www.tercerainformacion.es

El debate del modelo económico: Colombia y el proceso de paz

Artículos de Opinión | Eduardo Sarmiento* | 30-10-2012 | facebook yahoo twitter Versión para imprimir de este documento

El diálogo de paz se inició dentro de las expectativas y suscitó las más variadas interpretaciones. La primera desavenencia corrió por cuenta del modelo económico.

No sobra recordar que el modelo económico no es otra cosa que un marco de referencia abstracto, más aún teórico, sobre las características determinantes del sistema económico. En muchas facetas es un lenguaje para simplificar el problema y destacar los componentes sobresalientes. No es fácil abordar algunos temas económicos específicos sin una visión general.

Así lo confirma el tema de desarrollo agrícola. El monumental retroceso del sector en los últimos 20 años se originó en la apertura comercial y se verá acentuado por el TLC, que a los tres meses de iniciado disparó las importaciones agrícolas por encima del 50%. El desmonte arancelario de los cereales y los productos de la ganadería dejaron el agro desprovisto de demanda mundial. Mientras no existan los compradores que impulsen la expansión del área agrícola y de la producción, no será posible avanzar en las reformas que buscan distribuir la propiedad y erradicar la pobreza y la exclusión.

Algo similar se plantea con respecto al debate nacional sobre el predominio minero, el retraso de la industria, la proliferación de los monopolios en las telecomunicaciones y el caos de la salud. Estas enormidades se ven como aspectos aislados, cuando son simples consecuencias del modelo de libre mercado y competencia que le asignan prioridad al abaratamiento de las importaciones sobre el empleo y le dan rienda al lucro individual.

En mi ultimo libro, Transformación productiva y equidad se muestra cómo el modelo económico tiene un papel dominante en la construcción de una sociedad equitativa. La adopción del modelo neoliberal en 1991 por la administración Gaviria, al igual que en toda América Latina, fue seguida de un deterioro sin precedentes del coeficiente de Gini de la distribución del ingreso. La revista “Economist”, que se caracteriza por su abierta defensa al libre mercado, en la última entrega reconoce que la globalización y la apertura comercial contribuyeron al deterioro de la distribución del ingreso en las dos terceras partes del planeta.

La gravedad de este diagnóstico no corresponde a las soluciones. Luego de reconocer el aumento de las desigualdades y la necesidad de corregirlas con la política pública, el Gobierno y Economist proponen bajar los gravámenes al capital, y las empresas, trasladarlos a los ingresos medios y ampliar el gasto social de baja calidad. Así, las desigualdades causadas por el modelo y la consecuente depresión de los ingresos del trabajo con respecto al capital se pretenden corregir con impuestos a la clase media y asistencialismo, ignorando que la mayor capacidad tributaria está en los grupos altos.

Ciertamente, el modelo económico no se puede cambiar en unos meses y la mesa de diálogo no tiene poderes para hacerlo. La decisión sobre la organización económica y social les corresponde a todos los colombianos y, en consecuencia, debe hacerse dentro de los canales señalados en la Constitución.

La verdad es que el debate sobre el modelo empezó de tiempo atrás y se encuentra en su momento más álgido. El impasse reside en que el fracaso no ha llevado a la modificación de las concepciones y las instituciones. Como sucede en Europa y Estados Unidos, los responsables de la crisis buscan las soluciones con el mismo modelo que la causó. En su lugar, se plantea reconocer que las enormes iniquidades de la sociedad no se corrigen con recetas neoliberales, avanzar en teorías más representativas de la realidad y aterrizar en la revisión de las instituciones dominantes.

* Economista y crítico del neoliberalismo.

Publica tu comentario


¿Un mensaje, un comentario?
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

    Normas de uso:

    • Esta es la opinión de los lectores.
    • No está permitido verter comentarios injuriantes.
    • Reservado el derecho a eliminar los comentarios considerados fuera de tema.

¿Quién eres? (opcional)

Colaborador
camisa 198
Tienda
ASPASI: "el 80% de los abusos sexuales son silenciados por estar producidos dentro del ámbito familiar". Un caso concreto

Ya es hora de que se juzgue a estas personas que ha cometido delitos en contra de personas indefensas, en este caso niños. En ilegalesinternamientosperu.blogspot.com, se ve como hay gente sin ética junto con pseudos clínicas que por afán de lucro privan de la libertad a muchas personas y hacen mucho daño a la sociedad.

Oliver Stone: "El Golpe de Estado en Honduras fue una vergüenza para Estados Unidos"

admiro a Oliver Stone pocos yankees se interesan por el tercer mundo, Arroz aprende a escribir, y a pensar un poquito no conozco la política de honduras pero si se defiende a un golpe de estado es por que los diarios te la pusieron bien adentro sin defender a Porfirio que no lo conozco gracias a que los medios poco y nada muestran lo que sucede en otros países.

Los fundamentos del nacionalismo español

Menuda sarta de ambigüedades calculadas para contentar... ¿a quién, exactamente?

¿Como se va a entender nada de lo que está sucediendo ahora (y hace cien años, y doscientos, y...) sin analizar los intereses y clases sociales que intervinieron en la conformación del estado español? Si hemos de hacer caso al autor, todo comienza con los liberales y acaba con el franquismo, en una especie de lucha de ideas y resoluciones en las Cortes: los pueblos ni intervienen, ni parecen tener nada que decir al respecto.

Nada que insinuar siquiera a los orígenes coloniales de ese nacionalismo ("hemisférico", como para quitarle hierro al asunto), ni el papel que tuvo (y tiene) la oligarquía terrateniente aliada con la iglesia.

Especialmente reaccionaria la línea "estimularon, por contra, que el nacionalismo español encontrara argumentos para reaccionar". Estamos hablando de la misma época que España perdía Filipinas, Cuba, etc. ¿Hemos de entender que todas estas resistencias también "estimularon" el nacionalismo español, o fueron más bien consecuencia? ¿Acaso nos invitan a la equidistancia para que no señalemos con el dedo al verdugo, y olvidemos quiénes fueron las víctimas?

Tanta tontería vacua y desclasada parece más propia de los mediocres de la Fundación Ideas que de un espacio como éste... a no ser que estemos haciendo puntos para ponernos a su altura, y abrir terreno ideológico para ese españolismo de baja intensidad que tanto y tan bien practican ciertas organizaciones progresistas.

Recordemos que tanto el ciudadanismo progre como el constitucionalismo carca coinciden en escamotearnos un debate serio en torno a la nación y el nacionalismo: no debería extrañarnos que en este ambiente de inopia ideológica prospere el españolismo de toda la vida: el que censura, oprime y mata.

En Portada
Información legal - Contacta - Colaborar - Publicidad