Francisco Tomás González Cabañas

El cupo pobre

La presente propuesta funge como primer movimiento, primera instancia, para la aplicación del “voto compensatorio” (definición teórica por parte de quién suscribe de establecer una valoración diferente en la emisión de su voto, más elevada del común o del resto, de quién se encuentra en situación de pobreza o marginalidad).

La democracia es errancia

“Según el pensamiento de la errancia, la identidad no se halla en la raíz sino en la relación. Puntos de partida de esta concepción son los conceptos de rizoma y nomadismo de Deleuze y Guattari. Es en el pensamiento del rizoma –noción que se opone a la de raíz única y totalitaria– donde un autor como E. Glissant ubica el comienzo de lo que él denomina una poética de la relación, según la cual toda identidad se despliega en una relación con el Otro.

Aún no hemos recuperado la democracia

La principal razón argumental , es la que se sostiene mediante el dato objetivo, concreto y palmario, que todas las repúblicas que dicen haber recuperado el sistema democrático imperante, tras los aciagos tiempos de las dictaduras cívico-militares, resolvieron tal recuperación, convocando a elecciones y no, como debiera haber sido en una recuperación real y manifiesta, en devolver al poder, a los que fueron elegidos y echados ilegítimamente por quienes depusieron los diferentes gobiernos, para instaurar gobiernos de facto.

Comunicamos mal

La prueba contundente de lo que afirmamos, es que en los tres poderes del estado, constituidos, como instituidos, se prescinde del concepto de comunicación que no solamente tiene relación con prescindir de servicios comunicacionales que le podría prestar un profesional o quién oficie de comunicador, para dejar tal tarea en manos de amigos, familiares o entenados, cuando no, ellos mismos, en modo selfie, emitiendo el certificado de defunción a la ya nefasta y fascista “gacetilla de prensa” para dar nacimiento a esta epocalidad de imágenes casi automatizadas de móviles inte

Los misiles que salen desde Tiqqun

El término que dio origen a una publicación francesa,  es la transcripción afrancesada del vocablo de origen hebreo Tikún Olam, un concepto de uso frecuente en el judaísmo tradicional empleado en la tradición cabalística y mesiánica, que significa (todo al mismo tiempo) reparación, restitución y redención, y que recuperan en gran parte, y entre otras, la concepción judía de la justicia social.

El pago a Caronte o la prueba, atávica, de la corruptibilidad democrática

El barquero, al que había que pagar (con un óbolo materializado en moneda) para ser conducido, una vez muerto, al Hades, cobra una repercusión tardía, merced a que es producto del fenómeno democrático griego. La aristocracia, tenía a Hypnos o a Thanatos, no necesitaban demostrar, mediante una moneda en el rostro, que algo más tenían que comprar, una vez terminado sus días en la tierra.

Suscribirse a Francisco Tomás González Cabañas