www.tercerainformacion.es

Los países de Unasur gastaron $ 126 mil millones en 4 años para defensa

Un total de $ 126 mil millones es el gasto acumulado del periodo 2006-2010 que los 12 países integrantes de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) destinaron para el sector de la Defensa.

Internacional | Andes | 14-05-2012 | facebook yahoo twitter Versión para imprimir de este documento

Un total de $ 126 mil millones es el gasto acumulado del periodo 2006-2010 que los 12 países integrantes de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) destinaron para el sector de la Defensa, según el informe provisional del organismo difundido este jueves.

El documento elaborado por el Centro de Estudios Estratégicos de la Defensa (CEED), revela que el gasto en este sector ha aumentado significativamente en cuatro años. Así, de $17,6 mil millones destinados en el 2006 se pasó a $ 33,2 mil millones, es decir, un aumento de casi la mitad.

Del gasto total en defensa para este periodo, al Brasil le correspondió el 43%, seguido de Colombia con el 17% y Venezuela con el 10,7%. El gasto de defensa regional tiene un promedio de $ 67,4 por cada habitante y por cada mil pobladores hay un promedio de 2,72 militares.

El informe señala además que el 58,7% del gasto fue destinado al pago de personal, el 23,5% a operaciones, un 17,3 a inversiones y apenas un 0,5% para investigación.

De las ramas de las Fuerzas Armadas, el Ejército recibió el 43% de los recursos, la Armada el 24% y la Fuerza Aérea el 23%. El resto se repartió entre el Ministerio de Defensa, el Comando Conjunto y otros organismos.

El ministro de Relaciones Exteriores de Ecuador, Ricardo Patiño, resaltó la importancia de que los países que componen Unasur trasparenten sus gastos de defensa, hecho calificado por el diplomático ecuatoriano como un paso “inédito” que permite establecer lazos de confianza mutua.

Francisco Ortiz, Secretario pro-tempore de Unasur, también subrayó la importancia del informe y valoró la voluntad política de los ministros de Defensa de transparentar la información sobre los gastos.

Para María Emma Mejía, Secretaria General de Unasur, la presentación del informe sobre el gasto de defensa es histórico y demuestra que está destinado a la paz social, rompiendo el mito de la militarización de América y de que el gasto militar va en perjuicio del desarrollo social.

“Este gasto asegura a la ciudadanía suramericana, puesto que se destina a atender a la población civil con logística, emergencias y eso beneficia a la paz social” manifestó.

Al cierre del evento, Ángela Klein, representante del Secretario General de la ONU Para Asuntos de Desarme, manifestó que mejorar la transparencia en asuntos de gastos militares es una medida de fomento de la confianza, que permite a los gobiernos revaluar sus necesidades de defensa y reorientar sus prioridades y recursos.

La funcionaria informó que en el último decenio y medio, los gastos militares en el mundo han aumentado. “El año pasado se gastaron más de $ 1.700 millones en armamento y defensa, lo que significa que los gastos militares de los países son 20 veces la cantidad adicional necesaria para cubrir los Objetivos de Desarrollo del Milenio y erradicar la pobreza del mundo”.

El informe de gastos de defensa de los países de Unasur y los análisis políticos que les corresponde a los ministros de Defensa serán formalizados el próximo 5 de junio en Asunción -Paraguay.

Cómo son las cuentas a propósito del informe de UNASUR sobre los gastos militares de Colombia

Presentación del resumen consolidado del Registro Suramericano de Gastos en Defensa de UNASUR, en Quito.

Por Roberto Romero Ospina

Fuente: http://www.centromemoria.gov.co/

Cuando un bebé colombiano cumpla su primer año de vida, ya habrá invertido 450 mil pesos (255 dolares) en gastos militares. Tal suma se deriva fácilmente de lo deducido a la población por impuestos y que se va al barril sin fondo de la guerra y no para la paz. La suma, casi un salario mínimo, viene a cuento al ver la noticia que traen todos los medios hoy 11 de mayo: Unasur, la comunidad de naciones de Suramérica, entregó ayer, en un acto especial en Quito, las cifras de la inversión castrense en el periodo 2006-2010. Y las conclusiones dejan a Colombia con algunos record discutibles sobre estos gastos si vamos más allá de los datos escuetos que presenta el organismo regional. En sólo cuatro años, los 12 miembros del bloque Unasur, Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela, destinaron 126.110 millones de dólares a los gastos de defensa en el lapso indicado.

