www.tercerainformacion.es

Tres grandes empresas españolas siguen en la ‘lista negra’ de trabajo esclavo

Artículos de Opinión | José L. Lobo | 06-05-2012 | facebook yahoo twitter

Salarios miserables, jornadas sin fin, niñas explotadas, sindicatos proscritos, ambiente insalubre… El sombrío escenario laboral que engulle cotidianamente a miles de mujeres jóvenes del empobrecido estado indio de Tamil Nadu, empleadas en condiciones que rozan la esclavitud en los talleres que suministran productos textiles a las primeras marcas mundiales, parece condenado a perpetuarse en el tiempo. Y mientras las autoridades del gigante asiático toleran los abusos, 77 grandes empresas occidentales, entre ellas El Corte InglésInditex -propietaria de firmas como Zara y Pull&Bear- y Cortefielsiguen obteniendo jugosos beneficios.

Así lo han vuelto a denunciar el prestigioso Centre for Research on Multinational Corporations, una organización independiente holandesa sin ánimo de lucro que escruta las prácticas de las grandes multinacionales, y el India Committee of the Netherlands, una ONG del mismo país impulsora de la campaña Clean Clothes (Ropas Limpias) contra la explotación laboral vinculada al comercio textil. En un exhaustivo informe hecho público ayer, ambas organizaciones sacan de nuevo los colores a los principales emporios mundiales de la confección por comerciar con esa tupida trama de trabajo esclavo.

El Corte Inglés, Inditex, Cortefiel y la inmensa mayoría de las otras 74 firmas que integran esa lista negra son reincidentes. Su nombre ya apareció en un primer informe que, bajo el título Captured by cotton (Atrapadas en el algodón), se hizo público en mayo de 2011. En él se denunciaba el proceso de reclutamiento de miles de niñas y jóvenes de entre 14 y 20 años por los cuatro grandes fabricantes textiles de Tamil Nadu, uno de los estados más pobres de la India: Bannari Amman Group, KPR Mill, SSM India y Eastman Exports. Esta última, que cuenta con una red de 33 talleres, tiene entre sus principales clientes a las tres empresas españolas.

Aquel primer informe revelaba que las adolescentes contratadas en condiciones de semiesclavitud pertenecen a los Dalitla casta más baja de la India, considerada impura y empleada en trabajos marginales. Niñas y jóvenes son atraídas por sus empleadores con promesas de una vida mejor -incluidas tres comidas diarias y alojamiento en los mismos talleres- y empujadas por sus paupérrimos padres ante el reclamo de un salario diferido que cobrarán al finalizar sus contratos, y que servirá para costear su dote -lejos del alcance de su familia- y contraer matrimonio. Es lo que se conoce comoPlan Sumangali, una palabra tamil que define a las mujeres solteras cuya máxima aspiración es casarse y verse colmadas de bienes materiales.

Prácticas perversas

El segundo informe, difundido ayer con el título Maid in India (literalmenteCriada en la India) y elaborado a partir de un concienzudo trabajo de campo basado en el testimonio de 180 trabajadoras, admite que los talleres de trabajo esclavo han hecho algunos progresos en los casi 12 meses transcurridos. El Plan Sumangali, por ejemplo, ha sido prácticamente erradicado en Eastman Exports, proveedor de El Corte Inglés, Inditex y Cortefiel, aunque subsiste en los demás. Pero otras muchas prácticas perversas aún se mantienen en ese gigantesco conglomerado textil.

El documento de las dos organizaciones holandesas sin ánimo de lucro cita, entre las más graves, la contratación de niñas de 14 y 15 años; jornadas laborales de 24 horas -con solo dos de descanso- durante los picos de producción; salarios de 1,61 euros diarios; horas extras sistemáticamente pagadas como si fueran ordinarias; falta absoluta de medidas de seguridad; abusos verbales y, en ocasiones, acoso sexual; confinamiento en los centros de trabajo o prohibición de la actividad sindical.

Los autores del informe sostienen, en el capítulo de conclusiones, que, pese a que las grandes multinacionales “tienen la responsabilidad de garantizar que los derechos de los trabajadores son respetados en toda la cadena de suministro, solo un número relativamente pequeño de compañías están verdaderamente comprometidas en la protección de los derechos humanos” en los talleres textiles indios que las proveen de género. El Confidencial trató ayer, sin éxito, de recabar la versión de El Corte Inglés, Inditex y Cortefiel sobre el informe Maid in India.

Fuente: http://www.attacmadrid.org/?p=6828

2 Mensajes del foro

Publica tu comentario


¿Un mensaje, un comentario?
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

    Normas de uso:

    • Esta es la opinión de los lectores.
    • No está permitido verter comentarios injuriantes.
    • Reservado el derecho a eliminar los comentarios considerados fuera de tema.

¿Quién eres? (opcional)

Colaborador
seleccion republicana
Se concentran en Barcelona contra el genocidio químico en Siria

Esta asociación me recuetda atante a la gilipollas trotskistas como santiago ala rico y toda esta trupe defacciosos que incluso estuvieron a favor de qe la OTAN atacara y derrcara el régimen libio y al cronel gadafi, me dos tienen que ser esta gentuza de la aicacion, que ni vale la pena mencionar, ¡¡¡QUE VIVA LA LUCHA Y LA RESISTENCA DEL PUEBLO SIRIO CONTRA ESTS FARSANTES Y LOS ASESINIS ISAMICOS!!!

Cuba rompe el bloqueo tecnológico con un cable de fibra óptica de 1600 kilómetros

What is success? I think it is a mixture of having a flair for the thing that you are doing; knowing that it is not enough, that you have got to have hard work and a certain sense of purpose.
Study in New Zealand

Cretino televisivo Eduardo Inda desmiente informes de UNICEF y la FAO: asegura que en Cuba la infancia está desnutrida

La Sexta es una tele globalista, propiedad de los Laras, pero también es un negocio dirigido hacia un sector o target determinado de la población.

De hecho toma el papel que en su día tomó EL País, aunque la gran duda es si solo como negocio o hay más. Es decir, se define de izquierdas pero solo marca hasta donde el sistema permite ser de izquierdas. El caso de Al Rojo Vivo es uno de esos casos en los que el control de la información hacia ’la izquierda’ no impide caer en los tópicos habituales en los que caen el resto de los medios de manipulación y propaganda de masas españoles (El País, El Mundo, La Vanguardia) sin entrar en lenguajes y estilos más casposos y folclóricos como en el caso de intereconomía, la razón y semejantes.

Es el mismo caso de Público y otras publicaciones elaboradas desde el sistema para dar cabida a parte del cabreo social y poder controlarlo.

Lo curioso es el caso Inda, en principio se supone q EL Mundo entra dentro del target de medio de ’información’ serio con lo que los topismos de la propaganda más casposa (existe la propaganda más sutil como pone en el mismo programa de manifiesto ekaizer por ejemplo) de los que hace gala personajes como Inda no es entendible salvo en el caso de q el personaje en cuestión tiene pocas neuronas

En Portada
Información legal - Contacta - Colaborar - Publicidad