www.tercerainformacion.es

Agrocombustibles, reunión decisiva de embajadores europeos

Ante una reunión decisiva de los embajadores europeos. Agrocombustibles: el gobierno español debe cambiar su línea dura. La soberanía alimentaria y la lucha contra el cambio climático son prioritarios, como recuerda Ecologistas en Acción

España | Tercera Información | 13-11-2013 | facebook yahoo twitter Versión para imprimir de este documento

Los embajadores de la Unión Europea se reunirán mañana con el objetivo de acercar posturas en la futura política comunitaria de agrocombustibles. Se trata de un encuentro decisivo, que marcará las pautas para una decisión final del Consejo de Europa en el mes de diciembre. El análisis de las posiciones defendidas por los representantes españoles en las últimas rondas de negociación es muy preocupante. Ecologistas en Acción y una red de organizaciones europeas llama a que se limiten al máximo los combustibles procedentes de materias alimentarias.

Hasta ahora el Gobierno español defiende que el límite a los llamados biocombustibles de primera generación (procedentes de materias alimentarias) se eleve hasta un 8% del consumo energético de la Unión Europea (UE) en el sector del transporte en 2020. Un tope superior al 5% que recomienda la Comisión Europea y al 6% que votó el Parlamento Europeo, incluyendo también cultivos energéticos no alimentarios, como la jatropha o la pongamia.

Para Ecologistas en Acción, este límite debería ser lo más bajo posible, a la vista de que esos agrocombustibles no contribuyen a paliar la crisis energética y climática, pero sí profundizan la crisis alimentaria. Incluso el Banco Mundial, la OCDE, la OMC o el FMI han reconocido que “los precios de los alimentos son sustancialmente más elevados de lo que serían si no se produjesen biocombustibles”.

Ecologistas en Acción se pregunta si el Gobierno ha valorado el coste económico para los contribuyentes de su postura. El consumo del mercado español de agrocombustibles superó en 2011 el 8% del consumo energético del sector de transporte, gracias a la exención del impuesto especial sobre hidrocarburos y los objetivos nacionales de consumo obligatorio. El International Institute for Sustainable Development evaluó que ambos mecanismos de fomento tuvieron un coste superior a 1.100 millones de euros. Precisamente para reducir el impacto económico de los agrocombustibles, el Gobierno español suprimió este año dicha exención fiscal y redujo el objetivo nacional de consumo al 4,1%.

Resulta también preocupante el apoyo español a la «transferencia estadística», por la cual agrocombustibles consumidos en un estado miembro podrían transferirse a la contabilidad de otros estados pequeños y aislados. En el caso español, con una capacidad de producción de agrocombustibles que el propio gobierno reconoce en un 20% (muy por encima del consumo real), este mecanismo incentivaría el consumo de agrocombustibles en nuestro territorio para luego transferirse a otros estados.

En una semana en la que la lucha contra el cambio climático es de máxima actualidad, resulta extremadamente preocupante que el Gobierno mantenga su oposición a la incorporación en la contabilidad de emisiones de las resultantes del cambio indirecto de uso del suelo (ILUC). Si no se tienen en cuenta estos factores ILUC, no se pueden contabilizar todos los impactos climáticos. En el caso de los dos agrocombustibles mayoritarios del mercado español (biodiesel a partir de aceites de soja y palma), anulan cualquier hipotético ahorro de emisiones.

En conclusión, las posiciones del gobierno español en el debate comunitario apuestan por un consumo creciente de agrocombustibles que profundizará la crisis alimentaria y climática. A su vez, a nivel nacional mantiene inactivo el mecanismo para garantizar el cumplimiento de los criterios de sostenibilidad de los agrocombustibles que exige la Directiva de Energías Renovables. Un suspenso absoluto.

Con el objetivo de revertir esta situación, Ecologistas en Acción se suma a una campaña de docenas de organizaciones sociales europeas en las redes sociales. Con las etiquetas #agrocombustibles o #foodnotfuel, anima a la ciudadanía española a enviar mensajes a los ministros competentes que prioricen la alimentación de las personas y la lucha contra el cambio climático a un sistema de transporte inviable y una industria insostenible.

Publica tu comentario


¿Un mensaje, un comentario?
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

    texte

    Normas de uso:

    • Esta es la opinión de los lectores.
    • No está permitido verter comentarios injuriantes.
    • Reservado el derecho a eliminar los comentarios considerados fuera de tema.