De esa cantidad, un 43,7% correspondió a Brasil, un 17% a Colombia, un 10,7% a Venezuela, un 9% a Chile, un 8,3% a Argentina, un 4,5% a Ecuador y un 4% a Perú. Es decir, somos el segundo país de la zona en semejantes “inversiones”.

Haciendo cuentas, que no las trae el documento, Colombia por año tuvo la poca inteligente idea de girar, de sus entradas fiscales, un cheque anual por 5.359 millones de dólares, lo que equivale a nueve billones 646 mil millones de pesos. De acuerdo con el estudio, el gasto regional promedio por habitante, entre 2006 y 2010, fue de 67,4 dólares (cerca de 17 dólares por año).

Y aquí, entonces, es menester hacer los ajustes al informe de Unasur. Que no se pueden dejar pasar por alto si se quiere ahondar en el viejo tema de costo-beneficio, de cara al conflicto armado de casi medio siglo que lleva el país y donde perdemos todos.

Según los datos de Unasur, incompletos como veremos, cada colombiano, tomando como base 46 millones 509 habitantes, según los estudios más recientes últimos del DANE, aporta de su bolsillo 115.5 dólares, o sea $208.800.00 cada año, algo muy por encima del promedio suramericano de 17 dólares.

En materia de uniformados la situación es más sorprendente: si para Unasur la cantidad de militares por cada 1.000 habitantes en toda la región es de tres soldados, en Colombia el guarismo es de 10 por el mismo millar de personas.

Hay que recordar que Colombia tiene las fuerzas armadas más numerosas de América Latina, y ocupa el noveno lugar en el mundo. Nuestras tropas están en número por encima de Brasil, que nos quintuplica en habitantes con 203 millones de personas. Esta potencia, ya la quinta en el planeta, por cada 1.000 habitantes tiene 1.5 uniformados. Y todo esto sobre la base que en el país todos los regimientos suman 460.000 hombres.

Pero aquí no termina la historia. Si ahondamos un poco más, nos vamos a encontrar que la información de Unasur es bien parcial y las cuentas del gasto militar aquí alcanzan otra dimensión. Para esto tomemos como referencia el debate sobre el presupuesto de guerra que tuvo lugar en el Senado en septiembre pasado.

La viceministra de Defensa, Yaneth Giha, argumentó que el presupuesto total del sector Defensa para 2012 debía ser de 23,08 billones de pesos, que se dividen en 17.55 billones para gastos de personal, gastos generales, transferencias e inversión , más 5,53 billones para el sector descentralizado.

Más de veintitrés billones de pesos para el ministerio de Defensa, que fueron aprobados finalmente; bien lejos queda el monto revelado por Unasur de cinco billones 359 mil millones de pesos. Y la alta funcionaria, como si los abultados renglones de la rama que desangran el presupuesto nacional no le bastaran, insistió en la necesidad de aumentar los recursos para funcionamiento e inversión. Señaló que en funcionamiento se ha solicitado al ministerio de Hacienda una partida adicional de 154 mil 900 millones de pesos para el presupuesto de 2012.

"Esos recursos están divididos en las necesidades que tenemos en horas de vuelo para helicópteros del Ejército, combustibles naval y mantenimiento aeronáutico", explicó.

Y sus reclamos adicionales no se quedaron ahí. Exhortó en la necesidad de contar con recursos extras para la partida de alimentación de los soldados por 35 mil millones de pesos mientras que en inversión pidió 100 mil millones de pesos más.

Con estas aclaraciones de la viceministra, que no recogió Unasur, el balance comparativo de lo que nos corresponde a todos los colombianos sacrificar para gastos militares, se trueca dramáticamente.

Resulta que ya no son $208.800.00 al año que dejamos de tener en el bolsillo sino 450 mil pesos pues se ahora se debe hablar de 20.08 billones aprobados en el presupuesto castrense y no de 9.7 billones como afirma Unasur.

Y pensar que el presupuesto general de la Nación solo va a destinar 2.9 billones para la reparación de las víctimas de la violencia política. Que precisamente persiste por que el país aun no ha encontrado la brújula que lo conduzca a una paz duradera.

Publica tu comentario


¿Un mensaje, un comentario?
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

    Normas de uso:

    • Esta es la opinión de los lectores.
    • No está permitido verter comentarios injuriantes.
    • Reservado el derecho a eliminar los comentarios considerados fuera de tema.

