www.tercerainformacion.es

Ucrania, Chamberlain y el árbol de parra

Artículos de Opinión | Tamer Sarkis Fernández | 27-02-2014 | facebook yahoo twitter Versión para imprimir de este documento

Lo de Ucrania es un Golpe de Estado con complicidad militar: los uniformes han hecho mutis por el foro. De los cuerpos estatales, solamente la policía ha resistido, codo a codo con parte de “la sociedad civil” y con los comunistas, cuyas sedes y viviendas han sido sujetas a flamígera razzia.

Y es un golpe de estado facha, desde luego. Tan facha como las bandas ochenteras venezolanas (no musicales precisamente) a siniestro servicio del socialdemócrata Pérez y de sus amigos tejanos. Más facha aún han sido Mursi, “la revolución siria”, la libia o los talibanes. Quien se ruborice de europeidad viendo la palmadita a la espalda dada por la UE a los paracos ucranios, acaba de caerse de la parra. ¿Quién les ha dado de mamar y les ha llevado entrenadores?: el Senador McCain se ha dejado caer últimamente por alguna plaza de Ucrania, igual que el israelita Bernard Henry-Lévi. Y luego, desde Estrasburgo, aseptizados Comisarios de corbata tienen la cara de alertar a los PIGS frente al “peligro del populismo”. Timoshenko, nada víctima de dictador alguno y sí condenada por desviación de fondos, sale de prisión tal vez para cumplir el romántico papel de “la mujer-Mursi”.

No caigamos ahora de la parra, que es lo de siempre: cuando Hitler se anexionó Austria, los asépticos encorbatados de aquel entonces dijeron n’est pas notre question, don’t worry be happy. Cuando la anexión de los Sudettes checos, idem de idem. Se fumaron un puro y celebraron juntos la Conferencia de Munich, con buenas maneras y sintonía. “Pase usted, señor Torcuato, señor enano. Pero, sobre todo, no se olvide del Gigante ruso”. Hasta con el asunto polaco estuvieron con la mano izquierda empujando a los alemanes, mientras, con la mano derecha, hacían ademanes a Pilsudski a reprimir a las minorías germanas y lo armaban. “Tranquila, Polonia, que te apoyamos”. Caldearon, provocaron, aconsejaron expulsiones. Y, al final, poco antes de septiembre del 39, declaraba Chamberlain tener “la impresión de que Hitler no es un auténtico gentleman”. Aquellos años, estos años.

El alcance del Hegemonismo anglo-sionista es global y su ofensiva global también, empleando a la carta neonazis o al social-imperialismo pintado de “izquierda anticapitalista”. Si alguien obvia el hilo de continuidad entre el fracaso anti-sirio y el éxito anti-ucraniano, está muy pez. A Rusia, hay que reconocerlo, se la han metido doblada esta vez. Me salva el estómago y la compostura el hecho de ver a Putin un poco como a ese elegante villano de serie B, quien en la noche se divierte jugando a dejar creer a la teen protagonista, que se ha librado de él. Y luego envía a los tanques. Cuando los tanques que debieran defender los intereses reales de un pueblo permanecen en el stock por venal traición militar, mandar tanques es pura solidaridad internacionalista. Un compromiso “por encima de fronteras”, según la expresión clásica de nuestra clase. Meter a Ucrania en la UE o en tratados comerciales “preferenciales” es vender a los ucranianos en el mercado de esclavos. ¡Que nos lo digan a nosotros!. Y a fortiori ahora: ¿a nadie le suena la propuesta Obama en pro de desarrollar una “OTAN económica” con Europa articuladora de un TLC euro-estadounidense?.

Los genuinos anti-imperialistas estamos a la espera. Sobre todo después de vomitar viendo en las plazas de Kiev ondear banderas de “la revolución siria” y más de un entrenador marcial israelí instruyendo “defensa personal”. Las banderas de las ratas anti-sirias no tenían aspecto precisamente casual casero. Las rojas estrellas de los bantustanes segregacionistas proyectados cumplían total simetría de formas. No sé si algún espectador habrá creído que los ucranianos guardan banderas de éstas en el cajón, y que las han sacado en el fragor de su propia efervescencia “revolucionaria”. A mí me da que a esas banderas las han traído de fuera.

¿Los medios?: tan poco novedosos como su propio guión. “Violencia”, “dos bandos”, “dictadura”, “democracia”, “reclamaciones populares”, “guerra civil”. Territorios comunes de una mentira repetida tantas veces que incluso toma cuerpo en la motivación, la perspectiva y la acción de algunos –y quizás de no pocos ucranianos, después de todo-, acabando por devenir “la única verdad posible”. Esperemos que Guy Debord tenga aquí más acierto que Goebbels, y que para la mirada y razón cada vez de más seres humanos se cumpla la tesis de que “en el espectáculo el mentiroso se engaña a sí mismo”.

Fuente: http://www.diariounidad.es/index.php?option=com_content&view=article&id=747:ucraniaparra&catid=94:opinion&Itemid=659

Publica tu comentario


¿Un mensaje, un comentario?
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

    texte

    Normas de uso:

    • Esta es la opinión de los lectores.
    • No está permitido verter comentarios injuriantes.
    • Reservado el derecho a eliminar los comentarios considerados fuera de tema.

¿Quién eres? (opcional)

Colaborador
seleccion republicana
Comunicado sobre proceso adjudicación viviendas por sorteo

Buenas a mi también me dijeron que de aquí a final de año pero no me aseguraban nada.porque dice que esa es la información que les ha llegado pero que no es seguro
También escuche allí que aparte de esta promocion de casas no hay mas construidas por lo pronto.cosa que me parece mal pero bueno.A rezar por salir en el sorteo porque de ahora a la próxima promocion de casas pueden pasar 5 o 6 años.Si abre alguien el grupo de face yo me apunto.saludos

En Portada
Información legal - Contacta - Colaborar - Publicidad