www.tercerainformacion.es

Amnistía Internacional pide poder exigir judicialmente los derechos de vivienda y salud

El derecho a la vivienda y a la salud no son tratados en la Constitución del mismo modo que otros derechos fundamentales.

España | Víctor J. Sanz - Tercera Información | 28-08-2011 | facebook yahoo twitter Versión para imprimir de este documento

En una carta dirigida al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y al líder del PP, Amnistía Internacional ha solicitado que aprovechen la reforma de la Constitución que ambos partidos están tramando a espaldas de los ciudadanos y que se comprometan a incluir dos cuestiones que afectan a la protección de los derechos humanos.

La organización internacional considera que la Constitución debe garantizar la máxima protección de todos los derechos económicos, sociales y culturales, sin establecer distinciones ni prioridades, tal y como reconoce la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

En concreto, Amnistía propone que el derecho a la vivienda y a la salud aparezcan recogidos en la Constitución española, bajo el epígrafe de los derechos fundamentales; algo que mejoraría su protección, garantías y exigibilidad. En la situación actual, en la que en el Estado español la pobreza afecta a nueve millones de personas, algunos derechos como la vivienda y la salud no están protegidos del mismo modo que otros y no existe la posibilidad de reclamar judicialmente estos derechos cuando se ven vulnerados.

En el contexto actual de crisis, muchas personas han perdido sus viviendas, desde 2007 y hasta finales del 2010 se han iniciado 271.570 ejecuciones hipotecarias, sin que los afectados hayan podido recurrir a la vía judicial para defender ese derecho fundamental.

Aparte de este colectivo, se calcula que en España existen en torno a 1,5 millones de infraviviendas.

La crisis también ha otorgado visibilidad al colectivo de ciudadanos que carecen de cobertura asistencial sanitaria pública y gratuita, y cuyo número se calcula entre 90.000 y 180.000. Son personas que no han trabajado nunca o que nunca han recibido ningún tipo de prestación por desempleo.

En el apartado de salud mental, y según la Organización Mundial de la Salud (OMS), España se encuentra en los últimos lugares con respecto al resto de países europeos en lo que a recursos destinados se refiere.

DERECHO A LA PROPIA VIDA

Además de los derechos de salud y vivienda, Amnistía hace mención a la erradicación completa de la figura penal de la pena de muerte en la Constitución, que aún la permite en su artículo 15, aunque solo en tiempos de guerra.

1 Mensaje
  • 2 de septiembre de 2011 15:45, manuelp
    0 vote

    Corresponde al Estado garantizar la existencia de un marco jurídico que, a todos, nos permita luchar para adquirir una vivienda y que, una vez adquirida, no nos la quite nadie de forma fraudulenta o delictiva. Pero lo que no puede hacer el Estado es facilitar vivienda a todo el mundo. Eso es socialismo y, por tanto, pobreza. Si queremos cargarnos la prosperidad de todos, comencemos a asegurar a todo quisqui que va a tener vivienda independientemente de su situación económica. Si hacemos eso con la vivienda, la salud, la educación, etc., ¿para qué trabajar? El socialismo desincentiva el trabajo y, consecuentemente, la creación de riqueza. Y, si no se crea riqueza, lo que vamos a terminar repartiendo no puede ser otra cosa que pobreza.
    El papel del Estado, en este caso, sólo puede ser subsidiario y limitado. Asumir que el Estado tiene que dar vivienda a todo el mundo, como función primigenia de éste, es un error garrafal del que nos ibamos a arrepentir largamente.

Publica tu comentario


¿Un mensaje, un comentario?
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

    Normas de uso:

    • Esta es la opinión de los lectores.
    • No está permitido verter comentarios injuriantes.
    • Reservado el derecho a eliminar los comentarios considerados fuera de tema.

¿Quién eres? (opcional)

Colaborador
camisa 198
Tienda
Comentario más valorado

Corresponde al Estado garantizar la existencia de un marco jurídico que, a todos, nos permita luchar para adquirir una vivienda y que, una vez adquirida, no nos la quite nadie de forma fraudulenta o delictiva. Pero lo que no puede hacer el Estado es facilitar vivienda a todo el mundo. Eso es socialismo y, por tanto, pobreza. Si queremos cargarnos la prosperidad de todos, comencemos a asegurar a todo quisqui que va a tener vivienda independientemente de su situación económica. Si hacemos eso con la vivienda, la salud, la educación, etc., ¿para qué trabajar? El socialismo desincentiva el trabajo y, consecuentemente, la creación de riqueza. Y, si no se crea riqueza, lo que vamos a terminar repartiendo no puede ser otra cosa que pobreza.
El papel del Estado, en este caso, sólo puede ser subsidiario y limitado. Asumir que el Estado tiene que dar vivienda a todo el mundo, como función primigenia de éste, es un error garrafal del que nos ibamos a arrepentir largamente.

