Javier Del Valle Monagas Maita

Los zapatos de Maduro

Muchos a veces, creemos que la realidad es solo lo que se circunscribe a nuestro rededor y nuestros intereses particulares.  Incluso algunos llegamos al extremo de considerar que todo está bien, y está bien hecho por qué los beneficios nos resuelven nuestras carencias y nuestras dudas. Nos cegamos de egoísmo y hacemos invisible  a los demás y sus vivencias.

¡...pero tenemos patria!

El sentido de pertenencia, es un nexo muy importante y necesario para que el ser humano establezca una relación amorosa y de protección hacia su entorno, territorio, estado, nación. Siendo así, se asume esta relación como el nexo del hijo con la madre y viceversa. Para defender algo, primero hay que asumirlo como sentido y, parte del necesario equilibrio emocional que nos motiva.

Nuestra libertad es peligrosa. Por ella nos quieren asesinar

Aunque reconozco que no existe, ni existirá la libertad absoluta, si puedo decir que desde 1999, puedo disentir, coincidir, apoyar o rechazar cosas y personas a viva voz y sin temor. Cosas, que anteriormente me eran impuestas a la fuerza.

Privadamente si podía  disentir.  Pero el peligro de perder la vida en el intento o la poca libertad, de ser sometido, que nos dejaban, impedían trasladar el pensamiento a la boca.

Poder popular, poder originario. Los constituidores

(En primera persona)

      Como un mortal más de este pueblo terco irreverente, anti imperialista, anti religioso, anti dioses, anti sionista, anti capitalista, anti mercenario, anti genocida, anti holocausto  amañado judío y muy, pero muy respetuoso del derecho ajeno, debo decir que reconozco mi culpa como uno más del colectivo popular, en los daños que el Sion imperio económico capitalista nos hacen a los pueblos.

Páginas

Suscribirse a Javier Del Valle Monagas Maita