www.tercerainformacion.es

Carta abierta sobre la duna escalonada en Santander

Artículos de Opinión | José Francisco García de Soto y de la Roza | 16-08-2012 | facebook yahoo twitter

Sr. Presidente Gobierno de Cantabria

Carta abierta a los Srs. Presidente de Cantabria, Alcalde de Santander, Presidente de la Autoridad Portuaria de Santander y Secretario de Estado para el Deporte

En mi condición de Capitán de la Marina Mercante, practicante en activo del deporte de la Vela desde el año 1962, olímpico en Montreal y Seúl, varias veces campeón de España en clases olímpicas e internacionales, además de ser el único español y cántabro en tomar parte en los dos únicos Campeonatos del Mundo de la ISAF celebrados en la península Ibérica, iguales al que se celebrará en Santander en 2014, el primero en Cádiz en 1992 y el segundo en Cascáis en 2007, y tras leer con estupor que el pasado día 11 el Presidente de la Autoridad Portuaria adelantó que en septiembre está previsto ceder el suelo necesario a la RFEV para la ejecución del proyecto de Alejandro Zaera para la construcción de la “duna escalonada” en el CEAR de Vela para sustituir las naves que actualmente sirven, PERFECTAMENTE, para albergar embarcaciones y talleres en el mismo, ello para mayor gloria del próximo Mundial de Vela del 2014. Es por lo que les remito la siguiente carta abierta a todos los Presidentes de los Organismos que con dinero público intervienen en tan gran despropósito como el que se pretende realizar con nuestros impuestos en el CEAR de Vela.

Ni con una economía brillante esa “duna escalonada” tiene ningún sentido para el deporte de la Vela. Está claro que ustedes desconocen el deporte de la Vela al apoyar ese proyecto. Desgraciadamente para la Vela, la ciudadanía no siente ninguna sintonía con ella como para ir a ver las competiciones de la misma, las regatas. Solamente háganse una pregunta muy simple, ¿Cuántas veces han acudido Uds. a presenciar una regata de vela a lo largo de su vida?, pregúntenselo también a sus allegados. Pues bien la contestación a esta pregunta les aclarará sin ningún tipo de duda la nula necesidad de construir esa nave escalonada o mejor dicho ese monumento a la inutilidad.

Pero en un momento de crisis como el que azota a nuestro país desde hace 5 años y del que al menos en otros tantos no seremos capaces de salir de ella, un dispendio de estas características carece de todo sentido, al no ser necesario bajo ningún sentido el tirar a la bahía ese montón de dinero que tanta falta hace para cualquier otro proyecto, productivo, que nos ayude a paliar los duros efectos de la crisis por la que atravesamos, la que ha obligado al gobierno regional, entre otras cosas, a paralizar, hace unos días, las obras licitadas en las carreteras de nuestra región y no digamos ya lo que viene haciendo mes tras mes el Gobierno Central.

Solo unos imprudentes pueden en estos momentos el seguir alentando un proyecto como el de la “duna escalonada”, cuando desde todas las instituciones se está proclamando la austeridad y el ajuste de los gastos. Actuaciones como las que se pretende hacer con la “duna escalonada” indican que hay dos varas de medir y dos discursos distintos de los políticos ante la ciudadanía. Por una parte se nos exprime y se nos exige sacrificios y por otra se despilfarra, como en este caso, en algo improductivo, que no vale para nada, ni para la Vela, ni para el Mundial, ni para nadie, el dinero de nuestros impuestos. Difícilmente se puede justificar ante la opinión pública, ni ante nadie, un gasto improductivo y sin objetivo en momento alguno como es el de la “duna escalonada”, cuando se está debatiendo si continuar, o no, la aportación de 400 Euros (ya se han rebajado 20 Euros antes del debate) a los parados que no tienen prestación alguna, en un colectivo que ha rebasado los 5 millones de compatriotas y que desgraciadamente seguirá aumentando, se les quita la paga extra a los funcionarios, se les hace pagar el copago a los pensionistas y se nos viene encima el aumento del IVA a todos.

La Vela necesita muchas cosas para su difusión y consolidación, más presupuesto, más practicantes, más lugares donde los deportistas puedan practicar este deporte y guardar sus embarcaciones, pero desde luego para nada una “duna escalonada”.

Acabamos de ver las regatas de los Juegos Olímpicos (los que las hemos seguido) en Weymouth, estas eran seguidas por bastante de gente, (lo que nunca pasará en nuestro país), aunque minoritariamente con relación a otros deportes, gente que además pagaba 55 libras al día por ocupar un sitio en la campa o mejor como decimos en nuestra tierra, en el “prao” reservado para ello (lo que desde luego es impensable en España y en Santander). Este lugar desde donde la gente veía las regatas en Weymouth no era una grada, ni tan siquiera una construcción alternativa. Era simplemente un “prao” en el extremo del cabo de Weymouth.