¿Quién eres? (opcional)

Colaborador
seleccion republicana
Los monitores administrativos de Andalucía son readmitidos por la Junta

David, que no se puede.

De qué manera vas a actuar en la calle?. Mira la ley de seguridad ciudadana. Ya nos vamos a ir olvidando de las manifestaciones con esa ley.

Como bien dices... lo tienen muy bien montado (bien montado a su favor).

Yo tengo bastante claro que me tengo que largar de España y ya estoy en ello. No te puedes imaginar lo bien que se vive en el extranjero.

El pragmatismo de Podemos

A que principios te refieres Ricardo? A jurar o prometer esta constitución continuadora del franquismo con rey franquista incluido?

Israel y la banalidad del mal

MEJOR SOBRE JUDÍOS CRÍTICOS QUE SOBRE JUDÍOS SIONISTAS
roberto dante - Lanús, Argentina

Recordemos que, según lo estableció recientemente el gobierno sionista de Israel. "los palestinos tendrán prohibido subirse a autobuses israelíes en Cisjordania".
Cito: "La ONG israelí Betselem asegura que esta decisión «complace veladamente la demanda de segregación racial» en el transporte público". Es un clásico conflicto entre sionistas fundamentalistas vs sionistas liberales

Como los sionistas en cada oportunidad que se quedan sin argumentos para sostener su ideología recurren a Dios o a las sagradas escrituras, ignorando que no son argumentos, sólo son “actos de fe”; voy a rescatar Voces de auténticos Judíos críticos (laicos o religiosos).

Cito: “EL sionismo fue y es un movimiento colonialista e Israel es un Estado colonialista y, mientras se mantenga así, incluso una retirada de parte de Cisjordania y la Franja de Gaza, seguida por la creación de un bantustán allí, no pondría fin a la expropiación y la limpieza étnica que se inició en 1948. Los bantustanes no fueron capaces de poner fin al apartheid en Sudáfrica”. (Ilan PAPPÉ, historiador israelí, profesor de Historia en la Universidad de Exeter Reino Unido. En “La Declaración de Stuttgart representa un cambio de paradigma”, 12 de enero 2011).

Y, especialmente, en un fragmento de “Reflexiones de un judío que se odia a si mismo” – por Saúl Landau (periodista y documentalista) oct. 2010 -, donde expresa:
“MÁS de seis décadas después, la idea de que los palestinos también merecen su propia nación con fronteras reconocidas por la ONU ha provocado una reacción de pánico del gobierno israelí y de sus patrocinadores en todo el mundo –incluyendo al presidente de Estados Unidos que se opuso a la idea en la ONU el año pasado.¿Por qué el pánico? Vean los mapas del territorio palestino tal como fue trazado por la ONU en 1948 y compárenlo con lo que queda actualmente de la tierra. Los mapas muestran que Israel se ha robado la mayor parte –para construir asentamientos solo para judíos. Los judíos como mis amigos y yo en todo el mundo, no queremos emigrar a la Tierra Prometida (Sión ahora es igual a gran parte del territorio palestino). No queremos vivir entre colonos israelíes, muchos de ellos farisaicos y muy superiores (¿escogidos por Dios?) y ajenos o incluso orgullosos de lo que han hecho a los palestinos. Décadas de limpieza étnica promovida por Israel –expulsando a los palestinos de sus hogares, aldeas y tierras- abrieron el camino a las grandes urbanizaciones solo para judíos en tierras palestinas. Los que denuncian esos robos ilegales de tierra son tildados de antisemitas. Israel, en otros tiempos una tierra de kibbutzes igualitarios, se ha convertido en una nación agresiva y derechista dirigida por la ortodoxia religiosa y deseosa de más territorios. Vean el mapa.”

- En pocas palabras:

En el siglo pasado asustaban a los niños occidentales con el anatema: “¡China se avecina...!”. Hoy, para los adultos, los anatemas son: “¡los musulmanes nos invaden !” o "¡explosión del antisemitismo !".
Siempre asustan con el “¿lobo está?”. Y es el miedo a lo distinto el que los consume.
Si en Oriente Próximo no borran lo hecho por los sionistas desde mayo de 1948, no tienen futuro de paz.

Noticias Relacionadas
En Portada
Información legal - Contacta - Colaborar - Publicidad