www.tercerainformacion.es

“Santa Leone”, Pájaro. Sevillano de infinitas raíces

El que fuera guitarrista de Silvio o Pata Negra entre otros, realiza su primer trabajo en solitario, repleto de influencias variadas

Cultura | Kepa Arbizu - TerceraInformación | 23-03-2012 | facebook yahoo twitter Versión para imprimir de este documento

Andrés Herrera, “Pájaro”, siempre ha vivido la música desde la sombra, desde el segundo plano (de lujo, eso sí) que le proporcionaba ser el guitarrista de innumerables músicos o grupos como Silvio, Kiko Veneno o Pata Negra. Todo esto ha cambiado con su primer disco en solitario, “Santa Leone”, firmado bajo su alias y del que es máximo responsable.

Hay algo que sobresale en este, dicho ya de antemano, excepcional álbum, y es la variedad estilística tan enorme con la que juega y a la vez la sorprendente capacidad para aglutinarla bajo una visión personal y fascinante. Una sensación, que entre otros factores, es lograda por la colaboración de amigos-músicos de muy diferentes orientaciones y que abarca desde de Dogo y los Mercenarios a Pive Amador pasando por Gecko Turner.

Aunque las influencias que forman cada una de las canciones son variadas y procedentes en buena parte del rock, hay un sentimiento de fuerte influjo en todas ellas y es el andaluz, o sevillano por decirlo más exactamente, pero presentado de una manera nada habitual y saliéndose de parámetros y formas habituales o estandarizadas. Su visión es mucho más bohemia, más “oscura” y primitiva.

El primer corte de este disco, de título homónimo, ya sirve para dinamitar cualquier expectativa por delimitar la música de “Pájaro”. Nos encontramos con una composición que parece una banda sonara escrita por Ennio Morricone para un western de Sergio Leone e incluso Sam Peckinpah pero con un deje “saetero”.

A partir de ahí todos los caminos serán válidos para que Andrés Herrera se exprese de forma personal. Llama la atención que elija el surf rock a lo Dick Dale para dar sonoridad a “Ione”, un término íntimamente relacionado con la cultura cofrade, pero la grandeza de este disco es así, mundos opuestos, en principio, encuentran su unión. Ese espíritu playero pero tratado bajo la óptica de un rock and roll oscuro y escueto, al modo de un Link Wray e incluso de unos Lobos Negros asoma en “Tlp”.

La condición de crooner pero pasando por Italia, con la figura de Adriano Celentano como referente y la de Silvio Melgarejo en el espejo, la deja patente en la maravillosa “Las criaturas II”, basada en versos de San Juan de la Cruz, o en “Tres pasos al cielo”. Una condición que mezclada con el rock and roll dará lugar a “Perché”

Kiko Veneno será el autor de la letra de “Luces rojas”, brillante en su lado más canalla (“Siento estar pensando/ Si tengo que elegir estar metido en fango o vivir”), un tema con un incipiente ritmo de rockabilly en la que a fogonazos se aparece Víctor Coyote. Algo parecido, tanto en forma y fondo, sucede con lo que escribe Dogo, también lo cointerpreta, en “Dogo´s walk”. “Heal my wife”, en la que toma parte Gecko Turner, interpretada con un inglés casero (otra vez Silvio en la cabeza) se acerca a la música negra más ortodoxa, teniendo en cuenta siempre de quién estamos hablando. El punto final del disco, y pudiera ser que como demostración de cuáles son las raíces de su autor, sobresale un flamenco (“Palo santo”), ideado por Raimundo Amador, en el que al margen de su clasicismo también sobresale un llamativo tono crepuscular.

Hay veces, benditas veces, que la música se olvida de todo, no hace preguntas ni entiende de fronteras, simplemente suena y entra sin pedir permiso en el cerebro, y corazón, de quien la escucha, desmontado en no pocas veces sus prejuicios. Eso es exactamente este “Santa Leone”.

Publica tu comentario


¿Un mensaje, un comentario?
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

    texte

    Normas de uso:

    • Esta es la opinión de los lectores.
    • No está permitido verter comentarios injuriantes.
    • Reservado el derecho a eliminar los comentarios considerados fuera de tema.

¿Quién eres? (opcional)

Colaborador
seleccion republicana
Acusan a Mercadona por despedir a un trabajador que constituyó una sección sindical de CGT

Pasan los años y el pozo de la crisis sigue sin dejar respirar a los fabricantes de productos de gran consumo. Este martes, las grandes multinacionales de la alimentación, bebidas, droguería y perfumería personal, agrupadas en torno a la patronal Promarca, han vuelto a dejar claro que España es un mercado menguante donde al éxito del formato de la marca blanca o marca del
Exchange Perfect money

Exigen que se investigue el incidente en Almaraz II

Para hablar hay que saber y lo primero no fue el la unidad 2 si no la unidad 1,y si las barras de control bajaron produciendo la parada del reactor es precisamente por que el sistema esta diseñado para que en caso de fallo electrico las barras bajen automáticamente llevando al reactor a una parada segura.

Todos queremos llegar a casa y darle al interruptor de la luz y que se encienda la bombilla pero tambien queremos que la luz sea barata,la energia nuclear es la energia mas barata,la mas productiva y la que mas puestos de trabajo directos e indirectos genera.

Me parece genial que se luche por que sean centrales seguras y que se les exija muchisima seguridad y controles pero lo que no me parece bien es que le metan miedo a la gente exagerando todo y llevando todo lo que ocurre a vuestro terreno para hacer creer a la gente que no son seguras,muere mas gente en accidentes de coches y no por eso se tienen que dejar de fabricar coches,vamos a ser coherentes y a no meter miedo a la gente innecesariamente,en vez de meter tanto miedo por que no informais de su funcionamiento,de las probabilidades reales que existen de un accidente,por que no hablais tambien de las cosas buenas que tienen centrales de este tipo.

Hay que luchar por que sean seguras no por crear el panico en la sociedad.

Saldrán a manifestarse mañana por la sanidad pública

jajajaja que putada de hotelito jajajajaja

En Portada
Información legal - Contacta - Colaborar - Publicidad