www.tercerainformacion.es

Honduras: General Romero Vásquez involucrado en roba carros

“Vásquez Velásquez estaba en el grupo de la banda de los 13 junto con Leiva Puerto, después de haber estado preso, uno fungía como jefe de inteligencia y el otro de contrainteligencia”.

Internacional | Agencias | 17-12-2011 | facebook yahoo twitter Versión para imprimir de este documento

Sostiene ex comisionada María Luisa Borjas

Gral. Romeo Vásquez involucrado con roba carros y con la banda de los 13 En entrevista extensa aparecida hoy en el periódico alternativo La Nueva República, la ex Comisionada María Luisa Borjas, denuncia que el general en retiro, Romeo Vásquez, quien dio el golpe de Estado el 28 de junio de 2009, en la década de 1990 se dedicaba a robar carros con la banda de los13. Precisamente en estos momentos que urge la depuración de la policía, por su vinculación con el crimen organizado, la ex Comisionada enfatizó que limpiar a la policía es sólo con la intervención de ese organismo del Estado, lo demás es engaño. Cuestionó al Congreso por asignar a los militares funciones policiales porque los diputados “no pueden decir que las Fuerzas Armadas es una entidad honesta, sin ir muy lejos, el que acaba de dejar el cargo de jefe del Estado Mayor Conjunto, general Romeo Vásquez, en 1993 fue detenido por roba carros”. Seguidamente apuntó “Vásquez Velásquez estaba en el grupo de la banda de los 13 junto con Leiva Puerto, después de haber estado preso, uno fungía como jefe de inteligencia y el otro de contrainteligencia”. “Cómo pueden decir que las Fuerzas Armadas es una institución transparente, cuando sus actos dicen lo contrario, y ahora le brindan funciones policiales y no están preparadas”, se preguntó.

ASALTABAN FURGONES

Expuso que los militares no tienen experiencia, ni autoridad moral, de asumir funciones policiales porque también están coludidos con el crimen organizado y el narcotráfico, como muestra señalo el desaparecimiento en el aeropuerto de San Pedro Sula de una avioneta decomisada a la mafia de las drogas. Recuerda que en 1998, cuando estaba asignada en Tocoa, Colón, capturaron una banda de narcotráfico dirigida por el sub jefe del Cuarto Batallón de Infantería, comandante Wilfredo Leva Cabrera. En este enfrentamiento murieron siete personas, pero Leva no actuaba solo, por el contrario lo hacía con anuencia del comandante de esa unidad militar, con asiento en la Ceiba, Atlántida, quien le asignaba personal de tropa en actividades ilícitas, informó la entrevistada. A raíz que en la zona sur furgones provenientes de Costa Rica, El Salvador y Guatemala, eran secuestrados y después aparecían sin la mercadería que transportaban, fue asignada a Choluteca en el 2001. Entonces, la ex coronela reveló que inició las investigaciones por la carretera panamericana de la zona sur y se demostró que esos camiones “eran ingresados a una unidad militar y los miembros de la tropa vaciaban las mercancías”. En sus pesquisas detectó un furgón que estaba siendo saqueado en una unidad militar, logrando atravesar una patrulla en su salida, en esa acción fue capturado el coronel Emilio Rodríguez, sobrino del cardenal Óscar Andrés Rodríguez. En el operativo también se capturaron miembros de otras nacionalidades vinculados con el crimen organizado, aún con pruebas contundentes de la Fiscalía el coronel Rodríguez fue puesto en libertad después de pagar 2 millones de lempiras al juez que lo absolvió en la primera instancia judicial. La Lic. Borjas relató que en la apelación se confirmó la culpabilidad del aludido militar, pero no se le pudo detener porque huyó al extranjero. Sin embargo, indicó que la vinculación del coronel Rodríguez en los asaltos a los furgones “era tan sólo la punta del iceberg porque estaban involucrados oficiales del Regimiento de Caballería Blindado (Recablin), el 11 Batallón , el cuarto batallón de artillería y la misma brigada, es una mafia”. Sostiene que en Honduras “los militares permitían narcoavionetas y cuidaban las pistas de aterrizajes, también saquearon el Instituto de Previsión Militar (IPM), porque sólo iban a meter la mano y sacaban dinero de todos los miembros de las Fuerzas Armadas”.

