www.tercerainformacion.es

Otro 28-F en Andalucía

Artículos de Opinión | Juan Torres López | 27-03-2012 | facebook yahoo twitter Versión para imprimir de este documento

El 28 de febrero de 1980 se celebró un referendum en Andalucía con el que la extinta UCD trataba de impedir que Andalucía accediera al autogobierno por el artículo 151 de la Constitución, en las mismas condiciones que Cataluña o el País Vasco. Confiada en su histórico dominio de la voluntad popular, la derecha mintió y manipuló y terminó sufriendo una derrota histórica. No tanto por el resultado sino por lo que tuvo de auténtico levantamiento frente al poder oligárquico que el pueblo andaluz encontraba escondido entonces tras las maniobras de las derechas andaluza y madrileña, como en tantas otras ocasiones, confabuladas contra sus intereses.

Las elecciones del domingo me han recordado lo que sucedió aquel 28-F. La derecha andaluza estaba en los últimos meses tan segura de su victoria que ni por asomo pensaba que no llegase a gobernar porque pudiera ocurrir lo que ha ocurrido.

Los resultados electorales son sencillamente una respuesta bastante contundente al dar por hecho que las cosas en Andalucía han de ser necesariamente como digan los de siempre y un rechazo igualmente expreso a los recortes y mentiras del gobierno del PP que en menos de tres meses casi está haciendo bueno al de Zapatero.

A mi juicio, los resultados muestran muy nítidamente que una mayoría sustancial de la población desea un cambio de progreso y que sea la izquierda quien lo dirija a partir de ahora. La cuestión que está por ver es si el Partido Socialista e Izquierda Unida están dispuestos a sumar esfuerzos para regenerar la vida política y evitar que se vuelvan a dar los episodios de corrupción que se han producido en los gobiernos de Chaves y Griñán, para cambiar de modelo productivo y para avanzar en Andalucía hacia una auténtica democracia, participativa y abierta a la deliberación social.

A una mayoría importante de los dirigentes del Partido Socialista parece que les cuesta demasiado pensar y actuar en términos de izquierda, incluso en los de la socialdemocracia, y más bien actúan, como antes demostró la gestión del gobierno de ZP y ahora algunas de las propuestas que están haciendo en las Cortes, abducidos por el neoliberalismo. Si en Andalucía no son capaces de liberarse de esa servidumbre va a ser muy difícil que puedan responder al mandato popular que parecen encerrar los resultados electorales y que, en realidad, simplemente implica que los socialistas sean fieles a los principios y valores de los que hace gala su partido.

Izquierda Unida, por su parte, se debate también entre contradicciones. Líderes como José Manuel Sánchez Gordillo siguen renunciando a participar en un hipotético gobierno o incluso a llegar a pactos con el PSOE. Algo incomprensible en alguien de acción como él y que se reputa revolucionario porque renunciar al boletín oficial para escribir en él nuevas normas que consoliden cambios políticos, cuando se puede hacer y sobre todo en estos momentos de ofensiva neoliberal, es prescindir del instrumento que, junto a la presión ciudadana, hace firme cualquier transformación social.

Izquierda Unida tiene la oportunidad de demostrar en Andalucía que tiene alternativas y que sabe hacer las cosas de otro modo para cambiar la sociedad y, además, de ayudar a que el partido socialista deje de hacer políticas neoliberales y refuerce a sus dirigentes y militantes más progresistas, algo que no debe ver con temor sino, todo lo contrario, como el mejor refrendo social de que sus propuestas de izquierdas son más útiles y necesarias que ninguna.

El electorado progresista andaluz se ha expresado con claridad y ahora corresponde a las dos principales fuerzas de la izquierda estar a su altura. Al PSOE le toca demostrar que en su seno hay vida y no solo contaminación neoliberal y a IU que es una fuerza política en el pleno sentido de la palabra, capaz de hacer cestos con las mimbres existentes y de poner en marcha procesos de empoderamiento y cambio social efectivo. Lo ha hecho en otros niveles de gobierno y ahora le toca hacerlo en Andalucía.

La cuestión no es baladí. Generar en Andalucía un potente polo de resistencia frente a las políticas de recortes del gobierno de Madrid es hoy día una precondición para que se inicie en toda España la reconquista de los derechos sociales y personales en peligro. Algo que no será posible sin implicar en ese reto a un amplio bloque social de progreso que precisa del impulso conjunto de las fuerzas políticas de izquierda, de los sindicatos y de todos los movimientos y organizaciones empeñados sinceramente en decir No a las políticas neoliberales que es, en suma, lo que dijeron también los andaluces el pasado domingo.

