www.tercerainformacion.es

Confiesa el inventor de las mentiras sobre las armas de destrucción masiva de Iraq

Un hombre cuyas mentiras ayudaron a justificar la invasión de Iraq —una guerra de nueve años que costó más de 100 mil vidas y cientos de miles de millones de libras— confesó en su primera entrevista con la televisión británica.

Internacional | JONATHAN OWEN | 07-04-2012 | facebook yahoo twitter Versión para imprimir de este documento

"Curveball", el disidente iraquí que hizo las afirmaciones sobre las armas de destrucción masiva iraquíes, confirmó que inventó todo el asunto. Fue un timo que cambió el curso de la historia, ya que las mentiras de Rafid Ahmed Alwan al-Janabi se utilizaron para justificar la guerra de Iraq.

Trata de defender sus acciones: "Mi propósito principal fue derrocar al tirano en Iraq porque cuanto más tiempo permaneciera en el poder, más iraquíes sufrirían la opresión de su régimen".

El ingeniero químico afirmó que había supervisado la construcción de un laboratorio biológico móvil cuando pidió asilo en Alemania en 1999. Colin Powel, secretario de Estado de EE.UU. presentó sus mentiras como "hechos y conclusiones basados en inteligencia sólida", cuando argumentó a favor de la guerra ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en febrero del 2003.

Pero el señor Janabi, en dos sesiones del programa Modern Spies en BBC2, dijo que nada era verdad. Cuando le dicen "fuimos a la guerra de Iraq basándonos en una mentira. Y esa mentira la dijo usted", simplemente responde: "Sí".

Los funcionarios estadounidenses retocaron los dibujos de los laboratorios móviles de armas biológicas de Janabi para hacerlos más presentables, admite el coronel Lawrence Wilkerson, exjefe de gabinete del general Powell. "Pedí que el equipo de la Casa Blanca hiciera la gráfica", dice, agregando que "se modificó la inteligencia para ajustarla a la política".

En cuanto a su antiguo jefe: "No veo ninguna posibilidad de que el secretario Powell no sienta casi un arrebato de cólera sobre "Curveball" y la forma en que se le utilizó respecto a esa información".

Otra revelación es la verdadera razón por la que el FBI se abalanzó sobre la espía rusa Anna Chapman en el 2010. Los altos funcionarios temían que la fascinante agente rusa quisiera seducir a uno de los miembros del círculo íntimo del presidente Barack Obama. Frank Figliuzzi, jefe de contrainteligencia del FBI, revela que ella "se acercó más y más a dirigentes cada vez más altos¼ se acercó lo suficiente como para inquietarnos".

El miedo a que Chapman comprometiera a un alto funcionario estadounidense en una "trampa tentadora" fue una razón clave para el arresto y deportación de una red de espías de diez miembros, del cual formaba parte, en el 2010. "Nos estábamos preocupando mucho", dice. "Se estaban acercando tanto a un miembro del gabinete de EE.UU. que pensamos que no podíamos permitir que la cosa continuara". El señor Figliuzzi se niega a nombrar al individuo en cuestión.

Varios espías británicos también aparecen en el programa, es la primera vez que se entrevista en televisión a oficiales de Inteligencia en activo. En contraste con personajes de los servicios de Inteligencia estadounidense, los espías británicos se mantienen ocultos, sus voces dobladas por actores. El veterano periodista de la BBC Peter Taylor, que trabajó durante un año preparando el documental, los describe como "gente común y corriente comprometida con su trabajo" y "a un millón de kilómetros" de los espías presentados en las películas. Agrega: "Lo que me sorprendió fue su forma de trabajar en la burocracia de la administración pública. Todo se tiene que aprobar... con una autorización firmada por triplicado".

