Barcelona, el dolor del pueblo y la hipocresía de las cúpulas

Es justo lo dicho por Facundo Cabral: “Y que no te confundan unos pocos homicidas y suicidas, el bien es mayoría pero no se nota porque es silencioso, una bomba hace más ruido que una caricia, pero por cada bomba que le destruya hay millones de caricias que alimenta a la vida”. 

Lo recordaba el impresionante y conmovedor minuto de silencio respaldado en todas los municipios de España, así como los aplausos dolorosos que terminaron con gritos en catalán de “no tinc por” (no tengo miedo).



Ha sido el día después de los atentados que golpearon Barcelona y el municipio turístico de Cambrils, a la espera de más datos en la investigación policial y el balance de víctimas, que por el momento es de al menos 14 personas fallecidas y más de 100 heridas, después que una furgoneta accedió a la popular avenida de la Rambla, atropellando a decenas de personas.



La bondad se hizo patente también en las redes sociales, como Twitter, donde los ciudadanos fustigaban a quienes en vez de ayudar en el peor momento se dedicaban a hacer fotos y subirlas a esos medios sociales. Muchos vecinos daban abrigo a los aterrorizados por la masacre.



Las muestras de solidaridad llegan de todos los rincones del planeta, mientras se van conociendo las identidades y nacionalidades de las víctimas, varios latinoamericanos, entre ellos.



El autodenominado Estado Islámico (Daesh, en árabe) se atribuyó la responsabilidad del atropello masivo. La información fue difundida mediante un comunicado del centro de monitoreo de páginas web yihadistas, SITE, informó TeleSur.



“Los autores del ataque de Barcelona eran soldados del Estado Islámico y llevaron a cabo la operación en respuesta a los llamados para atacar a los estados de la coalición, internacional antiyihadista que opera en Siria e Irak”, indicó el comunicado.



Los Daesh Made in USA y otros, ya atentaron en Francia, Bélgica, Alemania, Inglaterra, y ahora en España.



Las cúpulas y monarquías europeas han reaccionado con más controles, más limitación a las libertades ciudadanas, más espionaje, etc.; pero no han resuelto el problema, del mismo modo que con la migración masiva, no atacan las causas, lo que los convierte en cómplices de la peor calaña.



Si al lector, en este momento de dolor compartido, le pareciera exagerado lo antedicho, lo que sigue es contundente.



Entre el año 2013 y 2014 el gobierno Español dirigido por el Partido Popular financiaba junto a sus socios europeos y el estadounidense a los grupos terroristas que operan en Siria, bajo la excusa de que son “rebeldes moderados” que combaten contra un dictador; al mismo tiempo, los terroristas amenazaban a España en varios vídeos, incluso los medios apoyaron recientemente en el año 2016 a terroristas del frente Al Nusra en Alepo haciéndolos pasar por pobres civiles.



Varias ONG han denunciado en España el aumento de la venta de armas a Arabia Saudí, a pesar de las violaciones de derechos humanos que está realizando en Yemen. Asimismo, Entre 2014 y 2016 España exportó cerca de 900 millones de euros en armas.



Armas cortas, fusiles, munición, misiles y hasta un avión de transporte es parte del arsenal vendido. España incumple hasta tres normativas, una nacional otra europea y otra internacional al ofrecer armamento al régimen saudí.



Mientras estas cúpulas gobernantes en España, el resto de Europa y otros sitios estén confabuladas en la absurda hipótesis de que hay un terrorismo bueno o moderado y otro malo, los muertos los seguirán poniendo civiles inocentes, y eso es terrorismo del cual no se podrán librar ni castigar a los culpables. (Cubahora.cu)

La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .