Villarejo, Cospedal y Casado: Finiquitos en diferido

 
 
 
Habían convocado una reunión urgente a primera hora de la mañana. Casado se reunía con sus asesores (todos varones) y comenzó hablando: “María Dolores, mi María Dolores,nos la ha vuelto a liar y habrá que decir algo en algún momento. ¡Vamos! ¡brainstorming! ¡tormenta de ideas!”.
El más inquieto se atrevió a hablar el primero, para proponer… “¿y si la cesamos?” A ver a ver, dice Casado “¿tú eres tonto o hiciste el mismomaster que yo? ¿Te recuerdo que no fui el más votado y soy lo que soy gracias a ella?” Ah, claro. Otro empezó a balbucear… “podemos decir que hay una gripe muy fuerte y que estarás un mes de baja: así no hay nada que declarar”. Casado, ya ostentosamente enfurecido grita: “¿pero a qué cuñados de qué cuñados de quécompromisarios me habéis metido aquí?”
Continuó la tensa reunión y las ideas seguían llegando… “bueno, con la belleza sin par que tiene nuestra Dolores y como el comisario tenía una agencia de modelos para sacar información a los jerifaltes, podríamos decir que la entrevistaba para contratarla”. Casado no daba crédito: “¿Pero no habéis oído las grabaciones, joer?”.
Alguien dijo de pronto: “Ya lo sé, ya lo sé: saquemos aún más banderas a la calle, eso lo tapa todo. ¡Banderas, más banderas!”. Casado dijo: “¡ya no caben más y la gente se va a dar cuenta al final de para lo que las usamos! Y tú ¿de dónde has salido?” “Bueno, fui asesor de Ciudadanos y me echaron porque se me fue la mano y puse roja y gualda la bañera, el inodoro, el bidet y el lavabo… se enfadaron mucho” confesó algo avergonzado.
“¿Le preguntamos qué hacer a don José María, oh todopoderoso sapientísimo? O… ¿Y si lo dejamos pasar? Tampoco es tan importante y lo mismo nadie pregunta. El tipo tan solo está relacionado con la princesa Corinna, la trama Gürtel, la Operación Catalunya, el Pequeño Nicolás, Correa, Galeote, Bárcenas, el seguimiento a jueces y políticos, el informe Véritas encargado por el Ministro del Interior, José Luis Corcuera, publicado en el 94 y en el que se informaba de la vida privada de jueces -como Baltasar Garzón-, políticos, periodistas y empresarios implicados corruptos relacionados con el expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. Además, parece que también grabó en una cafetería madrileña una conversación pidiéndosele que cesaran de investigar sobre el ático de Ignacio González en Estepona. Luego fue reconocido como quien apuñaló a la dermatóloga de la jet set, Elisa Pinto, quien había denunciado por acoso sexual, amenazas, coacciones y agresiones a Javier López Madrid, detenido en la operación Lezo, por corrupción en la gestión del Canal de Isabel II, blanqueo de dinero, cohecho y pertenencia a organización criminal, y ni más ni menos consejero delegado del Grupo Villar Mir, amigo íntimo del rey Felipe VI y compiyogui de la reina Letizia”.
Casado cada vez más congestionado, no daba crédito, pero aún sin habla, seguían llegando ideas: “¿y si echamos la culpa a otro? ¿no decís que salía alguien más en todo ese lío?” Y ahí ya Casado recuperó la voz y estalló: “¿pero tú eres gilipollas o qué? ¡Su marido! El otro es su marido. ¡Ignacio López del Hierro, quien despegó como empresario al conocer a Dolores, macroenchufado en la Caja de Ahorros de Castilla La Mancha y ahora grabado cerrando tratos para supuestos informes de extorsión a pagar por el Partido Popular!”.
“No me aportáis nada. Tras todo lo que hemos soltado sobre que la ministra Delgado se reuniera con él y la de veces que hemos pedido su dimisión… si ya hasta Carmen Calvo, se permite decir que quien a hierro mata, a hierro muere. Si hasta yo mismo me metí hasta las patas en eso…”
“Además, doña finiquito ya fue la risión y es reconocida por sus mentiras y pésimas declaraciones cuando la cosa se pone fea y tiene que mentir… casi que lo mejor es que cantara y dijera la verdad… ¿dijera la verdad?... ¡quita, acabo de caer! Con que digamos que esta tía no ha mentido ya valdría. ¡Alguien del PP que no ha mentido! Sea o no sea verdad la gente quedará estupefacta y no sabrá qué decir. Si se tragan todo lo que se vienen tragando, esto es un sapillo de ná. Bueno, iros a coger vuestros sobres…en el banco, e iros a asesorar un ratito a otro lado anda, guapetones, que yo ya voy explicando que la señora de Cospedal, mi apoyo, no ha mentido”.

 
 

 

La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación