www.tercerainformacion.es

Sobre la "insumisión fiscal" propuesta por la oficina de desobediencia económica

El Grupo de Trabajo Economía Sol ha realizado un análisis de los planteamientos y acciones propuestos por la Oficina de Desobediencia Económica, llegando a las siguientes conclusiones;

España | #Acampadasol | 28-03-2013 | facebook yahoo twitter Versión para imprimir de este documento

El Grupo de Trabajo Economía Sol ha realizado un análisis de los planteamientos y acciones propuestos por la Oficina de Desobediencia Económica, cuyas conclusiones son las siguientes:

La Oficina de Desobediencia Económica plantea extender una acción de insumisión fiscal en la declaración de la renta como herramienta para no pagar la deuda, ni los gastos militares, ni los gastos de represión social, senado, monarquía e iglesia. Esta acción se presenta como una forma de hacer efectivo el “No debemos, No pagamos” en relación a la deuda que no ha revertido en beneficio de la ciudadanía.

Entendemos que estos planteamientos contienen errores de base. Por un lado, los impuestos que pagamos a través del IRPF van a una “caja común” desde la que se financian tanto la deuda, los gastos militares o de la iglesia como la construcción y el mantenimiento de hospitales, centros sociales, escuelas o infraestructuras necesarias. Si a esto añadimos que los recortes en lo público que realizan estos gobiernos al servicio del capital llevan precisamente a la reducción de los fondos dedicados a inversiones sociales, podemos deducir que la disminución de recursos derivada de la insumisión fiscal va a recaer sobre la educación, la sanidad y las prestaciones sociales y no sobre la deuda o los gastos policiales, que como hemos visto están aumentando en los últimos presupuestos generales del estado.

Además, esta estrategia no sirve para hacer efectivo el “NO DEBEMOS, NO PAGAMOS”, puesto que el pago de la deuda tiene carácter prioritario frente a cualquier gasto social tras la reforma del artículo 135 de la Constitución que realizaron con alevosía PSOE y PP. El no pago de la deuda ilegítima es una posición de firmeza como sociedad contra los poderes establecidos, y busca precisamente que no sean esquilmadas las finanzas públicas, lo que es contradictorio con esta propuesta.

Por otro lado, no creemos que la alternativa a la gestión pública de los impuestos sea su gestión privada, pues es el pueblo en su conjunto, y no el individuo de forma aislada, el que debe decidir a qué se dedican estos recursos comunes. En este sentido, la lucha estriba en recuperar la soberanía popular sobre la gestión de lo público y lo común. Y estamos en contra de la evasión fiscal, porque entendemos que todas las personas, en la medida de sus posibilidades, deben aportar recursos a una caja común que garantice la financiación de aquellos bienes y servicios que no podemos obtener de manera individual.

Tampoco estamos de acuerdo con dedicar esta financiación a proyectos de particulares, por muy loables que sean muchas de las actividades cuya financiación se propone. Y más cuando también se invita a financiar proyectos privados en los que no se dan la transparencia ni el control necesarios. Apoyamos de manera expresa aquellas iniciativas que tienen como objetivos la autogestión, el apoyo mutuo, la cooperación y la utilidad pública, pero creemos que la financiación de las mismas no puede llevarse a cabo a costa de reducir los recursos comunes.

Queremos poner de manifiesto que esto no implica estar conformes con el actual sistema tributario, como ya hemos desarrollado, ni con el destino dado a las cantidades recaudadas. Defendemos la necesidad de crear mecanismos que eviten la acumulación de la riqueza y de otros que sirvan para su redistribución. Tampoco presupone estar o no de acuerdo con el actual modelo de estado. Creemos, independientemente de la forma de organización social, en la necesidad de contar con instrumentos que sirvan para obtener los recursos suficientes para cubrir las necesidades de toda la población por medio de bienes y servicios comunes cuya gestión sea democrática y participativa.

Invitamos a las asambleas populares a tener en cuenta estos argumentos a la hora de analizar la iniciativa de insumisión fiscal propuesta por la Oficina de Desobediencia Económica.

Publica tu comentario


¿Un mensaje, un comentario?
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

    Normas de uso:

    • Esta es la opinión de los lectores.
    • No está permitido verter comentarios injuriantes.
    • Reservado el derecho a eliminar los comentarios considerados fuera de tema.

¿Quién eres? (opcional)

Colaborador
camisa 198
Coca-Cola contiene componentes nocivos para la salud, en el caso de Coca-Cola light, potencialmente nocivos

Las frutas y las verduras son también nocivas para la salud, porque son regadas con aguas negras.
Así que todo está contaminado.
Tendríamos qué vivir mejor en islas semidesiertas y con abasto de agua, domesticar animales y sembrar nuestra comida.
Eso es algo casi imposible. Ya no hay muchos lugares así en la tierra.
¿Alguna otra sugerencia?

Permiten en Lena un chamizo de montaña mientras cierran las minas mecanizadas

tu como siempre escribes lo mismo.no tienes idea. el oso si los hay , son mas listos que tú y si no pues pasar por un lau el oso va saber pasar por otru.
eres un bacazas que solo vive del cuentu, ecologista . ¿por qué nun vas en bici a los sitios?

Comunicado condena contra Almudena Ariza, corresponsal RTVE en EEUU

No es la primera vez que se dan casos así con la sra. Ariza.

Su actitud es esa constantemente, es la prepotencia en persona.
Confunde la necesidad de ser un periodista sólido con hacer lo que le da lagana. Y después va siempre escondiéndose en las faldas de RTVE cuando monta un pollo. Sale carísima, porque además del sueldo es necesario incurrir en pleitos que dejan mal a la cadena y que la cadena paga para cubrir los lios que monta. Aquí lo que hace falta es que los puestos cambien y los sueldos se hagan equitativos. No hace falta que los corresponsales o las caras famosas de los telediarios cobren barbaridades. Son caras conocidos porque tienen una audiencia delante, si cambian esas caras, otras caras serán conocidas. No tiene sentido cubrir esas pretensiones de sueldos propios de cadenas privadas y competitivas. La cadena pública necesita otros parámetros para funcionar. Es una vergüenza.

Noticias Relacionadas
En Portada
Información legal - Contacta - Colaborar - Publicidad