En mis dos participaciones en los Mundiales de la ISAF, análogos al que se va a realizar en Santander en 2014, en ninguno de ellos vi ciudadanos siguiendo las competiciones de las distintas clases participantes, y en ninguno de ellos vi obras faraónicas como la que se pretender realizar con la “duna escalonada” en el CEAR. En Cádiz estuvimos en la explanada de un puerto deportivo con carpas de lona, y en Cascáis en el puerto deportivo local. En ninguno de los dos Mundiales, que fueron un éxito deportivo, se tiró el dinero en gastos superfluos e improductivos. Por ello tengo la experiencia de que el motivo que pretenden hacernos valer para este proyecto de la “duna escalonada” no tiene ningún sentido, a aparte solo de en su inmensa imaginación política. Por favor no nos tomen por lo que no somos, “la duna escalonada”, su proyecto estrella para el Mundial 2014 es un insulto a la inteligencia. Los españoles estamos hartos de tener que al final pagar los platos rotos por los excesos de los políticos, por ello estos se han convertido en una de las mayores preocupaciones en las encuestas del CIS

En nuestra maravillosa ciudad, la naturaleza nos ha dotado de un balcón excepcional en el marco de la bahía, y que no es otro que el paseo de Reina Victoria, el que además posee un magnifico terreno, que poco tiene que envidiar al “prao” de Weymouth, y que llega desde el paseo hasta el mar, el que se encuentra abandonado en barbecho. Contamos además con una magnifica línea de muelles que también pueden ser usados para la observación por miles de personas de las regatas. Todo ello puesto por la naturaleza de forma gratuita.

En cuanto a la observación de los campos que se instalen en el Sardinero, la naturaleza, una vez más, nos dotó de unos lugares privilegiados, sin coste alguno para el erario, para poder seguir las evoluciones de los regatistas, y que no son otros que Cabo Mayor y el Palacio de la Magdalena. Estos dos lugares son netamente superiores a los que los ingleses usaban en Weymouth como lugar para ver las regatas.

A pesar de ello les aseguro que pocos serán los santanderinos que acudan a estos lugares a seguir las competiciones. Se lo puedo asegurar, pues año tras año y semana tras semana, durante más de 40 que práctico la Vela, a nadie veo seguir sus competiciones.

Por ello, y con lo que está cayendo en nuestro país y en nuestra región, para nada está justificado en un Mundial de Vela gastar dinero público en la construcción de una “duna escalonada”. De hacerlo será su responsabilidad el hecho de tirar por la borda, nunca mejor empleada esta frase, el dinero de los contribuyentes. Lo paradójico es que ni aun en las mejores condiciones económicas del país tampoco estaría justificada esta construcción faraónica para la Vela. La Vela necesita buenas rampas de acceso y botadura para que los participantes boten si dificultad y con rapidez sus embarcaciones, grúas varias para lo mismo y amplias explanadas para dejar sus enseres y barcos, pero no “gradas escalonadas” como las que se pretenden construir tras derribar las naves que actualmente cumplen perfectamente con su cometido. También necesita fondos para su promoción y consolidación, con lo que con parte de lo previsto del gasto de la “duna escalonada” este deporte brillaría más, sin duda.

Si de verdad quieren que el Mundial 2014 llegue a los santanderinos, instalen pantallas gigantes en los pabellones deportivos de la ciudad y con la televisión pública retrasmitan todas las regatas que se celebren en el 2014. El gasto seria menor y los ciudadanos disfrutaríamos de este bello deporte sin necesidad de “dunas escalonadas”

Fdo José Francisco García de Soto y de la Roza

2 Mensajes del foro
  • 17 de agosto de 2012 11:31, mOe:)

    Completamente de acuerdo: Me parece que el proyecto es bastante inutil y exageradamente caro...

  • 20 de agosto de 2012 14:02, Ana

    Todavía a nadie se le ha ocurrido priorizar los gastos de forma rigurosa en función de criterios racionales y justos y así nos va. Pero en política, la imagen es innegociable, ya que da réditos. Debería haber un plan serio, consensuado entre las fuerzas políticas para decidir de dónde se recorta y en donde sería conveniente invertir.

Publica tu comentario


¿Un mensaje, un comentario?
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

    Normas de uso:

    • Esta es la opinión de los lectores.
    • No está permitido verter comentarios injuriantes.
    • Reservado el derecho a eliminar los comentarios considerados fuera de tema.

¿Quién eres? (opcional)

Colaborador
seleccion republicana
En Portada
Información legal - Contacta - Colaborar - Publicidad