EXTERMINIO DE JÓVENES

Denunció que fue destituida del Conasin porque investigó como policías intervenían en el exterminio de jóvenes, por lo que cuatro oficiales fueron puestos a las órdenes de la fiscalía. Los remitidos a los tribunales “eran el Comisario Juan Carlos Bonilla Valladares, el Comisario Carlos Mejía López y los inspectores, José Zavala González alias el chino Zavala y Ventura Flores Maradiaga”, reveló. A los mencionados, añadió la Comisionada, los jueces emitieron órdenes de captura porque habían pruebas contundentes en la participación directa en estas muertes”. También fueron acusados otros tres oficiales por la destrucción de evidencias y que ni siquiera fueron suspendidos.

CORALIA RIVERA INVOLUCRADA

Se lamentó cómo es posible que haya interés en limpiar a la policía cuando en los últimos días ha sido nombrada Coralia Rivera en la Sub Secretaría de Seguridad, quien en el pasado, junto a Mirna Suazo de Avelar y Juan José Aguilar Godoy, participó en la destrucción de evidencias. Afirmó que “la destrucción de armas se hizo por órdenes del ministro en ese entonces, Óscar Álvarez, porque fue el único que recibió la nota de la Fiscalía, que también estaba coludida”. La ex comisionada Borjas con precisión informó que la Fiscalía “el 20 de agosto de 2002 dijo al ministro de seguridad que al día siguiente iban a traer las armas aka 47 tales y tales, con la descripción”. Ese anuncio, enfatiza, cuando su deber era actuar, la Fiscalía les avisó que perdieran esas armas, porque se les practicaría el respectivo peritaje balístico con los proyectiles en las diferentes escenas del crimen. Según la ex oficial “esas armas habían sido utilizadas para asesinar aproximadamente 50 jóvenes en San Pedro Sula, esa misma noche del 20 de agosto, se les borró la identidad, se les limó el cañón, la uña inyectora y la aguja percutora de manera que no se podía hacer la comparación”. La destrucción de esas evidencias sucedió en el cuartel general de Casamata y los 3 oficiales mencionados esa noche estaban encerrados en sus bodegas entre 6 y 9 p.m., hasta donde llevaron un cerrajero. Relató que el cerrajero, sin saber lo que estaba realizando, así lo declaró en los tribunales, trabajaba “en la Escuela Técnica del Ejército, en ese momento era dirigida por el ex esposo de Coralia Rivera”. Y para demostrar la corrupción al más alto nivel en los cuerpos de seguridad del Estado mencionó que el encargado del almacén de la policía, capitán Alemán, manifestó que él entregó esas armas porque le ordenaron sus jefes superiores. Informó que a causa de esas declaraciones el capitán Alemán era hostigado, perseguido y recibía amenazas de muerte por los implicados en la destrucción de evidencias en esas armas, teniendo que huir a los Estados Unidos, donde se encuentra actualmente.

DUEÑOS DE CABEZALES MILLONARIOS

Como consecuencia de la corrupción al interior de los órganos de seguridad del Estado denunció que si desde inicios de 2000 se hubiera depurado la policía en estos momentos no estuviera tan contaminada. “Los refranes son sabiduría del pueblo—acoto Borjas – una manzana podrida pudre a las demás del canasto – en la policía lo veo con mucha tristeza que cada día son más y más los policías que se involucran en la corrupción”. Sostuvo que en la policía existen oficiales honestos, pero al ver a sus superiores como viven en la opulencia, ellos se preguntan si han estado en el camino correcto cuando están por jubilarse y no tienen casa propia y para atender problemas de salud incurren en préstamos. Esta injusticia sucede al interior de la policía porque sus jefes superiores, involucrados en el crimen organizado, todo lo acaparan, desde nombramiento en los mejores puestos y el otorgamiento de becas a Europa, Estados Unidos y América Latina. Refirió la ex Comisionada que la corrupción en la policía “envía mensajes negativos, si no hubiera impunidad los oficiales que incurren en delitos lo pensarían”. “Oigáme tenemos oficiales de policía propietarios de más de 50 cabezales, cada uno cuesta un millón y medio de lempiras, oficiales propietarios de casas valoradas en varios millones y cuentas bancarias en dólares y lempiras por cantidades que definitivamente no pueden justificar”, dijo. Criticó la ineficiencia del Tribunal Superior de Cuentas, que solamente se dedica a la persecución política y no a investigar a corruptos.