Publicado en público.es el 27 de marzo de 2012

Publica tu comentario


¿Un mensaje, un comentario?
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

    Normas de uso:

    • Esta es la opinión de los lectores.
    • No está permitido verter comentarios injuriantes.
    • Reservado el derecho a eliminar los comentarios considerados fuera de tema.

¿Quién eres? (opcional)

Colaborador
camisa 198
No al Assassin’s Creed Rogue

Vamos a ver... estoy en desacuerdo con muchas cosas que dices.
1.-
Para empezar, pones a desmond como un super personaje, y no es asi, al principio si que podriamos decir que es un buen personaje,en el sentido de la linea argumental y el crecimiento que sigue en los juegos... pero llega el final del assassins 3 y que hace? El hombre que ha encarnado a los asesinos del juego, además de ser el mismo un assassin, toma la decisión mas templaria que pueda esperarse: decide condenar a la humanidad a una esclavitud, un futuro en el que reinará la diosa/ser superior al que libramos, a cambio de su propio sacrificio, antes que dejar que la humanidad sea libre por completo aunque reciba daños. Si lo piensas, tantos sacrificios llevados a cabo solamente por los frutos y demás estratagemas templarias, y ahora prefieres que tu raza entera sea esclavizada definitivamente.
2.-
No quiero parecer que te estoy criticando, pero cuando leo tu artículo me parece que eres un fan de ezio auditore y que te posicionas, me imagino que inconscientemente de su lado, aun en cosas que no puedo entender. Me explico: el assassins 3 es un juegazo. Pero al compararlo con los otros assassins pierde en muchos puntos, que no son los que tu has citado, excepto en lo de que Connor esta solo (que por cierto no lo esta del todo, por ahi tiene un buen mentor con una historia bastante curiosa, y luego los demás asesinos que puedos llamar), y de que la historia esta basada en la guerra civil, no asesinos templarios. Vale. Pero eso de que es peor en la mecánica de las peleas... a mi me parece incluso mejor que el 4. En el 3 los triples asesinatos dan un poco de vidilla, y las teclas deben ser pulsadas con un poco de orden, sobre todo a los enemigos a los que no se puede contraatacar y ya esta (los grandes y gordos, los oficiales...). Si lo comparas con los anteriores... son aprieta botón para defenderte, pulsa cuando te ataque. Y ya. No tienes que hacer más. Los errores que si que advierto yo en el 3, son un número insufrible de bugs, hasta el punto de hacer secundarias injugables, y payasadas gráficas de todo tipo.
3.- En lo que dices que los templarios son malos... Altair no es más bueno que muchos templarios al empezar el juego. Por su culpa matan a un assassin y le cortan el brazo a otro, además de que asesina a un inocente en esa misma misión. Todo por su codicia y por su agresividad (que luego a lo largo del juego se soluciona). Y luego eso de que los templarios no pueden escalar ni luchar... ¿De verdad no te has dado cuenta en tantos juegos de que los templarios y los assassins prácticamente tienen la misma tecnología y se entrenan prácticamente igual? Se van cogiendo cosas unos a otros, como Haytham cuando va con las cuchillas.

No lo digo porque prefiera a los templarios, ni porque no me gusten los primeros assassins que salieron (de hecho, mis juegos favoritos de la saga son el 1 y el 2, y tengo claro que los templarios hay que matarlos por que quieren hacer un mundo esclavo) pero es que tu artículo... roza el fanatismo.

Lo que si que no me esta gustando es la velocidad a la que sacan assassins: acaban de sacar dos y no hace ni un año del último si no me equivoco. Si se van llendo por las ramas sin hacer un assassins como los dos primeros, con una historia fuerte, largos, con personajes carismáticos y con unos mapas grandes, al final caerá en el olvido y será una saga más que lucha por mantenerse viva.

El estigma del revolucionario

Me parece que has visto demasiadas peliculas. Son los mismos los que mataban brujas que los que deslocalizan fabricas a la India? Que facil te ha sido aunar tantas causas perdidas y victimas de la historia para autodenominarte revolucionaria, como si todos los avances de la humanidad asi como sus miserias no fuesen precisamente de todos nosotros, de los humanos que las hemos hecho posible. No trato de ofenderte, principalmente por no darte motivos para que me llames fascista, inculto o borrego. Busca una causa concreta, trabaja en ella y demuestra que ha servido para algo, pero por favor no te cuelgues medallas por tu empatia con las victimas de la historia ni hagas un todo del mal del universo que el lado oscuro y Darth Vader no existen.

Acción en Madrid contra la pobreza energética este viernes

Excelente artículo!
Gracias!
Para colaborar en la lucha contra la pobreza energética síguenos:
https://twitter.com/bancodeenergia
https://www.facebook.com/elbancodee...
www.bancodeenergia.org

bancodeenergia.org

En Portada
Información legal - Contacta - Colaborar - Publicidad