- -manuelp -
Saab: España ignora su historial de violaciones de DDHH

aqui vivimos en libertad provicional los derecho humano son una utopia,tenemos nuevas leyes para enmudecer al pueblos esa es nuestra historia somos victima de una casta cleptomana que nos saquea asta las libertades violando la constitucion,tenemos las cunetas rellenas de cadaveres desde el 36 y los crimenes de lesa humanidad se taparon con una ilegal amistia ellos mismo se perdonaron sus crimenes los unos y los otros en veneficio propio y contra la dignidad del pueblo,y van dando leciones de democracia

Saif Al Islam Gaddafi fue sentenciado a muerte en su ausencia

> Desde Que Mataron a Gadafi, Falsos Dilemas En Libia
roberto dante, Lanús, Argentina –

¿Sorprende qué Saif al-Islam Gaddafi haya sido sentenciado a muerte en ausencia?

Redactado el 20 de octubre, 2011: "La Organización de la Conferencia Islámica (OCI) desde los palacios de sus retrógradas monarquías aplaudieron la muerte de sus pares ¿Son sus pares? En su gran mayoría sólo son hombres y mujeres de pueblo. ¿De qué pueblo? No importa. Sólo de pueblo. Como El Palestino; porque “atención”, el sionismo israelita- sin temor a equivocarme- intensificará sus múltiples ataques sobre Gaza, mientras sus colonos penetrarán más sobre el ensangrentado suelo de Palestina. Paralelamente, Marruecos aprovechará para acrecentar el genocidio sobre el pueblo Saharaui. ¿Estamos frente una coalición de los nuevos nazis del siglo XXI? Por supuesto; pero sobre esto nada se difundirá por los Medios Oligopólicos de Comunicación. Sólo la mentira y la desinformación nos esperan. Es fundacional ampliar las cadenas alternativas de información y sostenerlas."

Hoy recordemos que los miembros de La Coalición, La OTAN y hasta el Tribunal Superior de La Haya hablaron sobre “la conducta asesina de Gadafi”. Pero:
¿Fue Gadafi quién ordenó arrojar las bombas atómicas sobre poblaciones civiles japonesas? No. ¿El financió y entrenó a los mercenarios que fracasaron en la invasión a Playa Girón? No. ¿Fue él quién instruyó a las fuerzas de represión latinoamericanas en los más crueles sistemas de tortura y genocidio sobre los pueblos que luchaban contra las dictaduras militares en los 70? No. Y ¿él humilló y degradó a los “supuestos terroristas” detenidos en Guantánamo y en las decenas de cárceles secretas en Medio Oriente que ya fueron públicamente reconocidas por El Pentágono? No.

Aunque los 42 años de Gadafi en el poder fueron un despropósito que demuestran como traicionó sus propias Tesis sobre la Revolución del Mundo Árabe escritas en su “Libro Verde” (1970/75), fue un freno para los intereses de EEUU que no pudieron apropiarse del petróleo libio. Mas precisamente, como puede leerse en “Camino hacia el nuevo desorden mundial”, del profesor Peter Dale Scott, sobre los poderes económicos que secretamente digitan la política exterior y de defensa de EE.UU. más allá de las fachadas pseudo democráticas.
No estoy hablando de “manos sucias”. Sino de seres –que se dicen humanos- hundidos en el barro más fétido.

Los procesos revolucionarios pueden caer en un falso dilema: “dictadura o democracia”.
Si leemos, atentamente, los grandes Medios de Información Oligopólicos, comprenderemos que la Democracia, de la cual hablan Bush, Obama y Hillary Clinton, es la que el Capitalismo (en su etapa más destructiva para los pueblos) “quiere que sea”.

Pero el horizonte no es tan negro. El Multiculturalismo del siglo XXI es un hecho irreversible -positivo-. Hay que trabajar aprendiendo a tomar lo mejor de cada cultura, y hacer la síntesis durante los caminos (diversos) para la toma del poder por los pueblos.

Resumiendo: No nos dejemos influenciar por la desinformación mediática. El eje no fue ni será el “si o no” a Gadafi. Lo importante es que los pueblos árabes sean conscientes del valor de su unidad para oponerse al feroz neoliberalismo. Y lograr un desarrollo con distribución equitativa de los bienes materiales y culturales; sin perder la riqueza de su multiplicidad étnica.

Noticias Relacionadas
En Portada
Información legal - Contacta - Colaborar - Publicidad