La vida no vale nada

Esta canción del cantautor de trova cubana Pablo Milanés, la vida no vale nada, parece ser la realidad que hoy padecen los líderes sociales y defensores de derechos humanos colombiano. Ante la mirada indolente del gobierno saliente de Juan Manuel Santos, y el acompañante silencio del entrante Iván Duque, cada día matan líderes sociales en nuestro país, a pesar de un proceso de paz firmado entre la que fue la principal guerrilla del país.

Cualquiera con conocimiento en temas sociales mira contradictorio lo que está sucediendo en el país con los líderes sociales, en medio de una pacificación que se nos vendió con la firma del acuerdo pero es todo lo contrario para los líderes sociales, porque solo la pacificación vino de un solo lado se acallaron los fusiles de la insurgencia pero regresó el asesinato a líderes sociales defensores de la paz, lo cual empezó con el movimiento social Marcha Patriótica en pleno proceso de paz, hoy que acabo el proceso se extendió al resto de líderes y defensores de derechos humanos.

En el gobierno anterior a Santos casi todos los muertos, por no decir todos, era señalados por el ejecutivo como "guerrillero" o le "encontraba" algún "vínculo" y esto con el coro de la prensa, sin ninguna causa lo que después se dio a conocer como los falsos positivos; donde mataron miles de personas inocentes que ni orientación política tenían, pero también prefabricaron informes para acallar muchos líderes sociales, hoy ese conflicto con la insurgencia ya no existe y nos preguntamos ¿por qué nos siguen matando?

El día 17 de julio fue encontrado sin vida nuestro hermano, camarada, amigo y compañero Ibes Trujillo Contreras, después de ser secuestrado el día 10 de julio por personas desconocidas. Ibes, era un líder social nato de timba Suárez, Cauca, actualmente estaba como miembro fundador de la asociación de víctimas Renacer asorenacer siglo XXI; también fue militante de Marcha Patriótica, y de diferentes profesos sociales, fue uno de los fundadores de la coordinación nacional de organizaciones y comunidades afrodescendientes CONAFRO.

Con Ibes compartimos los ideales de luchar por una paz, fueron varias las actividades que juntos nos sentamos a compartir opiniones, la última vez fue para preparar en su comunidad el evento intercambio de saberes ancestrales entre Guardia Cimarrona realizado el 23 de junio de 2017 en la vereda La Ventura de Timba, Cauca. Analizábamos allí coincidentemente, cuáles deberían ser los mecanismos de protección para las comunidades después de la firma del acuerdo de paz, ya que él, como muchos presentíamos que después de la salida de la insurgencia de los territorios estos quedarían a merced del paramilitarismo y la delincuencia, razón por la cual había que generar mecanismos de protección del territorio y sus líderes, es por ello que la guardia cimarrona la perfilamos como una estrategia fundamental.

Ibes, quien se encontraba en esos planes de fortalecimiento de la Guardia Cimarrona para la paz, la convivencia y la seguridad, encontró la muerte en ese propósito en manos de los violentos que no les interesa otro camino para el país, sino el miedo, la zozobra y el pánico, para ello le sesgan la vida a los que luchamos por la paz; lo más triste de esto es que hoy fue Ibes y con él ya son alrededor de 10 líderes de CONAFRO asesinados, pero mañana no sabemos cuál será el próximo; y todo esto sucede ante la mirada indolente de la sociedad colombiana y la comunidad internacional, que parecen estar dispuestas a dejar que nos maten como si nuestras vidas no valieran nada.

En Colombia no nos podemos acostumbrar a la sombra del miedo, del asesinato, de la persecución, solo por pensar diferente, son más de 320 líderes asesinados en los últimos 4 años, y el 99% eran personas que luchaban por la paz y tenían un pensamiento de ideas comunitarias y sociales diferente a los gobiernos de turno, y esa no puede ser la excusa para que le quiten la vida a nadie, es de recordar que en La Habana se pactó un acuerdo de paz entre el Gobierno y la ex guerrilla de las FARC-EP que en su punto 3.4 tiene una propuesta para combatir las bandas paramilitares y proteger la vida de los líderes sociales. Me pregunto si es real el interés del gobierno de proteger a los líderes, ¿por qué no ponen en práctica ese punto de los acuerdos que el firmó?

Exigimos que se aclare la muerte de Ibes y el resto de líderes sociales asesinados, que pare la persecución y que el gobierno cumpla con la función de proteger la vida de cada ciudadano, porque no podemos seguir en un país donde parece que la vida de los luchadores sociales no valga nada.

Esto dice Héctor Marino carabalí líder también amenazado de Ibes Trujillo:

Ibes Trujillo líder social del Municipio de Buenos aires, con un trabajo reconocido a nivel regional y nacional, se inició junto con otros compañeros del norte del Cauca y en el país en el PCN, Posteriormente conformamos la Asociación de Víctimas Renacer SIGLO XXI de Buenos Aires y constituimos Marcha Patriótica, Conafro, Coccam, comité interétnico en defensa del territorio, dos consejos comunitarios, Cuenca río timba Marilopez, Consejo comunitario audacia brisas del río Agua blanca, la mesa municipal de Víctimas. Es una persona que estuvo presente en todos los procesos de reivindicación de nuestros derechos económicos políticos sociales y culturales, siempre de buen humor nunca le miré de mal genio, mi amigo, mi hermano, mi confidente, mi referente, mi protector, un gran hombre. Me quedan todos sus recuerdos sus consejos su orientación por otro lado muy asediado por las mujeres dejó bastantes retoños más mujeres que hombres dejó dos hombres menores de edad. Es mucho más, pero lo dejo para el diario que voy a escribir de mi hermano Ibes popularmente lo llamábamos mi doctor Trujillo y mi hija lo llamaba popularmente tobillo.

Con estas palabras de nuestro hermano Carabalí podemos observar el talente de este hombre que lo dio todo por su pueblo negro.

Desde el palenque un cimarrón todavía.

 

La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación