www.tercerainformacion.es

Escrutando Traficantes de Información, último libro de Pascual Serrano

«En España, los medios están todavía peor que en Estados Unidos»

Cultura | Rubén G. Herrera - Tercera Información | 17-12-2010 | facebook yahoo twitter

Pascual Serrano es un veterano crítico que utiliza el análisis estructuralista para diseccionar el gran monopolio que ejercen los dueños de los medios. Sus estudios más recientes son: Desinformación: Cómo los medios ocultan el mundo (2009) y El periodismo es noticia. Tendencias sobre comunicación en el siglo XXI (2010). Entonces, la primera pregunta que surge en la mente del lector es probablemente… ¿Y qué nos trae de nuevo?

Mucho. Fundamentalmente, una actualización de las pruebas sobre el control de la información y la opinión en los medios y la connivencia con la clase política. En 2010 se ha criticado mucho a los grandes medios, sentando, si se me permite, un precedente en la forma de entender la ciudadanía la realidad informada. Por ello, es interesante esta propuesta de actualización, con una información sobre los propios medios que resulta imposible para un individuo, que se actualiza cada día y no puede seguirse con criticismo, más aún a sabiendas de que los medios no sirven para informarse sobre los medios… (algo parecido a esa máxima del “quién vigila a los vigilantes”).

Pero primordialmente, descubrimos que Traficantes de la Información es un libro divulgativo y ensayístico que al mismo tiempo funciona muy bien como manual.

*Premisa: Cada capítulo del libro sirve para entender a un grupo de comunicación distinto.

Un ejercicio inverso al de consumir información cada día. El estudio original está atado a una serie de conclusiones junto a críticos como Dardo Gómez: secretario general de la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) quien hace afirmaciones tajantes:

«Hace años que los directores han resignado su poder de decisión y lo han dejado en manos de los gerentes y directores de marketing…». «El 40% de esta profesión está en paro o carece de todo tipo de contrato laboral».

Pascual Serrano explica que cuando en España se debate el Estatuto del Periodista, los medios argumentan ferozmente que «en una sociedad democrática los periodistas deben quedar fuera de la regulación política». En realidad se referían a que éstos quedasen fuera del imperio de la ley, ante el imperio empresarial. Y más recientemente, la Ley 7/2010 (31 de marzo) o Ley General de la Comunicación Audiovisual cede de nuevo al mercado más poderes, y ofrece “derecho a la autorregulación” a las empresas informativas. ¡Ahora también se podrá comerciar con patrimonio público, arrendar licencias a terceros…!! Este sistema de gestión indirecta, que sobre todo afectará a las licencias de televisión, permitirá monopolios más allá de los monopolios, más allá de limitaciones tradicionales. Una empresa podrá tener la misma influencia o muchísima más que la de su dueño, por lo que las restricciones legales se quedan en papel mojado, ya que la propiedad es cruzada. Se prohíbe tener muchísimo, aunque se permite desregularizar para compartir todo.

Por eso, es un reto entender cómo funcionan nuestros principales canales de producción de sentido, ideología, cultura e información…

«Traficantes de información es una historia de finanzas, despido laborales, manejos de Bolsa, especulaciones financieras, chantajes, sobornos y, por supuesto, delitos. Nada fuera de lo habitual si no fuese porque quieren hacernos creer que la historia de los medios de comunicación es la historia de la libertad de expresión y de la pluralidad informativa».

Quise, incesante, entrevistar a Pascual Serrano, pero afortunadamente encontré algunas preguntas ya respondidas en su medio, Rebelión.

Y es que, aplicando el mismo método de análisis estructuralista puede entenderse la desventura propia del libro hacia su publicación (acogido finalmente por Ramón Akal).

Porque, que los principales medios de comunicación y difusión de cultura están bajo el control de multinacionales y grupos económicos poderoso no es ningún misterio a estas alturas; pero entender de un plumazo qué intereses en cadena se producen en la cadena de televisión, emisora de radio, página web o periódico no es tan sencillo. En este sentido, Traficantes de Información está plagado de ejemplos muy recientes:

- Los despidos: Pascual hace un repaso profundo (hasta la fatiga) sobre los miles de despidos ilegales que se han producido en España, sobre todo en los últimos dos años.