Los potenciales agentes deben abandonar cualquier fantasía hollywoodense, dice Sonya Holt, en el centro de reclutamiento de la CIA. "Piensan que el trabajo se parece a las películas, que van a saltar de coche en coche y que todos llevan armas¼ Sí, recolectamos información pero no conducimos bólidos. Vais a escribir informes; participaréis en reuniones, de modo que no es siempre esa imagen fascinante que veis en el cine".

(Tomado de ICH/The Independent)

1 Mensaje
  • 11 de abril de 2012 21:34, Clandestino
    0 vote

    Eso no se lo cree el tal Rafid Ahmed Alwan al-Janabi ni harto de vino. A laguien le interesó darle su minuto de gloria y este aceptó encantado. Sobre todo cobrando.

    A lo mejor es por que le creyeron tanto por lo que provocaron la demolición controlada de las torres del WTC y metieron un misil teledirigido al Pentágono ¿No? Aunque puede ser que George W.Bush con la estupidez que lo carcteriza, estuviera dispuesto a creerse esa historia aunque se la contara el barman del pub de la esquina. Todo lo que justificara aquel horror de error, le valía.

Publica tu comentario


¿Un mensaje, un comentario?
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

    Normas de uso:

    • Esta es la opinión de los lectores.
    • No está permitido verter comentarios injuriantes.
    • Reservado el derecho a eliminar los comentarios considerados fuera de tema.

¿Quién eres? (opcional)

Colaborador
camisa 198
Comentario más valorado

Eso no se lo cree el tal Rafid Ahmed Alwan al-Janabi ni harto de vino. A laguien le interesó darle su minuto de gloria y este aceptó encantado. Sobre todo cobrando.

A lo mejor es por que le creyeron tanto por lo que provocaron la demolición controlada de las torres del WTC y metieron un misil teledirigido al Pentágono ¿No? Aunque puede ser que George W.Bush con la estupidez que lo carcteriza, estuviera dispuesto a creerse esa historia aunque se la contara el barman del pub de la esquina. Todo lo que justificara aquel horror de error, le valía.

- Clandestino -
El estigma del revolucionario

Porque yo lo valgo. Menuda empanada.

El estigma del revolucionario

● ¡Joder; para ser recién despierta (ignoro si también joven), qué bien escribes! ¡Envidiable!

● Entre otras declaraciones subjetivamente "extremistas", has realizado todo un compendio -asimismo subjetivo- de males: del que, por supuesto, caben deducir las enmiendas. (Sin duda que eres una pedagoga excelente, tú.) Y aunque dudo mucho que quienes obran intencionadamente deseen cambiar sus formas de proceder en base a tus exhortos, mejor es oír estos predicados que los impartidos por los gestores del consorcio de los cielos en la tierra (que ya desde niño, con su vigilancia divina y mi ignorancia sobre qué es pecado, me tienen en la incertidumbre y aterrorizado con la posibilidad de que se me pueda llegar a condenar al fuego eterno). Pero quizá nosotros, que tenemos buena voluntad, podamos llegar a arreglar desde lejanías ultramundanas toda problemática, cuando a esos cielos arribemos, si conseguimos hacerlo como dioses, en base a la ambrosía ingerida (así nunca podrán llamarnos come-mierdas, a menos que sean sapos ignorantes, que de todo hay en la viña del señor).

● Personalmente siento contradecirte en la conclusión y, en vez de vestirme (o de sacudirme rabiosamente como un perro mojado: a veces me da por ahí), me quitaré la ropa para tomar una ducha.

● Jarto estoy de revolver en el basurero en busca de verdades de perogrullo -dado que no estoy preparado para tan elevadas cuestiones como las que habitualmente se tratan- (¡joder; tanta intelectualidad me da fastidio!). Cansado, pues, y sin entidad para afrontar cuestiones tan elevadas como esta que aquí me encuentro, entiendo que procede una ducha e irse a descansar.

