Oto Higuita

Colombia: un cambio lento y silencioso

Colombia está cambiando lenta e imperceptiblemente, se está transformando. Lo hace arrastrando consigo las viejas tragedias que como un fardo pesado hacen lento y silencioso el camino hacia el cambio. Tragedias que forjaron su particular historia entre conflictos y guerras, donde la muerte y el odio de clases se niegan aún a que cese la confrontación fratricida. Es el principal escollo que tiene que remover del camino.

¿Se atreverá Trump a ordenar una invasión a Venezuela?

Mientras en Colombia se avanza en un Acuerdo de paz entre el gobierno y una de las últimas guerrillas levantada en armas contra un Estado con un récord histórico de opresor, criminal y corrupto que tal vez ninguno otro en la región supera, ni siquiera las más sanguinarias dictaduras del Cono Sur; la República Bolivariana de Venezuela es seriamente amenazada por la primera potencia imperial del mundo, acudiendo a su vieja política del garrote, invasión o golpe de Estado.

El triunfo del miedo y el fanatismo religioso en el plebiscito del 2 de octubre en Colombia

La sociedad colombiana se hunde cada vez más en un estado de incertidumbre, zozobra y miedo que amenaza guerra civil. Esta nunca ha sido descartada por quienes hoy aparecen nuevamente triunfantes con el No en el plebiscito, el Centro Democrático y su populista y manipulador vocero, Alvaro Uribe Vélez, por una diferencia pírrica, la misma extrema derecha restauradora que transita a lo largo de la historia hoy con su discurso venenoso del miedo y el fanatismo religioso sobre los acuerdos alcanzados.

Páginas

Suscribirse a Oto Higuita