- Los cierres: sobre todo de periódicos: por ejemplo, los pertenecientes al capítulo sobre el grupo Prensa Ibérica, de Francisco Javier Moll: como La opinión de Granada (2009), O comercio do Porto y A Capital (2005, con 151 años de historia). La prensa de Ibiza. La Opinión de Tenerife (2009)… En todos los casos, los cierres han sido inesperados, improcedentes e injustos. El Faro de Vigo tampoco ha estado exento de polémica en los últimos dos años.

- Las potencialidades de la TDT se han sacrificado en el proceso de acumulación natural del capitalismo cognitivo. La “participación creciente” ya no existe, porque la tienen toda. Un ejemplo de esto sería la consagración de una sola cadena nacional de La 10 de Vocento.

- Los nuevos marcos de regulación, fuera del amparo de la Constitución Española, o del Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1984, sobre el derecho a recibir una información “veraz”. Este último queda convertido en una marca para su cotización en la Bolsa de valores o en objeto de trueque y comercio entre grandes grupos económicos y financieros.

Y mucho más. Pascual Serrano hace público otro compendio de malas prácticas en España, país donde el sector informativo «está peor que en Estados Unidos». Y lo hace siguiendo la estela de analistas mediáticos como Enrique Bustamante (autor en 1981 del visionario Los amos de la información y prologuista de este libro); Información sobre la información, de Manuel Vázquez Montalbán; El poder de la banca en España, de Juan Muñoz; Vicente Romano con Los intermediarios de la cultura (1977); Fernando Quirós con España: concentración acelerada (2005); o La política de la Comunicación Audiovisual del Gobierno socialista (2004-2009): un giro neoliberal, de Ramón Zallo.

En este recorrido, muchos investigadores ya apuntaron una conclusión que genera risas sardónicas: los grupos luchan inestablemente por crecer, pero esta bulimia no es beneficiosa para ellos mismos a largo plazo. Locura colectiva que, tal vez, no dentro de mucho, lleve a colapsos como los vistos en algunos grandes grupos multinacionales. Sin ir más lejos, los endeudamientos constantes, como el caso crítico del Grupo Zeta en 2008, ahora en manos de La Caixa.

1 Mensaje
  • 16 de diciembre de 2010 16:32, LUISANA

    ESTE LIBRITO ES INDISPENSABLE ...FELICIDADES PASCUAL..!!!!

Publica tu comentario


¿Un mensaje, un comentario?
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

    Normas de uso:

    • Esta es la opinión de los lectores.
    • No está permitido verter comentarios injuriantes.
    • Reservado el derecho a eliminar los comentarios considerados fuera de tema.

¿Quién eres? (opcional)

Colaborador
seleccion republicana
El barrio de Tetuán se levanta ante una okupación nazi

Me parece un error perder el tiempo en manifestarse contra las buenas acciones de los nacionalsocialistas. Yo aprovecharía para dedicarme a ayudar al resto de vecinxs inmigrantes y agradecer que, con la extrema derecha gastando su dinero en los españoles, podemos en conjunto llegar a más gente que si ellxs no estuvieran.

¿Alguien imagina que en Cataluña la izquierda se manifieste contra obras sociales de las CUP sólo porque tratan de crear más fronteras en el mundo y desunir a lxs trabjadorxs en pequeñas nacioncitas étnicas?

“El objetivo de Griesa: garantizar un buen negocio para los fondos buitre”

AUNQUE LOS FUNDAMENTALISTAS LADREN: TODO ES SEGÚN EL PUNTO DE VISTA
roberto dante- Lanús, Argentina -

Pensamos que EL NORTE ESTA EN EL SUR; imagen que -sin dudas- escandalizaría a los opinólogos de Clarín.