2O POR CIENTO HONESTO

Siempre los jefes policiales en sus conferencias de prensa aducen que los corruptos en esta institución es una minoría, extremo que no comparte la entrevistada. Como ilustración relató que” un informe elaborado por oficiales dentro de la institución se maneja una proporción de 80 % corruptos y 20 por ciento de honestos, yo me atrevería que allí esa cifra se queda corta”. Acerca de la ineficiencia policial relató que sólo el 2 por ciento se procesó de las 5933 denuncias registradas, según el comisionado Santos Simeón Flores, o sea, el 98 por ciento no se investigó y no se tienen resultados.

Si no es hijo de rectora Queda en estadística

Tras lamentar el crimen de Rafael Alejandro Vargas Castellanos, hijo menor de la rectora de la UNAH, Julieta Castellanos, sin embargo, explicó que “los policías tuvieron que asesinar el hijo de una persona reconocida, para que todo saliera a luz “. “Pero estos policías desde cuando vienen asesinando al hijo de Juan, Pedro y de María, y han quedado como una estadística, sin ninguna investigación, y sin aplicación de justicia a los hechores”, comentó.

Algo esconden con la No intervención

Indicó que es muy extraño del por qué las autoridades superiores están en contra de una intervención de la policía, con asesoría internacional, pues no hay voluntad política. Respecto a esta conducta al más alto nivel subrayó “será que los oficiales de policía les tienen doblado el brazo para que no tomen decisiones contundentes y al país mantienen al borde del caos”. De acuerdo, a la ex comisionada los opositores a la intervención es que temen a las sorpresas que serían encontradas al interior de la policía, desde el manejo de fondos multimillonarios en esa institución sin ningún resultado en seguridad. Dio a conocer que ahora Óscar Álvarez cuenta con 75 policías que le cuidan, pero cuando era ministro de Seguridad tenía a su servicio 200 efectivos. Antes de su defenestración Álvarez había alquilado dos casas, ubicadas a cada lado de su residencia en Tres Caminos, donde permanecían sus guardaespaldas. Tal proceder lo consideró un abuso de poder porque se ha derrochado el presupuesto de seguridad sólo para dar seguridad a una persona. Por esa situación se oponen a una intervención, pues se ordenaría una auditoría y quedaría demostrado el despilfarro de dinero en reuniones de francachela, pero nada en proteger a la ciudadanía, enfatizó.

10 años un insulto

Estima como un insulto a la ciudadanía que el ministro de Seguridad, Pompeyo Bonilla, haya declarado que la reestructuración de la policía tardará 10 años. Reiteró que los responsables del gobierno “no se han dado cuenta que estamos en una emergencia tremenda, la institución encargada de velar por la vida y la tranquilidad física de los hondureños, es la que asesina a los jóvenes de nuestro país”. En relación a la Dirección de Investigación Criminal, recién creada, no le auguró mayor trascendencia en la depuración de la policía, pues ni siquiera tienen un espacio físico que les permita seleccionar personal idóneo de investigación, y eso les llevará un año, vaticinó. Durante la conversación también le consultamos su opinión respecto a la nueva cúpula policial nombrada, integrada por 6 miembros, pero dijo que todos están salpicados con la corrupción, con excepción del comisionado Félix Villanueva, a quien catalogó una persona honesta. En cuanto a lo divulgado a que se cuenta con evidencias que un miembro de la cúpula policial tiene nexos con el crimen organizado, dijo finalmente “lo que están haciendo con eso es atrasar la intervención que debió realizar hace varias semanas, a estas alturas están sustituyendo libro de novedades, listas de detenidos y libros de registro de armas decomisas, con el fin de dar un informe falso”. Se ha divulgado que un miembro de la cúpula policial mantiene nexos con la mafia delincuencial, a lo que respondió finalmente “podrán tener documentación de uno solamente, pero dentro de la policía hay varios oficiales involucrados con el crimen organizado y el narcotráfico”.

Publica tu comentario


¿Un mensaje, un comentario?
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

    Normas de uso:

    • Esta es la opinión de los lectores.
    • No está permitido verter comentarios injuriantes.
    • Reservado el derecho a eliminar los comentarios considerados fuera de tema.

¿Quién eres? (opcional)

Colaborador
camisa 198
Noticias Relacionadas
En Portada
Información legal - Contacta - Colaborar - Publicidad