Opinión

A catorce años de la creación del ALBA-TCP

“Se ha dicho, con verdad, que el golpe de Estado hondureño es contra todo lo que se encarna en estas cuatro letras: ALBA. La Alianza Bolivariana no sólo es una urgencia histórica sino la vía inexorable para hacerle frente a la crisis estructural del capitalismo y, por eso mismo, el instrumento unitario de mayor voluntad política a la hora de actuar en función de la impostergable unidad de Nuestra América.”

Hugo Chávez Frías.

Líneas de Chávez, 5 de julio de 2009

Argentina. Análisis. Rita Segato: “El feminismo punitivista puede hacer caer por tierra una gran cantidad de conquistas”

En la Argentina, como lo demostró ayer Thelma Fardin, las mujeres ya no nos callamos más. Contra el acoso, la violencia y la justicia patriarcal, el escrache, ya sea anónimo o con nombre y apellido, se posicionó como un dispositivo para alertar de posibles violentos, pero también como una búsqueda de ajusticiamiento mediante la condena social.

El Cambio Climático que no ve Trump

Al presidente estadounidense Donald Trump, un contumaz enemigo de la salvaguarda del planeta Tierra, en estos últimos días le ha venido como anillo al dedo el viejo refrán que dice: Al que no quiere caldo le dan tres tazas.

El mundo se estremeció cuando Trump tomó la decisión de retirar a su país del Acuerdo de París sobre cambio climático aprobado por 195 países en 2015 y que tiene como fin reducir las emisiones de gases invernaderos a partir de 2020 y tratar de disminuir las graves consecuencias que tienen para el clima del planeta.

Sociedades misóginas

“Violan a una mujer en la parada de tren de tal estación”, dijo el presentador de noticias, sin inmutarse, con ese rostro que tienen los que ven la violencia de género como cosa natural. ¿Cuántas mujeres son violadas en las estaciones de autobús y de tren diariamente en el mundo? Cosa natural para la sociedad que somos. 

Comiendo banderas, vomitando odios

Esclavitud es una mujer cuyas condiciones de trabajo hacen honor a su nombre. Trabaja en la industria del frío de Vigo y hace unos días salió en la tele denunciando su situación laboral y la de sus compañeras: 790 euros al mes por 40 horas de trabajo, ocho horas diarias de pie a temperaturas por debajo de los 10 grados, bajo la presión y amenazas constantes de los directivos de unas empresas que facturan más de 4000 millones de euros.

Páginas

Suscribirse a Opinión