Opinión

El sonido de la muerte

Ayer caminaba por la avenida Michigan en el centro de Chicago y frente al lago se realizaba el espectáculo anual de aviones  en el que participan aviones de la Fuerza Aérea  y  en el que realizan infinidad de  piruetas, evento  al que acuden miles de espectadores.  Cada vez que sobrevolaban el centro de la ciudad un sonido tétrico y  horroroso se estancaba entre las calles y los rascacielos produciendo  un eco que aceleraba el corazón y que paralizaba a las multitudes que en verano pasean por el centro de la ciudad, un sonido aterrador: el sonido de la muerte. 

Qué tiene de autoridad intrínseca la ley moral

La sociedad política autoritaria cree que hay obligaciones universales. Cree en principios. Estos principios están fuera de todo tiempo y lugar, y no pueden ser medidos a capricho de las gentes, porque o bien son mandatos de Dios, o bien son tan naturales como los humanos, y por ende no hay por qué justificarlos. En Bilbao a un matador de toros que despreció las banderillas adornadas con los colores de la ikurriña, y sacó de su esportón otras con colores de la bandera española, dijo que lo hizo porque sus principios le impedían aceptar otros colores, dado que, ante todo era español.

El futuro es hoy. ¿Tú que vas a hacer?

El Mañana, vuelva Vd mañana, de Mariano José de Larra, se repite como si de una mantra maléfico se tratara, inundando los corazones en el mayor de los desánimos, porque el triste presente angosta la alegría y cercena cualquier esperanza de un futuro necesario. Ese mañana, ya es hoy. Y ¿Qué va a ocurrir?, en este ahora en el que la conciencia se despierta ante la grave realidad de la falta de respuestas a las urgentes necesidades esenciales que nos aquejan.

Páginas

Suscribirse a Opinión