Irán tacha de ‘insulto a derecho internacional’ sanciones de EEUU

Irán rechaza las nuevas sanciones de EE.UU. a varios de sus bancos, que considera un insulto evidente a los mecanismos del derecho internacional.

“Esta medida se debe al odio ciego y el gran rencor que siente el Gobierno estadounidense hacia la nación iraní, y constituye un claro agravio a los mecanismos del derecho internacional”, que debe enmarcarse en la “guerra psicológica” lanzada por Washington, ha subrayado hoy miércoles el portavoz de la Cancillería iraní, Bahram Qasemi.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció el martes nuevos embargos por “patrocinar el terrorismo” a 22 corporaciones y bancos iraníes, de los que afirma que forman parte de una red de negocios que financia a la Fuerza de Resistencia Popular de Irán (el Basich).

Qasemi ha recordado el fallo emitido en septiembre por la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, en el que se se ordena al Gobierno estadounidense evitar cualquier nuevo acto que agrave la disputa con Irán provocada en mayo con la salida de Washington del acuerdo nuclear y la reanudación de las sanciones a Teherán.

Las violaciones por EE.UU. del derecho internacional, ha agregado el portavoz, no afectan sólo a los intereses del pueblo iraní, sino que amenazan también la estabilidad y la seguridad mundiales.

El diplomático persa ha señalado que las nuevas sanciones estadounidenses se imponen pese a que la República Islámica está colaborando con la comunidad internacional para crear una base que permita defender los intereses iraníes tras la “salida ilegal de EE.UU. del pacto nuclear”.

El portavoz de la Diplomacia iraní ha acusado por otra parte a Washington de “hipocresía”, por obstaculizar los contactos comerciales y económicos de Irán, y de modo general sus relaciones con otros países, mientras se jacta de defender al pueblo persa.

Todas las entidades sometidas a las nuevas sanciones están estrechamente vinculadas a grandes industrias iraníes, como la minería y la producción automotriz.

La Unión Europea (UE), uno de los principales aliados de Washington, se ha opuesto a los embargos estadounidenses a Teherán y ha prometido cooperar con Teherán para salvar el pacto nuclear y burlar las restricciones económicas de EE.UU.

ftm/mla/snz/mjs