemos que Guy Debord tenga aquí más acierto que Goebbels, y que para la mirada y razón cada vez de más seres humanos se cumpla la tesis de que “en el espectáculo el mentiroso se engaña a sí mismo”.

Fuente: http://www.diariounidad.es/index.php?option=com_content&view=article&id=747:ucraniaparra&catid=94:opinion&Itemid=659

Publica tu comentario


¿Un mensaje, un comentario?
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

    Normas de uso:

    • Esta es la opinión de los lectores.
    • No está permitido verter comentarios injuriantes.
    • Reservado el derecho a eliminar los comentarios considerados fuera de tema.

¿Quién eres? (opcional)

Colaborador
camisa 198
Colombia: Condenados 15 militares por asesinato a sangre fría de 5 jóvenes

QUE PASQUIN!!!!!, INSERIO Y LLENO DEL ODIO PROPIO DE AQUELLOS RESENTIDOS DE LA IZQUIERDA O PATROCINADORES DEL HAMPA Y EL EMPOBRECIMIENTO DEL PUEBLO.

VEASE LA CRONICA DE LA MUERTE DE UNA PATRULLERA EN SUCRE, ESE SI ES PERIODISMO SERIO Y BIEN ESCRITO.

Se teme por la vida de estudiante chileno detenido en México por caso de los 43

En desacuerdo con este artículo. Los detenidos formaron parte de los disturbios del pasado 20 de noviembre, cometieron actos vandálicos y ese estudiante chileno andaba ahí. No existe, como se dice, una represión contra la población, por el contrario, en México existen toda clase de garantías en materia de expresión en la calle. Se pinta a México como una dictadura y no hay tal.

Noam Chomsky critica a Estados Unidos por apoyar a Israel y bloquear la creación del Estado palestino

ISRAEL:"MANOS DE HIERRO" CON SABOR A MIEDO
roberto dante – Lanús, Argentina –

El baño de sangre que se ha desencadenado en Jerusalén es un eslabón más (ahora en la Jerusalén ocupada por el sionismo) de la violencia ejercida sobre los palestinos.
Recordemos que el acuerdo entre Hamas y Al Fatah recibió, como respuesta del gobierno sionista de Israel, un bombardeo despiadado sobre el territorio de Gaza. No fue sorprendente.
Pedro Miguel (*) acierta al afirmar que “Tachar de judeofobia la justa indignación internacional contra el régimen israelí es hacerse cómplice de una distorsión fascista de la verdad”.

LA SOLUCIÓN DE DOS ESTADOS ES UN MIRAR PARA OTRO LADO

Me pregunto: ¿cómo se puede sostener la propuesta de “dos estados” sin sufrir alguna picazón en la boca del estómago?
Recientemente el Presidente uruguayo Mújica hizo malabares verbales para defender al pueblo Palestino sin que pudiera ser “tildado” de antisemita y/o antiisraelita”. Olvidó la diferencia más clara: UNA cosa es ser judío; y, OTRA cosa, es ser judío sionista.
La Presidenta argentina Cristina expresó que “los misiles financieros también cuestan vidas y sueños”; fue un acierto. Pero no alcanza para leer la compleja realidad de Oriente Medio.
Donde el fundamentalismo de Netanyahu es tal, que ya le impidió ver “la salida” que le estaban ofreciendo Mahmoud Abbas y John Kerry.
- ¿A quiénes representan…?
Creo que buscan un “Sello” de goma que certifique un estado de límites tan comprimidos que solo sea ocupado por la “Nueva Burguesía de Palestina”, que negocia con Israel.
- ¿Por qué Negocio y Traición son siempre amantes inseparables?
Porque están en las bases de la reproducción capitalista. Se necesitan.
La mal llamada “cuestión Palestina” no es tal. Los palestinos no fueron consultados sobre la división de su territorio, son los agredidos enfrentados con la “cómplice” diplomacia de la ONU. Se debería decir la “cuestión sionista”; porque son los agresores que impusieron su proyecto colonialista bajo el ala protectora de Inglaterra.
No fue sorprendente leer, semana a semana, que en Israel se aprobaba la construcción de viviendas para colonos en territorios palestinos. A este disparate (como expresión de poder), sumemos el de la permanente demonización de Irán y los últimos bombardeos israelíes sobre el territorio de Gaza.

Este tortuoso accionar aprobado por Netanyahu parece indicarnos una gran desorientación en la política internacional de Israel.
Para el sionismo, la actualidad de Oriente Próximo le es tan adversa que los asusta; por lo cual se comprende el, ya manoseado artículo publicado en “e-Periódico.com” firmado por Alon Liel (Ex Director General del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel). En él, Liel, expresa su desacuerdo con Netanyahu, y pide por un estado palestino (concuerda con La Liga Árabe y la -claudicante- Autoridad Palestina), y sostiene que la política actual de Israel los “deja sin proceso de paz,…, sin visión de futuro y sin esperanzas”.
La Presidenta Cristina también afirmó: “Nadie puede eliminar a los pueblos. Por eso es importante que la razón pueda estar por encima del odio de la irracionalidad, para que haya paz y unidad”.
No puede haber “paz y unidad” si dividimos en 2 (DOS) un territorio que antes de 1948 era, fácticamente, 1 (UNO).

- Por un Estado Único Seglar, con Palestinos y Judeocristianos

Por lo analizado en múltiples medios europeos, estadounidenses, árabes e israelíes; “la mayoría de los Palestinos no aceptarían un estado con fronteras de 1967″. Mal que le pese a Alon Liel, “los cándidos” Laboristas de Israel y John Kerry. Esta RAZÓN es el motivo del miedo que está resquebrajando la solidez que siempre manifestó el sionismo.
Si en Oriente Próximo (más Próximo que nunca) no borran lo hecho desde 1948, no tienen futuro de paz. Es vivir en convivencia, aceptando las diferencias culturales o es morir por los fundamentalismos que sostienen los Grandes Poderes Internacionales.
- Para ellos “la guerra” siempre fue un gran negocio.
Lamento la dureza del pronóstico, pero mucho de lo que se diga fuera de este encuadre, puede ser “pescado prohibido”.
//
- (*) Comparto el análisis de Pedro Miguel que establece que fue en Occidente donde se “…enseñó a odiar a los judíos. No fue Hamas ni los árabes ni los islámicos; sino la iglesia –católica y ortodoxa, para empezar, que forjó parte de su identidad con base en una judeofobia arcaica y calumniosa”. (Ver: CUBADEBATE Sociedad » “Masacre en Gaza y antisemitismo”, 13 agosto 2014).-

En Portada
Información legal - Contacta - Colaborar - Publicidad