¿Quién eres? (opcional)

Colaborador
camisa 198
Senador estadounidense pide expulsión de los palestinos hacia Jordania

EL FRACASO MARROQUI EN EL SAHARA OCCIENTAL

Desde su llegada al trono y con el respaldo EEUU, Francia y España; Mohamed VI, decide desafiar a todas las resoluciones de la ONU, y entrar en un proceso de confrontación y obstaculización de los esfuerzos de la comunidad internacional, para buscar una solución al diferendo del Sahara Occidental, al anunciar que Marruecos rechaza cualquier solución que contempla el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui y como contrapartida, decide imponer a la comunidad internacional, su propuesta de "autonomía amplia" para desviar el contencioso de su cauce jurídico internacional y desvincularse del Plan de arreglo de la ONU, que el 29 de Abril de 1991 fue aceptado y firmado por el régimen de Hasan II y el Frente Polisario, por medio del cual, se estableció en el territorio la MINURSO (Misión de las Naciones Unidas para la Organización del Referéndum en el Sahara Occidental).

Actualmente Marruecos tiene problemas muy serios, con sus mejores aliados, fundamentalmente con Francia y EEUU, y está obstaculizando todos los esfuerzos de mediación de la ONU, al acusar al enviado especial del S.G. el Sr. Ross, de "actuar con parcialidad" y de "hacer propuestas que rebasan su mandato" y de "marginalizar la iniciativa marroquí y de implicar a la Unión Africana", en la solución del contencioso; todas estas acusaciones son falsas y carecen de fundamento, ya que el trabajo del Sr. Ross como mediador, está sujeto al mandato y a las normas que establece la ONU, para arbitrar las negociaciones entre las partes, de acuerdo con las resoluciones de la ONU y con Plan de Paz, que habían firmado Marruecos y el F.Polisario, a través del cual se estableció la MINURSO, para llevar a cabo un referéndum de autodeterminación del pueblo saharaui, para solucionar el diferendo del Sahara Occidental y garantizar el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación, ya que actualmente y según todas las resoluciones de la ONU, el problema del Sahara Occidental es un problema de descolonización, que está inscrito en la agenda de las Naciones Unidas, como uno de los T.N.A. (Territorios No Autónomos), aun pendientes de descolonización.

La invasión y ocupación ilegal a los territorios del Sahara occidental, a raíz de los vergonzosos acuerdos de Madrid, entre España, Marruecos y Mauritania, el 14 de noviembre de 1975, constituyen una flagrante conspiración y violación, de los legítimos derechos del pueblo saharaui, ya que los mencionados acuerdos, son incoherentes con la doctrina de descolonización establecida por la ONU, y con el dictamen del Tribunal Internacional de Justicia del 16 de octubre de 1975, que dice textualmente "La corte llego a la conclusión, de que los elementos e informaciones puestos a su disposición, no demostraban la existencia de ningún vinculo de soberanía territorial, entre los territorios del Sahara Occidental por una parte y el reino de Marruecos o el complejo mauritano por la otra", una vez hecho público este veredicto, Hasan II en una hábil maniobra decidió implementar un falso nacionalismo y desarrollar una campaña de concienciación del pueblo marroquí y empujarlo en la "Marcha Verde" para agredir y ocupar los territorios de la RASD, conjuntamente con la penetración del ejército marroquí en el territorio, para entrar en una cruel guerra contra el pueblo saharaui, en la que han muerto miles de soldados marroquíes , y han caído en prisión muchos soldados marroquíes, era una guerra de desgaste, que Marruecos no habría podido afrontar, sin el respaldo y asesoramiento de expertos del ejercito israelí, que le han ayudado en el diseño y edificación de los muros defensivos, para proteger al ejercito marroquí de las incursiones de la guerrilla saharaui, aun así esos muros han tenido poca eficacia frente a los ataques de los intrépidos guerrilleros del Polisario.

A pesar de su ocupación de los territorios saharauis por la fuerza, Marruecos ha fracasado en su política para encontrar apoyo a su propuesta de autonomía, ya que ni la ONU, ni ningún país del mundo reconocen la soberanía de Marruecos sobre los territorios del Sahara Occidental, ni siquiera se le reconoce el estatus de potencia administradora del territorio, también ha fracasado, al no haber podido ganarse la confianza, ni la simpatía del pueblo saharaui; más bien su presencia en los territorios de la RASD, y su política intimidación al imponer la represión, las torturas para infundir el miedo, ha sembrado el odio y la confrontación entre el pueblo saharaui y el pueblo marroquí.

Se constituye la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información

http://itccs.org/2014/09/10/breakin...
Breaking Eyewitness Evidence of Child Killing by Dutch royalty, George Soros and others

El estigma del revolucionario

Porque yo lo valgo. Menuda empanada.

Noticias Relacionadas
En Portada
Información legal - Contacta - Colaborar - Publicidad