www.tercerainformacion.es

¿Ha funcionado la tregua de las Farc?

El gobierno de Santos no quiere un cese de fuego, intensifica la guerra en medio del Diálogo de Paz.

Artículos de Opinión | Horacio Duque | 24-12-2012 | facebook yahoo twitter Versión para imprimir de este documento

No obstante que el asunto de una tregua bilateral y definitiva entre las Fuerzas Armadas y las Farc está previsto para cuando se aborde el tema del fin del conflicto, la implementación de la misma ha sido destacada desde diversos ángulos de la sociedad.

Muchos han señalado que al el proceso de conversaciones que se adelanta en La Habana desde el mes de Noviembre le convendría un cese inmediato al fuego de hostilidades y enfrentamientos entre los contendientes del conflicto social armado. La paz ganaría así mayor aceptación y legitimidad entre la población por cuanto la tregua bilateral significaría un alivio gigantesco en las condiciones de vida de millones de personas, particularmente en aquellas áreas donde le conflicto es más agudo con las consecuencias ya conocidas.

Pero el gobierno del señor Santos no lo ve así. Piensa que para sus propósitos políticos tiene muchas ventajas mantener las operaciones militares y ofensivas contra los combatientes guerrilleros. Los “expertos” le han dicho que un cese al fuego sería aprovechado por las Farc para rearmarse y fortalecerse, alejando la firma de un Pacto definitivo que ponga fin al conflicto bélico. Lo que, por supuesto es una falacia y una contradicción con el texto firmado en La Habana que establece como objetivo principal de las conversaciones el fin de la guerra civil. Santos prefiere “combinar su propias formas de lucha” (un leninismo invertido) con Planes “Espada de Honor” y “diálogos” simulados para alcanzar su sueño de la derrota y rendición de la insurgencia campesina revolucionaria. Allá él con sus cálculos siniestros y estrategias idiotas que se apalancan en premisas deleznables y efímeras.

La otra parte de la Mesa de Conversaciones ha preferido subir de nivel el proceso y llenar de contenido político cada uno de sus componentes en el entendido de que lo político es el elemento constitutivo principal, en última instancia, de la sociedad. El universo de lo político ha sido siempre un mundo de flujo y creación. La tarea de la política consiste precisamente en dar un orden a las cosas del mundo. Ese el sentido de la tregua unilateral declarada por las Farc por dos meses, entre el 20 de noviembre y el 20 de enero del 2013.

La pregunta que muchos nos estamos haciendo es si dicha tregua ha funcionado.

Tal parece, por los datos que entregan los expertos que hacen un seguimiento detallado de los combates, que en los primeros 30 días el éxito ha sido rotundo. Se pasó de 190 combates y enfrentamientos mensuales a 26, 23 de los cuales tienen su origen en los grupos ajenas a los diálogos de Cuba. El alivio para los ciudadanos del Putumayo, Caquetá Meta, Guaviare, Casanare, Vichada, Nariño Cauca, Arauca, Catatumbo es un hecho incuestionable. Incluso las empresas petroleras y las que explotan minerales han reportado un ambiente de mucho menos hostilidad.

A pesar de que los medios dominantes desconocen estos resultados y ciertos mandos militares recurren a un lenguaje destemplado para caricaturizar los efectos de la tregua unilateral de la guerrilla, los fenómenos más peligrosos del conflicto también han retrocedido. Me refiero a temas como el minado y la acción de los francotiradores que golpean duramente las individualidades inmersas en los combates.

Esperemos al próximo 20 de enero para que el balance que entreguen los expertos y observadores independientes contribuya a fortalecer la racionalidad política de las conversaciones que se adelantan para la terminación del conflicto y se de paso a un cese al fuego bilateral permanente y definitivo. Que así sea.

Publica tu comentario


¿Un mensaje, un comentario?
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

    texte

    Normas de uso:

    • Esta es la opinión de los lectores.
    • No está permitido verter comentarios injuriantes.
    • Reservado el derecho a eliminar los comentarios considerados fuera de tema.

¿Quién eres? (opcional)

Colaborador
seleccion republicana
Los monitores administrativos de Andalucía son readmitidos por la Junta

David, que no se puede.

