El estado de Washington decreta la abolición de la pena de muerte

12/10/2018

“Dada la forma en que se impone, la pena de muerte tampoco cumple ningún objetivo penológico legítimo”, ratificaron los jueces de la Corte Suprema de Washington.

Interior de la Corte Suprema del Estado de Washington / Wikimedia

La Corte Suprema del estado de Washington (noroeste de EEUU) anuló este jueves la pena de muerte de forma unánime, al considerarla como una violación a su constitución y por ser “racialmente sesgada”.

“Dada la forma en que se impone, la pena de muerte tampoco cumple ningún objetivo penológico legítimo”, ratificaron los jueces en Seattle.

De esta manera, el tribunal transformó a cadena perpetua las sentencias de las ocho personas condenadas a muerte, convirtiendo

“La Corte deja perfectamente claro que la pena de muerte en nuestro estado se ha impuesto de una manera arbitraria y racialmente sesgada, y se ha aplicado de manera desigual sin servir como justicia criminal”, sostuvo el gobernador del estado, Jay Inslee desde la capital del estado, la pequeña ciudad de Olympia, al conocer la noticia.

El camino hacia la supresión de la pena capital en el estado no ha sido fácil. En el año 2014 el gobernador Inslee decretó una moratoria de las ejecuciones, al tiempo que establecía Comités de evaluación e investigación de su aplicación. El pasado año, el fiscal general del estado, Bob Ferguson, presentó un proyecto legislativo para establecer legalmente su abolición. Sin embargo, una reñida votación que rompió la disciplina de voto de los partidos, arrastrando posiciones favorables a la abolición de la pena entre los legisladores del Partido Republicano, no logró establecer su supresión por la vía legislativa por un estrecho margen.

Sin embargo, una nueva vía para su anulación llegó de la mano de un recurso interpuesto ante la corte Suprema estatal de Washington que ponía en cuestión que el sistema de aplicación de la pena de muerte se adecuase a los valores constitucionales.

La anulación de la pena de muerte no tiene por qué suponer su total supresión en el estado de Washington. Al tratarse de una pena vigente a nivel federal, los crímenes considerados de ámbito superior al estatal podrían continuar siendo condenados con la pena capital.