Las medidas efectuadas en los últimos meses por el gobierno K, merecieron el reconocimiento de múltiples foros sobre derecho internacional. Nada de estas medidas explicitadas por la diplomacia argentina nos indica una dependencia de ningún gobierno foráneo; esta interpretación sólo puede ser sustentada por quienes, desde una óptica muy pequeña, buscan desacreditar cualquier acción del gobierno de Cristina Fernández

El proyecto de ley de la presidenta argentina que reemplaza como agente de pago al Banco de Nueva York por el Banco de la Nación Argentina levantó fuertes ladridos desde la anoréxica oposición. No es casual; hay grupos económicos como la Rural, UIA, IDEA (entre otros) que los apoyan. Como afirmó Nicolás Tereschuk: “Los candidatos no actúan en el vacío”, tienen vínculo con sectores a los que este tipo de planteos de Cristina les parecen negativos, “no van a salir tampoco a apoyar la iniciativa”. Como tampoco apoyarán el ir a La Haya contra los EE.UU.: aunque sea una vía correcta y positiva.

Que el reciente paro nacional de Moyano, Barrionuevo, “MST y demás trotskistas” fuera apoyado por el grupo ATFA, el mayor lobbista de los holdouts en el país, torna innecesarias las palabras para explicar el más íntimo objetivo de la medida: afectar al gobierno nacional.
Joseph Stiglitz -premio Nobel de Economía- consideró que el proyecto de ley que el Poder Ejecutivo envió al Congreso "es una buena decisión" porque le da a los tenedores de bonos la libertad de cambiar sus activos. "Es lo que yo hubiera recomendado", subrayó Joseph Stiglitz, quien además criticó el esquema jurídico por el cual "un juez llega a tener el derecho de juzgar acerca de cualquier bono en el mundo" (Infonews, Opinión, 28 08 14).
En la vereda de frente, el Proyecto de Ley de Nueva Regulación de las Relaciones de Consumo y Producción es Acusado de populista por lo defensores del neoliberalismo en los frentes tanto internos como externos: La iniciativa, de concretarse, “acercará aún más al ejecutivo de Cristina Fernández de Kirchner al régimen (populista) bolivariano de Venezuela”; ver “Con ustedes, la penúltima atrocidad argentina” - El Confidencial.es - Blogs de Valor Añadido.

La repuesta a esta injerencia buitrista no alcanza con ser nacional. Es necesario - mejor expresado: imprescindible-, que, prioritariamente el MERCOSUR, Unasur, Alba, Celac y el G77+China reaccionen de manera unívoca para transmitir al mundo su rechazo al canibalismo de los fondos buitres. No bastaría con documentos políticamente correctos. Deben responder con programas económicos conjuntos que demuestren su capacidad para oponerse al enemigo neocolonial

Cito: Ya en 1830 el jurista alemán Karl Eduard Zachariae reconocía que no puede quebrarse el compromiso (de la deuda) sin razón, pero que los gobiernos tienen un deber superior al de pagar sus deudas: el de mantener vivos a sus ciudadanos. Y si no existe otra alternativa, deben desatender a sus acreedores”. (“Deuda, soberanía y crecimiento”- Mario Rapoport, Página 12, 24/08/14).-

Hay que reconocer que todas las medidas que se dirijan hacia ocupar espacios que reafirmen la independencia y las soberanías nacionales van a ser fuertemente atacadas por el establishment corporativo. Pero, ¿quién dijo que en las luchas por la soberanía no vamos a sufrir dolorosas consecuencias?

Todo cambio es indudablemente doloroso. Este dolor nos indica crecimiento. Muy lejos de las inseguridades adolescentes.

Willy Toledo explica en un artículo sus críticas a PODEMOS: “El twit”

La actitud sosegada y mecanica de iu no conduce a ningun sitio, la prueba esta en que no consiguen buenos resultados electorales. Para ganar unas elecciones hace falta garra y algo de populismo, tipo podemos. Por si no lo sabeis, el ideologo de podemos es Julio Anguita, ese si que tenia carisma.

Noticias Relacionadas
En Portada
Información legal - Contacta - Colaborar - Publicidad