De qué manera vas a actuar en la calle?. Mira la ley de seguridad ciudadana. Ya nos vamos a ir olvidando de las manifestaciones con esa ley.

Como bien dices... lo tienen muy bien montado (bien montado a su favor).

Yo tengo bastante claro que me tengo que largar de España y ya estoy en ello. No te puedes imaginar lo bien que se vive en el extranjero.

El pragmatismo de Podemos

A que principios te refieres Ricardo? A jurar o prometer esta constitución continuadora del franquismo con rey franquista incluido?

Israel y la banalidad del mal

MEJOR SOBRE JUDÍOS CRÍTICOS QUE SOBRE JUDÍOS SIONISTAS
roberto dante - Lanús, Argentina

Recordemos que, según lo estableció recientemente el gobierno sionista de Israel. "los palestinos tendrán prohibido subirse a autobuses israelíes en Cisjordania".
Cito: "La ONG israelí Betselem asegura que esta decisión «complace veladamente la demanda de segregación racial» en el transporte público". Es un clásico conflicto entre sionistas fundamentalistas vs sionistas liberales

Como los sionistas en cada oportunidad que se quedan sin argumentos para sostener su ideología recurren a Dios o a las sagradas escrituras, ignorando que no son argumentos, sólo son “actos de fe”; voy a rescatar Voces de auténticos Judíos críticos (laicos o religiosos).

Cito: “EL sionismo fue y es un movimiento colonialista e Israel es un Estado colonialista y, mientras se mantenga así, incluso una retirada de parte de Cisjordania y la Franja de Gaza, seguida por la creación de un bantustán allí, no pondría fin a la expropiación y la limpieza étnica que se inició en 1948. Los bantustanes no fueron capaces de poner fin al apartheid en Sudáfrica”. (Ilan PAPPÉ, historiador israelí, profesor de Historia en la Universidad de Exeter Reino Unido. En “La Declaración de Stuttgart representa un cambio de paradigma”, 12 de enero 2011).

Y, especialmente, en un fragmento de “Reflexiones de un judío que se odia a si mismo” – por Saúl Landau (periodista y documentalista) oct. 2010 -, donde expresa:
“MÁS de seis décadas después, la idea de que los palestinos también merecen su propia nación con fronteras reconocidas por la ONU ha provocado una reacción de pánico del gobierno israelí y de sus patrocinadores en todo el mundo –incluyendo al presidente de Estados Unidos que se opuso a la idea en la ONU el año pasado.¿Por qué el pánico? Vean los mapas del territorio palestino tal como fue trazado por la ONU en 1948 y compárenlo con lo que queda actualmente de la tierra. Los mapas muestran que Israel se ha robado la mayor parte –para construir asentamientos solo para judíos. Los judíos como mis amigos y yo en todo el mundo, no queremos emigrar a la Tierra Prometida (Sión ahora es igual a gran parte del territorio palestino). No queremos vivir entre colonos israelíes, muchos de ellos farisaicos y muy superiores (¿escogidos por Dios?) y ajenos o incluso orgullosos de lo que han hecho a los palestinos. Décadas de limpieza étnica promovida por Israel –expulsando a los palestinos de sus hogares, aldeas y tierras- abrieron el camino a las grandes urbanizaciones solo para judíos en tierras palestinas. Los que denuncian esos robos ilegales de tierra son tildados de antisemitas. Israel, en otros tiempos una tierra de kibbutzes igualitarios, se ha convertido en una nación agresiva y derechista dirigida por la ortodoxia religiosa y deseosa de más territorios. Vean el mapa.”

- En pocas palabras:

En el siglo pasado asustaban a los niños occidentales con el anatema: “¡China se avecina...!”. Hoy, para los adultos, los anatemas son: “¡los musulmanes nos invaden !” o "¡explosión del antisemitismo !".
Siempre asustan con el “¿lobo está?”. Y es el miedo a lo distinto el que los consume.
Si en Oriente Próximo no borran lo hecho por los sionistas desde mayo de 1948, no tienen futuro de paz.

En Portada
Información legal - Contacta - Colaborar - Publicidad