Igualdad real ¡YA!

Once Huelgas Generales se han convocado en España desde su democracia, esta sería la decimosegunda. Una huelga feminista para hacer real, de una vez por todas, la igualdad de género y los derechos de las mujeres, huelga no alejada del ámbito laboral como las anteriores, por ser imprescindible la previa eliminación del desempleo de las mujeres, la feminización de la pobreza, la división sexual de trabajo, la brecha de género, la imposibilidad de conciliación, la falta de corresponsabilidad, y denunciar el desinterés general hacia las políticas de igualdad por parte del Gobierno, que perpetúa la desigualdad entre mujeres y hombres, y la violencia de género, concretamente:

1º) La progresiva reducción del Estado de bienestar y el aumento de la precariedad laboral, sobre todo para las mujeres:

  • Con la falta de medidas por parte del Gobierno del Partido Popular, que se considera ajeno a la brecha salarial en detrimento de las mujeres, y se traduce también en pensiones de jubilación inferiores, cuestión que incluso la ONU de reprocha.

  • La imposición del Real Decreto-ley 3/2012, de 10 de febrero, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral. Reforma que ha dificultado enormemente la implantación de los planes de igualdad y otras medidas de promoción y protección que establecía la Ley para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, como es la conciliación de la vida personal, familiar y laboral, expulsando del mercado laboral a las madres o penalizando su carrera laboral. Por lo que exigimos la retirada de las reformas laborales que tanto daño han causado al conjunto de los/as trabajadores/as, especialmente a las mujeres, y los obstáculos para su acceso al empleo, así como la puesta en marcha de políticas de igualdad para eliminar las brechas de género y poder avanzar en conciliación y corresponsabilidad.

  • Unos Presupuestos Generales del Estado que no cubren los servicios públicos necesarios (escasez de guarderías, escuelas infantiles, centros de atención a mayores, servicios de ayuda a domicilio o de atención a la Dependencias) lo que ha significado la “vuelta al hogar” de las mujeres, o a la perpetua doble y triple jornada,

  • Los permisos por nacimiento o adopción que aún distan de ser iguales e intransferibles, por lo que la maternidad continua siendo obstáculo para acceder al empleo.

2º) La omisión y falta de financiación de políticas para la igualdad, así como la exclusión de la diversidad ciudadana:

  • Con la constante reducción por el Gobierno del presupuesto en dependencia, igualdad, violencia de género, y cooperación, que ha quitado la autonomía al Instituto de la Mujer y lo rebajado a rango de Dirección General. La constante omisión de políticas públicas para la igualdad de género, mediante la falta de implementación de medidas, ha supuesto una merma de los derechos de las mujeres y una regresión en la promoción de la igualdad, algo que el Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades 2017-2020 no alcanza a solucionar por falta de presupuesto.

  • El rechazo a la diversidad familiar, privilegiando a unas familias en detrimento de otras (negándoles derechos civiles, laborales, sociales, fiscales y prestaciones básicas, concretamente a las parejas de lesbianas no casadas, a las familias monoparentales (la mayoría encabezadas por mujeres, las familias numerosas no casadas, y las parejas de hecho en general). Por lo cual exigimos una urgente Ley de diversidad familiar.

  • La falta de humanidad mediante el trato diferenciado a la inmigración, con el Real Decreto-ley 16/2012, de 20 de abril, de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar la calidad y seguridad de sus prestaciones, que niega a la población extranjera en situación administrativa irregular la atención sanitaria necesaria, inclusive a las mujeres los servicios de ginecología y obstetricia, y el acceso la interrupción voluntaria del embarazo en la sanidad pública. Exigimos la atención sanitaria universal y gratuita, así como el cierre de los Centros Internamiento de Extranjeros (CIE) porque ningún ser humano es ilegal, encierros que en particular perjudican gravemente la salud de las mujeres.

3ª) La irresponsabilidad ante la situación de la violencia de género en España:

  • Con el bloqueo del Gobierno al Pacto de Estado contra la Violencia de Género aprobado, mediante la postergación del decreto de dotación presupuestaria del mismo en 2018, a pesar de que en 2016 se contabilizó oficialmente 44 mujeres asesinadas, en 2017 subió a 49 y en 2018 ya van 2.

  • Porque durante estos 7 últimos años se han reducido en más de 20 millones de euros el gasto presupuestario destinado a combatir y a establecer medidas para la igualdad y contra la violencia de género.

  • Porque solo ofrece protección a las víctimas de trata que se atreven a denunciar y colaborar con la Justicia, permitiendo por tanto que se mantenga dicha trata de mujeres, llegando hasta la denegación de la protección internacional, el asilo o refugio.

4º) La constante negación de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres:

  • Con la resistencia por parte del Gobierno a desarrollar la Ley Orgánica 2/2010 de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, que imposibilita el ejercicio del derecho a una educación afectivo-sexual libre de estereotipos, y hace que las medidas de la calidad de la atención a la interrupción voluntaria de embarazo, se limite a la actualización y seguimiento de su registro.

  • La “Ley Gallardón” frenada por el Movimiento feminista, que se traduce ahora en una Ley Orgánica 11/2015, de 21 de septiembre, para reforzar la protección de las menores y mujeres, por la cual se impone a las menores de 17 y 16 años el consentimiento de sus progenitores, representantes o jueces para abortar, lo que deja en situación de indefensión a la menor, sobre todo en casos de violencia intrafamiliar, y puede aumentar en número de abortos ilegales.

  • La interpretación torticera de la Cartera de Servicios Comunes del Sistema Nacional de Salud, por parte de la Ministra de sanidad en 2013, dejando fuera a las parejas de lesbianas y a toda mujer sin pareja masculina que quiera ser madre, al no reconocerles el acceso a los tratamientos de reproducción asistida.

5º) Los continuos obstáculos a la manifestación ciudadana, que reduce la libertad de expresión de las mujeres:

  • Con el cierre de la Oficina de enlace de ONU Mujeres, por el Gobierno en 2012, evitando así la participación de las organizaciones de mujeres españolas en las decisiones internacionales sobre derechos humanos de las mujeres y niñas.

  • Por la “Ley mordaza” que aprobó en solitario este Gobierno en 2015, intervenida por la ONU, por su acervo de las sanciones administrativas y de restricción de las garantías judiciales para reprimir la manifestación y expresión ciudadana, y que perjudica gravemente la libertad de manifestación del movimiento feminista y las reivindicaciones de las mujeres.

  • Por el cierre o bloqueo de los órganos de participación ciudadana, y en concreto, el Consejo de Participación de la Mujer.

6º) En nuestra Comunidad de Madrid:

  • La reciente Estrategia Madrileña de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, siguiendo la misma línea, omite cualquier medida relacionada con los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, y con la maternidad libremente elegida, envía a la exclusión social a la diversidad familiar y los diversos colectivos de mujeres, sin mas medida, y excluye deliberadamente al colectivo de mujeres lesbianas y bisexuales.

Por todo ello pedimos la dimisión del Gobierno, ¡Sr Rajoy y equipo de Gobierno, dimitan Ya, para que podamos construir una Igualdad real!.

MOVIMIENTO ASOCIATIVO FEMINISTA DE MADRID

La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .