www.tercerainformacion.es

“Reportajes”, Joe Sacco. Viñetas para conocer un mundo en conflicto

El dibujante y periodista recopila varios de sus trabajos sobre diferentes conflictos realizados para otros tantos medios

Cultura | Kepa Arbizu - TerceraInformación | 14-05-2012 | facebook yahoo twitter Versión para imprimir de este documento

En época de profunda crisis del periodismo (no tanto económica como ética) es lógico que formas alternativas, o menos habituales, de darle forma tomen el protagonismo. Un buen ejemplo es el cómic como instrumento para informar sobre la realidad, y en ese ámbito sobresale un nombre por encima de todos, el de Joe Sacco.

Nacido en Malta aunque ha pasado buena parte de su vida en Norteamérica, su carrera ha estado orientada a ligar ambas corrientes, la de dibujante y periodista. Su consagración para el gran público llegaría con su trabajo realizado acerca de la situación que se vive en Palestina (“Notas al pie de Gaza”).

Su forma de dar forma a los libros que realiza no dista mucho a la que realizaría un corresponsal al uso, ir a la zona “in situ”, entrevistarse con todas las partes implicadas en el “conflicto” en concreto y mostrar, en esta ocasión, lo recogido en viñetas. Una tarea con dosis de objetividad pero que no escapa de un posicionamiento moral, consecuencia pura y dura de la realidad que se observa.

Esos parámetros son los que rigen “Reportajes”, que haciendo honor a su nombre recopila varios de los trabajos realizados para diferentes medios y enfocados a algunos de los múltiples conflictos que pueblan el planeta. Artísticamente también mantiene unas características comunes y habituales en él, como son la mezcla de realismo descriptivo, un estilo deudor del cómic underground americano (Robert Crumb, Daniel Clowes, ) y la curiosidad de aparecer él mismo retratado como personaje.

Se pueden observar dos temáticas bien diferenciadas en esta obra. Por un lado están todos aquellos conflictos bélicos, o sus consecuencias, y por otra parte la situación de los desheredados del mundo. En ese primer grupo se encuentra el trabajo hecho acerca del juicio contra líderes de la ex Yugoslavia por parte del Tribunal Penal Internacional (uno de los pocos momentos en color), en el que reflexiona sobre los horrores de esa guerra pero lo más interesante es la visión nada halagüeña sobre la justicia que desprende. La mirada sobre Palestina no podía faltar, y en esta ocasión toma caminos, y formas, diferentes: desde la visión extraída de la convivencia con el ejército israelí y sus continuas referencias a la lucha contra el “terrorismo”, dibujos panorámicos del sufrimiento palestino y la lucha diaria de estos por sobrevivir en las zonas de asentamientos colonos.

La parte dedicada a los refugiados chechenos, tratados desde el punto de vista femenino, quizás sea el momento más logrado, llegando a compensar a la perfección la explicación histórica, el dramatismo y el estilo del dibujo. Otro momento importante es el relacionado con Irak y la invasión del país. Una vez más Joe Sacco opta por conocer todas las visiones, así refleja lo convivido en el lado norteamericano, mostrando a la perfección ese clima de tensión y miedo que se vive en la zona. Por otro lado indaga en la creación del ejército iraquí, dejando en evidencia las brutales maneras en que se lleva a cabo la instrucción y de paso las motivaciones, únicamente basadas en la supervivencia, de los que deciden alistarse. Como no podía ser menos también tiene su visualización las torturas ejercidas por las fuerzas ocupantes, en este caso por medio de dos presos y su denuncia a Estados Unidos por lo sucedido.

Dentro de ese otro apartado temático citado anteriormente, el dibujante dedicará sus viñetas a la inmigración africana que llega a Malta, lugar donde él ha nacido, narrando todo el periplo que se vive, desde las penalidades y desgracias que les hacen huir de su país y sufrir el camino a occidente, hasta el rechazo y la represión que se encuentran, en la población y sobre todos en los políticos, al llegar allí. Se completa este tramo del libro con la mirada a la sociedad hindú, reglado por un injusto y humillante sistema de castas que además de su salvajismo está podrido por la corrupción en todos sus estamentos.

Joe Sacco realiza un periodismo de investigación (término devaluado al máximo) en toda su extensión, no cae en maniqueísmos, investiga todos los puntos de vista y eso sí, mostrada la tozuda realidad toma una posición moral ante lo que ve. Si a todo ello le añadimos que no se trata de plasmar esas imágenes de cualquier forma si no con un estilo de gran calidad tenemos a un artista más necesario que nunca.

Publica tu comentario


¿Un mensaje, un comentario?
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

    Normas de uso:

    • Esta es la opinión de los lectores.
    • No está permitido verter comentarios injuriantes.
    • Reservado el derecho a eliminar los comentarios considerados fuera de tema.

¿Quién eres? (opcional)

Colaborador
camisa 198
Tienda
Hostigamiento y brutalidad de la policía local contra vendedoras ambulantes y vecinas de Bilbao en el recinto festivo

Y no es mas facil que estas personas hagan como cualquier españolito?? Se den de alta en autonomos o donde corresponda y así seguramente nadie se meterá con ellos ( y ellas perdon).
O sea que si alguien hace algo ilegal y no se actúa ne se sabe para que está la policía y si se actua salimos con el cuento de siempre de que son racistas. Un poco de seriedad por favor!!!

Organizan marcha al muro de la ocupación marroquí en el Sáhara Occidental

Me gustaría saber si es posible alojarse en el campamento de los niños que han pasado el verano con nosotros. Gracias.

El lado oscuro y destructor de las ONG

En latinoamérica, en especial Venezuela, las ONG son un medio de vida muy lucrativo, y en esta época en especial si es de oposición y lacayuna del imperio decadente. Su objetividad es cuestionada totalmente, y sus apátridas miembros o "accionistas" son capaces de subastar la progenitora a un proxeneta, para tergiversar "los derechos humanos", sin importarle que a la madre le digan puta.

Actualmente en la patria de Bolivar no existe diferencia entre terrorismo y ONG, las dos subvencionados por los gringos, los mayores violadores de derechos humanos, y su accionar cada día muestra el rostro de los delincuentes que la dirigen, que no les importan el daño que producen a la comunidad, porque sus intereses están por encima de cualquier moral y las buenas costumbres.

El psicópata Leopoldo López, denominado por sus crimenes "El Monstruo de Ramo Verde" ( Ramo Verde, prisión donde lo tienen guardado), autor intelectual de los hechos terroristas denominados por los medios delincuenciales de tergiversación "guarimbas", donde perdieron la vida 43 ciudadanos, es tratado por las ONG como si fuera una Madre Teresa de Cálcuta; y han llegado hasta el colmo de internacionalizar que el gobierno Venezolano es violador de los derechos humanos, cuando el perfil del adalid del terrorismo en Venezuela es comparable a cualquier asesino en serie de las colecciones que purgan condena en USA, o de los que han sido entregados a la pena capital. Pero al emperador negro, le interesa esos personajes y los trata de proteger a través de las ONG, para lograr sus ansias imperiales; ellos saben que es un hijo de puta, pero es su "hijo de puta". Cualquier parecido con el otro hijo de puta Alvaro Uribe, es pura coincidencia.

Recientemente, fue llevado "El Monstruo de Ramo Verde" a los tribunales donde se prosigue su juicio, y amenazó al juez y fiscal, para cuando "llegase a ser presidente". Hay que reconocer que la CIA para producir engendros, solo tiene que ubicar a los progenitores, ya adultos, ellos se encargarán de terminar moldear su "psicópata personalidad".

Espero que la sentencia que se le dicte al "hijo de engendros" sea contundente, un terrorista menos en las calles no es un gran alivio, pero si es un "aire fresco" para los familiares de las victimas, que para las ONG venezolanas no existen, porque la mayoría no eran opositores.

En Portada
Información legal - Contacta - Colaborar - Publicidad