Ciudadanos lanza su campaña #StopOkupas el mismo día que veta la Ley de Vivienda de la PAH

Cartel de la campaña de Ciudadanos (C´s) contra los "Okupas"

Como bien comenta , "la campaña de Ciudadanos es una campaña de defensa de la especulación y los bancos, no de defensa de los barrios. En los barrios de Madrid, la PAH ha evidenciado que sin la ocupación de pisos de bancos, miles de familias estarían en la calle". Efectivamente, la mayoría de las familias que okupan un piso vacío no cuentan con vivienda propia porque nunca la disfrutaron o ya fueron desahuciados de la suya por la denuncia de un banco, la orden de un juez, y al amparo del bloqueo de PP y C´s de la Ley de Vivienda de la PAH en la Mesa del Congreso. Las situaciones de inseguridad inspiradas en películas como "Pacific Height" o su traducción al español "De repente un extraño" son la excepción, no la norma. La "narco okupación" de la que habla Ciudadanos, u okupación de pisos por mafias que trafican con drogas e intentan además echar a los vecinos con todo tipo de estratagemas parecidas a las practicadas por el desalmado inquilino protagonizado por Michael Keaton son algo residual. Lo común son pisos vacíos propiedad de bancos y herencia de constructoras en quiebra o incautados sin dación en pago. Ciudadanos defiende los intereses de la banca o la propiedad privada antes que cualquier otro derecho constitucional, como de costumbre, y azuza el monstruo del miedo y de la inseguridad ciudadana con casos de okupaciones violentas anteriormente amplificados por programas sensacionalistas en la televisión.

Pero no solo eso. El partido de Albert Rivera saca su campaña del miedo que hace mutar a las familias en riesgo de exclusión en "narco-okupas" el mismo día en que se une al veto del PP para evitar que la Ley de Vivienda de la PAH se debata en el Congreso. Desde la Web que amplificaba las 5 propuestas por el derecho a la vivienda y contra los desahucios de la PAH nos informan hoy de lo siguiente: "se ha vetado una propuesta que nace para acabar con la ley actual de vivienda, una ley anómala e injusta que expulsa del sistema a las personas, que nos condena a la exclusión social y a la muerte civil y financiera. PP y Ciudadanos secuestran nuestra solución y deciden seguir apostando por los desahucios, la estafa en alquileres, y las deudas de por vida".