● Pero no sin antes alabar a 3ª información la ambrosía espiritual por la que sus seguidores acabarán convertidos en dioses. De ahí que os imagine lanzando -al igual que Júpiter o Zeus, pero desde vuestro particular Olimpo-, aquellos rayos y centellas que estiméis oportunos. Pero como buenos cristianos, ¡eh!; sobremanera a la hora de obrar, si "allá" estuvieseis en capacidad de hacerlo. No os vayáis a exceder en vuestras atribuciones divinas, cual los inmorales dioses antiguos y esta gentuza que tanto te ha hecho indignar: ¡Jodidos!

No al Assassin’s Creed Rogue

Vamos a ver... estoy en desacuerdo con muchas cosas que dices.
1.-
Para empezar, pones a desmond como un super personaje, y no es asi, al principio si que podriamos decir que es un buen personaje,en el sentido de la linea argumental y el crecimiento que sigue en los juegos... pero llega el final del assassins 3 y que hace? El hombre que ha encarnado a los asesinos del juego, además de ser el mismo un assassin, toma la decisión mas templaria que pueda esperarse: decide condenar a la humanidad a una esclavitud, un futuro en el que reinará la diosa/ser superior al que libramos, a cambio de su propio sacrificio, antes que dejar que la humanidad sea libre por completo aunque reciba daños. Si lo piensas, tantos sacrificios llevados a cabo solamente por los frutos y demás estratagemas templarias, y ahora prefieres que tu raza entera sea esclavizada definitivamente.
2.-
No quiero parecer que te estoy criticando, pero cuando leo tu artículo me parece que eres un fan de ezio auditore y que te posicionas, me imagino que inconscientemente de su lado, aun en cosas que no puedo entender. Me explico: el assassins 3 es un juegazo. Pero al compararlo con los otros assassins pierde en muchos puntos, que no son los que tu has citado, excepto en lo de que Connor esta solo (que por cierto no lo esta del todo, por ahi tiene un buen mentor con una historia bastante curiosa, y luego los demás asesinos que puedos llamar), y de que la historia esta basada en la guerra civil, no asesinos templarios. Vale. Pero eso de que es peor en la mecánica de las peleas... a mi me parece incluso mejor que el 4. En el 3 los triples asesinatos dan un poco de vidilla, y las teclas deben ser pulsadas con un poco de orden, sobre todo a los enemigos a los que no se puede contraatacar y ya esta (los grandes y gordos, los oficiales...). Si lo comparas con los anteriores... son aprieta botón para defenderte, pulsa cuando te ataque. Y ya. No tienes que hacer más. Los errores que si que advierto yo en el 3, son un número insufrible de bugs, hasta el punto de hacer secundarias injugables, y payasadas gráficas de todo tipo.
3.- En lo que dices que los templarios son malos... Altair no es más bueno que muchos templarios al empezar el juego. Por su culpa matan a un assassin y le cortan el brazo a otro, además de que asesina a un inocente en esa misma misión. Todo por su codicia y por su agresividad (que luego a lo largo del juego se soluciona). Y luego eso de que los templarios no pueden escalar ni luchar... ¿De verdad no te has dado cuenta en tantos juegos de que los templarios y los assassins prácticamente tienen la misma tecnología y se entrenan prácticamente igual? Se van cogiendo cosas unos a otros, como Haytham cuando va con las cuchillas.

No lo digo porque prefiera a los templarios, ni porque no me gusten los primeros assassins que salieron (de hecho, mis juegos favoritos de la saga son el 1 y el 2, y tengo claro que los templarios hay que matarlos por que quieren hacer un mundo esclavo) pero es que tu artículo... roza el fanatismo.

Lo que si que no me esta gustando es la velocidad a la que sacan assassins: acaban de sacar dos y no hace ni un año del último si no me equivoco. Si se van llendo por las ramas sin hacer un assassins como los dos primeros, con una historia fuerte, largos, con personajes carismáticos y con unos mapas grandes, al final caerá en el olvido y será una saga más que lucha por mantenerse viva.

Noticias Relacionadas
En Portada
Información legal - Contacta - Colaborar - Publicidad